26.8 C
Zacatecas
jueves, 26 mayo, 2022
spot_img

Omar Lemus, la instrucción distinguida

Historia y Poder

Más Leídas

- Publicidad -

Por: MIGUEL ÁNGEL AGUILAR •

Omar Lemus es uno de los artistas plásticos zacatecanos más deslumbrantes de que se tenga memoria y su trayectoria se enviste de diplomas, viajes, cátedras e instrucciones en donde aparece la originalidad, el barrunto de nuevas voces y nuevas líneas que han de afianzar la línea esplendorosa de las artes plásticas mexicanas.

- Publicidad -

Fresnillo a sus 14 años le dio la idea, dibujar, pintar, acercarse al cumplido de tener siempre mucha dignidad parta aprender y ahí estaba entre las audiencias tomando nota de cómo ser de los mejores para entregarse a cursos, talleres, exposiciones, nuevas ideas en la misión de instruir y siempre alegres, dinámicos, propios del parentesco gigante que tienen los pintores zacatecanos con las artes plásticas del mundo.

En una de las reuniones continuas en la mesa editorial con el escritor Juan José Macias lo conocimos: su buena plática sobrepasaba cualquier semejanza con lo mejor del jerásimo de Jalpa el Valedor de Mojarro, bueno para plantear temas y desarrollarlos y Lemus haciendo gala de ser muy bueno en eso: metódico, hábil, participativo, regocijado por las aventuras, preceptivo ante los desmanes de la violencia que aun florea por las calles mexicanas, interesante en cualquier tema, buen oidor y veedor y sobre todo, dicharachero y regalón de anécdotas y holgorios.

Ahí nos dimos cuenta de su gran sabiduría y portento en la pintura: si sus amigos de primera línea son los escritores fresnillenses apostados por precaución y por tintes profesionales en la ciudad hermana de Zacatecas, el portal entonces es inmenso pues se abrieron júbilos gozosos como la invitación de uno de los mejores maestros de la pintura nacional y mundial como Manuel Felguérez, Omar ganó premios y becas, viajes y sobre todo exponer en las grandes galerías, vender su obra, abrir nuevas escuelas de pintura, relacionarse ampliamente, ser feliz ante todo.

De eso se trata: se busca la felicidad de una población que constantemente es sermoneada y castigada por políticas públicas que nos dieron de la trampa todas sus aristas: desempleo, carestía, violencia desatada, el cementerio clandestino, las casas de seguridad aterradoras, los pueblos arrasados, la desventura como señuelo, pero el artista, el creador, las alumnas, las artes todas hacen que renazca la dignidad, la nueva tendencia a no desperdiciarse, a creer que hay una salida.

Ese es Omar Lemus, un mexicano sobresaliente y que se la pasa en sus talleres enseñando y departiendo lo que aprendió y lo mejor:  usando nuevas técnicas que han de revolucionar los paradigmas de la pintura en el tercer milenio.

No ha sido fácil, se cree que vivir de la pintura es cosa fácil y nada mas incierto, pues se requiere de paciencia, de altos costos, de seguir aprendiendo, de entrarle a concursos, de saber ahorrar, de retratar una época, ser solidarios con los que sufren, los del mercado, lavanderas y carniceras, marchantitas que desde las montañas frías cortan nopales y zarambullos y van como pueden a las calles de la ciudad a perseverar el gasto. Son temas adláteres que conjugan la visión de un pintor que todo lo ve, que nada lo ignora y aunque su obra plástica parece una olla donde hay mole y chocolate recién horneado, Omar sabe cómo darle su tinte, su forma, su aporte.

Omar es descollante, aventado, digno y operador del espíritu colectivo de una comunidad artística total que incluye a poetas, filósofos, catedráticos de la historia, músicos y cartoneros, es decir, la estima codiciable de una gran comunidad de artistas únicos en nuestro México y sus pulgas.

- Publicidad -
- Publicidad -spot_img

Noticias Recomendadas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -spot_img

Últimas Noticias