9.8 C
Zacatecas
jueves, 1 diciembre, 2022
spot_img

Craquelarre, la revista

Más Leídas

- Publicidad -

Por: JÁNEA ESTRADA LAZARÍN •

Editorial Gualdreño 544

- Publicidad -

Craquelarre el nombre, se deriva de dos palabras: la primera, “craquelar”, que es la acción mediante la cual una serie de grietas se produce en algunas superficies, a veces de manera fortuita, como en los cuadros antiguos en los que se pueden ver estas huellas del tiempo; otras responden a un procedimiento controlado, es decir, la mano y voluntad del ser humano son decisivas para que aparezcan las grietas. La segunda palabra es “aquelarre” y alude a un grupo de brujas -primordialmente- y brujos que suelen reunirse para adorar a la diosa de la luna, a la diosa madre, mediante hechizos y conjuros. De la unión de estas dos palabras surge el que le da nombre a una revista digital enfocada a difundir temas de arte, cultura y sociedad.

Craquelarre, la revista, es orquestada por un grupo entusiasta de voces femeninas, muy jóvenes, interesadas en los fenómenos sociales relacionados con arte y cultura; y que en la necesidad de especializarse y profesionalizarse han encontrado una trama de relaciones interdisciplinares para tratar de comprender nuestro presente, sus manifestaciones humanas, los acontecimientos que -como el paso del tiempo- van dejando huellas en el lienzo de nuestra historia, craquelándolo y provocando su transformación constante.

Qué interesante me resulta comprobar que estas nuevas generaciones van encontrando formas siempre novedosas de relacionarse con los otros (con “les otres”) privilegiando el diálogo y la concordia. En medio del caos de la pandemia, del encierro del 2020, la oportunidad de comunicarnos de otra manera a través de plataformas como Zoom, nos dio a todos también la posibilidad de comunicarnos de una manera distinta, de hacer una especie de aquelarres metafóricos para adorar no necesariamente a la luna, pero sí al conocimiento de lo otro, del otro (e), de lo distante, de lo que no podíamos ver de manera presencial… para seguir en contacto, aprendiendo, e incluso, para aminorar el miedo. 

Derivado de lo anterior surgió también la posibilidad de que las instituciones educativas y culturales empezaran a generar nuevas opciones de capacitación; a distancia y mediante dispositivos electrónicos encontramos la forma de seguir con los procesos educativos. El Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura a través de la Coordinación Nacional de Literatura, diseñó una estrategia de capacitación a distancia, como el de Periodismo Cultural para Jóvenes, que tuve la fortuna de impartir durante varias semanas este año; digo fortuna, porque eso me permitió conocer a un grupo de jóvenes de diferentes partes del país, interesados en hablar de arte y cultura y que ya estaban ocupándose de hacerlo desde sus diferentes espacios de convivencia. Conformamos equipos de trabajo para que generaran proyectos más estructurados y uno de ellos, integrado por mujeres, es el que recientemente lanzó este mes de septiembre el primer número de su revista digital Craquelarre. ¡Bravo!

El equipo está conformado por Michelle Rosellón, artista visual, estudiante de ciencias políticas y administración pública; Binizaa Mariana, comunicóloga especializada en el desarrollo, gestión cultural y artística, interesada en la investigación de los fenómenos sociales; Linneth Santana, socióloga investigadora, orientada a temas de violencia, género y representaciones sociales; y Yazmín Matías Santiago, estudiante de humanidades, practicante de la enseñanza y aprendizaje de la lengua inglesa. Las cuatro trabajan de manera colaborativa y de forma horizontal; no hay autoridad mayor que la de su compromiso de darle forma a una publicación de buen contenido, cuidado, de calidad y que tiene en este primer número tres bloques temáticos: 1. Hecho en arte; 2. Ecos de sociedad; y 3. Bitácora cultural; en los cuales encontrará el lector artículos de artes plásticas, manifestaciones artísticas en el entorno urbano, grabado, poesía, historia y ciencia, entre otros.

Esta revista cultural ha sido construida con mucho compromiso y disciplina, que han llevado a sus directivas a poner bases sólidas para seguir edificando más números; segura estoy de que cada vez se involucrarán más voces hasta conformar un coro de jóvenes que nos harán unirnos y “conectarnos con otras mentalidades” habitantes en el gran lienzo de nuestra comunidad cultural. Pueden seguir a Craquelarre en sus redes sociales de Instagram y Facebook; este primer número de la revista puede descargarse en la siguiente liga: https://heyzine.com/flip-book/dac24d6d71.html#page/1

Felicidades a sus creadoras. Larga vida a Craquelarre.

Que disfrute su lectura.

Jánea Estrada Lazarín

[email protected]

https://issuu.com/lajornadazacatecas.com.mx/docs/lagualdra544

- Publicidad -
- Publicidad -spot_img

Noticias Recomendadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias

- Publicidad -spot_img