1.8 C
Zacatecas
miércoles, 30 noviembre, 2022
spot_img

La Jiribilla 24/09/2015

Más Leídas

- Publicidad -

Por: El Refranero •

“Suerte te dé Dios,
que el saber poco te importe”

- Publicidad -

UNO: Informes de gobierno y los reinos de la fantasía.

DOS: Servicios de Salud: “La misma gata…”

TRES: Juchipila deja ir recursos de la Conafor.

 

UNO: “El amor es eterno mientras dura”

Aunque en los municipios zacatecanos persisten calles sin pavimentar, comunidades olvidadas, familias marginadas, abuso en obras suntuosas y desprecio de las necesarias… los informes de gobierno en las administraciones municipales son eventos espléndidos.

Oh sí.

Con el boato propio de las fiestas de quinceañera, por lo general en estos actos se reparten costosas invitaciones y ejemplares de papel couché con más fotos que texto.

Y más rollo que hechos.

Además, ningún presidente municipal se atreve a hacer autocrítica.

Viven en el reino de la fantasía.

Para los gobernados, en cambio, las palabras bonitas dejan de serlo cuando la realidad se les estrella en la cara.

 

DOS: “De todos modos Juan te llamas”

Trátese de dirección o de secretaría, los Servicios de Salud del estado de Zacatecas siguen dejando mucho qué desear.

Ni pa’ dónde hacerse.

Los críticos insisten en que el argumento de que ahora se tendrán más recursos se invalida cuando no se combate la corrupción interna.

Y cuentan que la Secretaría de la Función Pública nomás sirve para hacer programas de radio.

Aparejado con la búsqueda de más recursos debe ir el compromiso de administrar los recursos con eficiencia y honradez.

Pero de veras.

 

TRES: Felipe Ibarra: “Suerte te dé Dios, que el saber poco te importe”

A propósito del comentario que en este espacio se hizo este lunes en torno a la nula capacidad de gestión de los presidentes municipales priístas, llegó una reacción bastante airada desde Juchipila.

Nos comunican que su presidente es más orgullo herido que acciones.

Ante tres plagas de mezquite que acaban con esos árboles, la Comisión Nacional Forestal envió primero un especialista y después programó una cuantiosa bolsa de recursos para acabar con el problema.

Sólo hacía falta la cooperación del gobierno municipal.

Sin embargo el presidente Felipe Ibarra mandó de retache el dinero que porque en el oficio de la Conafor no venía su nombre, sino el de un representante de los dueños de mezquitales.

Tan sentido.

Así de plano no se puede.

Pa’ qué es más que la verdad.

 

[email protected]

@ElRefranero_ljz

- Publicidad -
- Publicidad -spot_img

Noticias Recomendadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias

- Publicidad -spot_img