15.8 C
Zacatecas
sábado, 28 mayo, 2022
spot_img

Además de traidores, una derecha corrupta y decapitada por voluntad propia

Más Leídas

- Publicidad -

Por: BENJAMÍN MOCTEZUMA LONGORIA •

Tratándose de la reforma energética, la derecha corrupta de México subió al ring a pelear contra, y a favor de, un fantasma y a celebrar como triunfo una derrota contundente y profunda. Ni los monopolios de la comunicación alineados a transnacionales pudieron echar las campanas al vuelo más de 12 horas.

- Publicidad -

Esa derecha se rehúsa a reconocer que les fue muy mal. Sólo apuesta, con mala fortuna, culpar de una campaña de odio que no existe, de persecución y linchamiento por llamarlos traidores a la patria. No encuentran el nombre que les gustaría portar con “honor”. No lo hay. Son traidores a la patria. Desglosemos:

Casi al inicio del gobierno de la 4T, se aprobó una reforma a la Ley de Energía, con propósitos fundamentales de retirar argucias de autoabasto, en las que aparecieron, en el papel, como productores de energía a Wal-Mart, Oxxo, Femsa y otras empresas que reciben el servicio con subsidio.

Retira la priorización de subir a la red eléctrica la energía producida por los extranjeros como Iberdrola (mucha de la cual es sucia) dejando para complementar la que produce la CFE (que casi en su totalidad limpia).

Obliga a los privados pagar el transporte (porteo); pues la red, reparación, ampliación y mantenimiento corre con costo a la CFE. Para los privados es gratis. El presidente pone el ejemplo de un privado que produce energía en Tamaulipas y la vende a Guatemala, costo de transporte a cargo de la CFE, sin retribuirle nada a la paraestatal.

Esas reformas fueron paralizadas, al día siguiente, por la velocidad inusual de amparos de inconstitucionalidad. El presidente envió nueva iniciativa, ahora a la Constitución. Hubo amplias ponencias, discusiones y debate formalizados en el Parlamento Permanente y es la que se discutió. Pese a que obtuvo mayoría de votos se desechó el Domingo de Resurrección, porque ocupaba 2 terceras partes por tratarse de reforma constitucional.

Hasta entonces, la derecha reconocía como legislación vigente las reformas de Peña Nieto. Olvidaron que López Obrador había logrado sacar adelante una reforma de la ley reglamentaria, atascada por los amparos. La suprema Corte de Justicia de la Nación le dio vida al declarar, días previos, su constitucionalidad. Por tanto, se cayeron los amparos y entró en vigor.

Así, la derecha defendió con todo la ley de Peña Nieto, la misma que se aprobó con sobornos. Pero esa ya había muerto. Ya no estaba a discusión, estaba vigente la primera de López Obrador y rechazaron la segunda que, en realidad, era la misma sólo que a nivel constitucional. Por eso, la derecha defendió un fantasma y peleó contra otro fantasma.

Ávida de aciertos políticos, confundió la derrota como triunfo, transparentó su traición a los mexicanos al exhibir públicamente, en transmisión en vivo, en directo y de manera irrefutable, su maridaje con las transnacionales. Aun así, y con probables sobornos, celebró un falso triunfo pues entró con todo vigor la primera reforma de AMLO.

Dos lozas más enterraron la reforma de las transnacionales (Peña Nieto): la reforma a la ley minera que excluye a la iniciativa privada nacional y extranjera sobre el Litio, mineral que ayudará a la transición energética y; la definición de la Suprema Corte de excluir de competencia a un organismo de la INICIATIVA PRIVADA que pretendía regular las operaciones del organismo PUBLICO: la CFE.

Las evidencias son claras: una oposición con actitud dependiente y entreguista con el extranjero que, por lo mismo, deviene en traición a su patria, no sólo porque espera y permite que le dicten agenda, sino porque sus propuestas se encaminan a favorecer intereses ajenos por sobre los nacionales.

Tenemos una oposición parasitaria que no defiende un proyecto social propio, sólo pretende un trasplante diseñado en el extranjero. De acuerdo a esa perspectiva, la historia nacional, logros, conquistas y aspiraciones no cuentan, representan un estorbo.

Se huele su exacerbado autoritarismo. Pero no han usado la fuerza coercitiva del Estado para imponerse a las mayorías, por la sencilla razón de que el pueblo les quitó ese instrumento represor y de sometimiento.

Combaten toda ciencia que explique lo social y produzca conciencia. En cambio, refuerzan la propaganda vestida de información, con métodos de distorsión, descontextualizar, falsear y abiertamente mentir y que sea el embuste el que defina los temas de la discusión y debate nacional. Tienen como única arma del debate la falsa conciencia, la enajenación y en acusar de lo que son.

Datos adicionales: en electricidad mexicana intervienen empresas estadounidenses, españolas e italianas (naciones de la OTAN). En el Litio una empresa china, no da moches ni usa “cabilderos” y tiene competencia militar, política, ideológica y comercial con las primeras. ¿Curioso? Da para entender las posturas parciales de nuestra derecha contra Rusia en el caso de Ucrania.

- Publicidad -
- Publicidad -spot_img

Noticias Recomendadas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -spot_img

Últimas Noticias