25.8 C
Zacatecas
sábado, 28 mayo, 2022
spot_img

Luis Rolando, ¡el pintor de pintores!

Historia y Poder

Más Leídas

- Publicidad -

Por: MIGUEL ÁNGEL AGUILAR •

Es muralista, es pintor de caballete, es maestro de maestros, es un formador nato y es un genio: su nombre Luis Rolando Ortiz Rodríguez y es nuestro motivo, nuestro emblema, nuestra alegría por Fresnillo, Zacatecas y todas sus ciudades musicales y pintorescas.

- Publicidad -

La pintura es cosa seria en Zacatecas, es cuna de muchos artistas de renombre mundial, eso cuesta, le ha costado al pueblo zacatecano parir a grandes artistas que ya ni nos cuesta repetir su osadía, si Felguérez, si Goitia, si los hermanos Coronel, es más, hasta Omar Lemus, que encabeza una generación radiante, tipo Ivan Leaños, que en dos ocasiones han dado cátedra en Italia de cómo trabajar en conjunto y hacer murales y exposiciones de alto calibraje.

Aquí el tema que nos ocupa y nos preocupa y nos aliviana es Luis Rolando, un día el escritor Juan José Macías me lo sentenció: Luis Rolando y su señor padre es quien más sabe del fotógrafo universal Pedro Valtierra, sabe datos muy profundos y que le hablo y que me conmociona con su información de primera mano y efectivamente, Valtierra se estremeció de cuánto lo quieren en su terruño, sin abusar de ser víctimas de un mundo desigual, sino fenómenos reales y estremecedores de la dinámica crucial de un pueblo como Fresnillo y sus hijos consonantes.

Lo más fregón y enaltecedor de todo este maneje es que Luis Rolando es un artista de verdad deslumbrante, sus obras son la continuidad de un espíritu que ha acordado llegar al corazón de los hombres y mujeres del mundo, Luis sabe vender su obra, colocar su voluntad, ser popular y valiente, sencillo y emotivo, nunca la confusión, siempre la norma que nos cautiva, nos enaltece, nos agrupa a todos.

No es un depredador emocional como otros que se sienten consagrados en la cúspide del dinero o de la fama hueca, Luis Rolando es hijo de un pueblo que en la ruta chuletera dijo ser el más franco de una nación que amó los momentos felices y repartió tortillas con frijolitos negros entre la banda y su capacidad de percepción, de tenerlo frente a nosotros como un artista excepcional y siempre atento y alegre y memorioso.

Vaya pues nuestra infinidad de cosas buenas que irradian y enaltece y nos aglutina: Luis Rolando el pintor más emblemático de una ciudad y sus soportes cotidianos: el miedo, la esperanza, la altivez que nunca se pierde y se conjuga con otros grandes artistas que le dan a la vivencia infinidad de colores y enseñanzas que nunca se olvidarán al paso de los tiempos.

Salud Luis Rolando, la meta es esa, departir, seguir siendo como eres, amar a una ciudad y a un estado que te mira enaltecido y radiante y rebelde.

- Publicidad -
- Publicidad -spot_img

Noticias Recomendadas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -spot_img

Últimas Noticias