12.8 C
Zacatecas
jueves, 6 octubre, 2022
spot_img

Prevén la clausura de varias escuelas por no garantizar condiciones de seguridad

Más Leídas

- Publicidad -

Por: SUSANA ZACARÍAS •

■ Más de 400 planteles educativos serán verificados por Protección Civil y Bomberos

- Publicidad -

■ Importante, que personal de instituciones se capacite en manejo de emergencias: Ramírez

Las instituciones que conforman el sistema de educación básica que se localizan en Fresnillo, se someterán a una inspección por parte de Protección Civil y Bomberos para evaluar las condiciones en las que se encuentra la infraestructura que alberga a miles de estudiantes de preescolar, primaria y secundaria para determinar si se consideran que representan un riesgo para los mismos.

Actualmente se realiza la sectorización de las más de 400 escuelas instaladas en el municipio para iniciar con la revisión, que se pretende inicie los primeros días del próximo mes.

La iniciativa de ejecutar la verificación a las instalaciones surgió tras los acuerdos que lograron la unidad municipal de Protección Civil y Bomberos con los jefes de región tanto del área estatal como federal de la Secretaria de Educación en Zacatecas (Seduzac) instaladas en Fresnillo.

Pedro Jaime Anzures Saucedo, jefe de región 02 federalizada de la Seduzac, fue quien solicitó que se emitieran los dictámenes de las instituciones educativas a su cargo, al igual que las escuelas que se encuentran en la región estatal, la que conforman un total de poco más de 400 planteles educativos.

Tras las mesas de trabajo, coincidieron en la necesidad de tener un diagnóstico de las condiciones reales en las que se encuentran las instituciones del área urbana y rural y con ello efectuar las gestiones para la creación o mejoramiento de los lugares que resulten señalados como riesgosos para los estudiantes.

Con los dictámenes generados por la instancia municipal se pretende reactivar el programa denominado Escuela Segura, donde los espacios educativos que reciban el apercibimiento de la autoridad municipal podrán acceder a recursos económicos para la adquisición del material y obras necesarias para garantizar la seguridad del alumnado.

Para la verificación a las aulas se tomará en cuenta desde la construcción del salón, calidad del material, localización de puertas y ventanas, así como otros elementos que los evaluadores de Protección Civil consideren peligrosos para los usuarios de los espacios educativos.

Al entablar pláticas con los coordinadores de la Seduzac en El Mineral, Anzures Saucedo aceptó que pocas son las escuelas que cuentan con señalización de seguridad, como son los letreros para marcar las entradas y salidas de emergencia, así como extintores, pero también reconocieron que los directores de cada plantel son los primeros responsables de omitir la colocación y uso de los mismos.

Para iniciar con el diagnóstico, las escuelas localizadas en las comunidades más lejanas a la cabecera municipal como Urite, El Águila y La Quemada serán las primeras en ser evaluadas; como consecuencia de la lejanía, se prevé que sean las que mayores observaciones presenten.

El coordinador de Protección Civil, Héctor Ramírez Villagrana, destacó que es importante que maestros, personal administrativo y conserjes reciban capacitación en temas como conatos de incendios, búsqueda y rescate, evacuación y primeros auxilios para actuar ante un posible episodio de emergencia escolar.

Además de las medidas para aplicar el plan de contingencias, los bomberos pretenden agendar un ciclo de conferencias con los diferentes temas de auto protección para los alumnos y personal académico en la totalidad de las instituciones educativas.

En caso de que la corporación municipal determine la clausura de algún plantel educativo, éste se sumaría a la escuela localizada en la comunidad de El Mezquite, la escuela telesecundaria estatal Francisco Goitia, la cual fue cerrada desde el pasado 30 de septiembre de 2014.

El dictamen que emitió la unidad municipal también fue avalado por el Colegio de Ingenieros, quien determinó inconsistencias en la construcción de las dos aulas que conforman la escuela. En una de ellas se presentó una deflexión de 10 centímetros que representaba un riesgo para los alumnos, que usaban el salón como centro de cómputo.

Además, la mala calidad de los materiales con los que se construyó el plantel fue fundamental para que se determinara que la única opción para la recién creada escuela fuera su demolición. Mientras tanto, los alumnos reciben clases en las otras escuelas que se encuentran en la comunidad.

La inmovilización de la institución educativa se originó porque el director de la telesecundaria, Sergio Eusebio Conseiro Lara, pidió la presencia de los peritos evaluadores porque el techo de los dos salones se encontraba en riesgo de colapsar y estaban en peligro constante los 59 alumnos.

Las expectativas de las autoridades escolares no son alentadoras ante la próxima revisión, pues la mayoría de las escuelas tiene una antigüedad superior a los 50 años y pocas son las que han efectuado mantenimiento preventivo a sus instalaciones, para incrementar la utilidad del inmueble a favor de la educación.

- Publicidad -
- Publicidad -spot_img

Noticias Recomendadas

Últimas Noticias