15.3 C
Zacatecas
jueves, 26 mayo, 2022
spot_img

Entre el cambio climático, el nuevo panorama político y nosotros

Más Leídas

- Publicidad -

Por: RICARDO BERMEO • admin-zenda •

El informe Civil Society Report, presentado en la COP22, comienza con una frase que genera resonancias profundas. En ella se lee… la “aterradora imagen de la ciencia del clima”, sobre el calentamiento global. (En otro momento, analizaré si esa vena apocalíptica es pedagógica políticamente o no, lo único cierto es que ése será nuestro futuro).

- Publicidad -

En la COP22, el resultado de las elecciones en EUA, perjudicará el Acuerdo de Paris, (insuficientes y duramente criticados). A juzgar por los nombramientos, el de Myron Ebell al frente de la Agencia de Protección Ambiente (EPA, por sus siglas en inglés), la principal institución de control y regulación ambiental federal, en Estados Unidos, entre otros datos, cabe esperar que el nuevo gobierno impulsara posturas anti-ambientalistas.

En paralelo a este problema, se esperan, consecuencias negativas para nuestro país, de otras decisiones ligadas a la deportación de 3 millones de latinoamericanos indocumentados (con antecedentes criminales), y de otras decisiones de política económica, lo que plantea complejas interrogantes a la grave situación nacional.

Analistas como Eduardo Gudynas, en un artículo titulado, “Pesadilla ambiental bajo Trump” concluye lo siguiente: “Por todo esto hay mucha preocupación sobre el estado ambiental de planeta. En 2016 se volverá a romper el récord en el alza de la temperatura media del planeta, y mientras tanto se repiten los eventos climáticos extremos, desde nuestros ciclones a la peor sequía que sufre California en el último milenio”.

Ante tales escenarios es importante tener muy claras las consecuencias para Zacatecas, por el grado de vulnerabilidad, en ámbitos tales como la producción alimentaria, la disponibilidad de agua, sequías e inundaciones, creación de empleos, pobreza, etc.

Recordaré brevemente, que las emisiones de GEI (gases efecto invernadero, según las más recientes mediciones de los científicos, indican que en 2016 sobrepasamos las 400 ppm -o partes por millón de CO 2-, y, los estudios indican que si rebasamos las 450 ppm., de CO2, (y estamos muy cerca), no se logrará detener el aumento de la temperatura por debajo de los 2°C. A lo que habría que agregar –encima- que si “las promesas actuales contenidas en el Acuerdo de París de 2015 (efectivamente se cumplieran), conducirán a un calentamiento de por lo menos 3,4°C.”

Más directamente, también habría que preguntarnos sobre las acciones emprendidas por los gobiernos de México y por las del gobierno estatal en Zacatecas, en estos dos frentes, y ante el riesgo de que por atender los segundos, evidentemente urgentes, se olviden los primeros, solo aparentemente “menos urgentes”.

¿Cómo enfrentar los graves problemas, que se agregan a los ya existentes, relacionados con las deportaciones de mexicanos (y latinos), y con los problemas económicos derivados de la nueva política norteamericana?

Pero también: ¿Cómo podemos impulsar la lucha para impedir la debacle climática? ¿Qué tipo de acciones ecológicas /climáticas, pueden ser eficaces en ese contexto político tan adverso, impulsadas desde la sociedad civil, para evitar que continúen arruinando el futuro de la sociedad que somos?

Tenemos que evaluar las políticas climáticas, tener un diagnóstico preciso del impacto del calentamiento global, especialmente cuando sabemos por ejemplo el alto nivel de consumo de agua de las compañías mineras, o, su no racional utilización en la agricultura de riego, etc. especialmente, si estimamos  que la crisis hídrica -y la desertificación- se encontrarán entre las consecuencias centrales del cambio climático a nivel regional.

Al mismo tiempo, tenemos que encontrar creativamente soluciones a las dificultades económicas existentes, derivadas de los problemas de empleo, informalidad y precarización, etc., ausencia de “soberanía alimentaria”, energética, etc., que serán agravadas por la presión de las personas que puedan ser deportadas.

Sin olvidar la crisis en los mecanismos de dirección de la sociedad, crisis de la representación política, crisis de seguridad, corrupción, impunidad, etc.

La única respuesta posible, es creando “desde abajo”, una agenda e implementando un conjunto de acciones capaces de hacer frente a los múltiples desafíos frente a lo que viene.

John Schellnhuber, director de la asociación europea de innovación pública-privada Climate-KIC., [para nada un actor de “izquierda”, lo que da que pensar], señalo en Frankfurt que… “No hay futuro para la producción de energía a partir de los combustibles fósiles […] Esto significa que cualquier tonelada de carbono que puede evitarse ahora, debe evitarse ahora.”, y agrega… “Parece una tarea pesada, pero será una revolución global”.

Al mismo tiempo, emprender acciones en el otro ámbito: economía social y solidaria, redes de apoyo mutuo, instituciones del común, etc.

Entrecruzar -desde ahora- la lucha contra el cambio climático, haciéndonos cargo de lo que Claudio Lomitz señala en su artículo “Recibir bien a la gente”… en donde escribe… “Si el gobierno y el pueblo de México reaccionan bien, habrán muchos beneficios morales, políticos y económicos para el país… [ ]… Es hora de inventar un sueño mexicano para los dreamers”.■

- Publicidad -
- Publicidad -spot_img

Noticias Recomendadas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -spot_img

Últimas Noticias