27.5 C
Zacatecas
sábado, 28 mayo, 2022
spot_img

La virgen del Patrocinio en Zacatecas: la historia de una devoción y su santuario

Más Leídas

- Publicidad -

Por: LIDIA MEDINA LOZANO •

La Gualdra 515 / Historia

- Publicidad -

La iglesia novohispana normada por la Contrarreforma, será la encargada de promover el culto a las imágenes marianas en todos los reinos españoles. Por ello varias de las recién fundadas ciudades en el siglo XVI estuvieron bajo el amparo de María, ejemplo de ello es Zacatecas que sus minas se descubren el día de la Natividad de la virgen. Su devoción desde el siglo XVI, se ha mantenido en una celebrada tradición por su fiesta que conlleva un profundo significado religioso e histórico y su capilla se encuentra en el santuario de la Bufa. La virgen de Nuestra Señora del Patrocinio es el título de una advocación mariana que se vincula a la intercesión que la Virgen María ejerce sobre sus devotos como amparo, protección y auxilio. El primero en promover la devoción fue el rey Felipe IV en el siglo XVII en medio del fervor inmaculista. Por ello, muchos territorios de la corona española toman a María como patrona y protectora bajo la advocación del Patrocinio. En un primer momento los conquistadores la designaron bajo la advocación de la Virgen de los Remedios de Zacatecas, y más tarde en las Cédulas Reales como Nuestra Señora de los Zacatecas. A partir de 1559 la ciudad recordará la Natividad cada siete y ocho de septiembre y su fundación desde 1593 se celebra con el paseo o saca del pendón. Una tradición anual que sigue vigente. La instauración para renovar el culto se promueve en el siglo XVIII por José de Rivera Bernárdez conocido como el segundo conde Santiago de la Laguna, quien renovó la antigua capilla en 1728, y que muy probablemente hubiera sido la primera que se erigió a la llegada de los conquistadores en el cerro de la Bufa. En esta primera reedificación se pretendió hacer de la virgen del Patrocinio un culto central, es decir, la virgen tutelar de la ciudad, que en palabras del padre Mariano de Bezanilla “amparaba y colmaba de bienes” al pueblo minero. Después de la muerte del conde en 1742 la capilla pasó al abandono decayendo la devoción y trasladándose la imagen a su capilla privada. Mas adelante, la renovación al culto la continuará el presbítero José Mariano de Bezanilla Mier y Campa, quien tenía una connotada preparación teológica y fue nombrado apoderado para promover los cultos de la virgen. Bezanilla escribió cuatro textos para promover la devoción dedicados a la virgen, entre ellos el conocido libro Muralla Zacatecana y por otro lado se encargó de materializar el santuario en los vetustos muros de la anterior capilla, generando la tradición de la devoción. Fue en 1795 cuando la obra fue terminada y la escultura de la Virgen pudo ser restituida al templo. Gracias al papel que ejercieron los dos promotores de la virgen, hoy en día Patrocinio sigue siendo la patrona principal de la ciudad y se conmemora junto con la fundación cada ocho de septiembre.

* Universidad Autónoma de Zacatecas. Unidad Académica de Estudios de las Humanidades.

https://issuu.com/lajornadazacatecas.com.mx/docs/la-gualdra-515

- Publicidad -
- Publicidad -spot_img

Noticias Recomendadas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -spot_img

Últimas Noticias