Rememoro a José Vicente Anaya

Rememoro a José Vicente Anaya

La Gualdra 463 / Dossier José Vicente Anaya

 

 

Rememoro a José Vicente Anaya como un ser humano cálido y jovial, un hombre que sabía ser amigo solidario y afectuoso, un camarada de las aventuras intelectuales y editoriales, pero también y en primer lugar, como un poeta con plena conciencia de serlo y del compromiso y responsabilidad ante la vida y la propia obra que ello implicaba.

Conocí a José Vicente en el año 1981 y desde entonces nos hicimos amigos. En una ocasión me dijo que luego de la desaparición del Corno Emplumado, revista que Margaret Randall y otros habíamos publicado en los años sesenta, él había tenido un sueño en el que se le revelaba que habría que hacerse una continuación del Corno, y que él debería hacerla. Esa revista fue Alforja, revista de poesía, que él fundó y codirigió durante doce años, con Jorge González de León y José Ángel Leyva, y en cuyo consejo editorial figuró también María Vázquez Valdez. En una ocasión escribió en Alforja: “[…] Todo lo soñado en El Corno Emplumado sigue teniendo vigencia y realidad. Es el permanente sueño de la utopía que también dio origen a Alforja, revista de poesía. Hoy tengo la certeza de una nueva vivencia: de que la poesía es un territorio vivible que puede ser habitado por poetas y lectores de poesía…”.

José Vicente fue uno de los fundadores del movimiento “infrarrealista” y fue el autor de uno de los tres manifiestos del grupo. De él dijo en una entrevista de 2014: “El espíritu de mi manifiesto es una actitud anarquista, libertaria, contestataria, rebelde ante cualquier opresión y censura. Así sigo pensando”.

Como editor de Alforja, José Vicente publicó también una serie de libros de poesía de diversos autores. Entre ellos destaca el libro Paños menores, de uno de los fundadores del grupo “Nadaísta” de Colombia, el laureado poeta J. Mario Arbeláez.

José Vicente fue jefe de redacción de la revista Memoranda, una publicación bimestral que patrocinaba el ISSSTE y que fue fundada y dirigida por Roberto Gallaga; publicó alrededor de 50 números.

Fue siempre diligente, imaginativo y solidario con todos los que hacíamos la revista. Realizaba entrevistas, redactaba textos y pies de fotos, planeaba nuevos números con Luciano Pérez, que era nuestro secretario de redacción. En varias ocasiones acompañó a Walter Reuter, fotógrafo de la revista Memoranda, que paralelamente publicó también una docena de libros.

Fue manifiesta su admiración por Efraín Huerta, Henry Miller, Antonin Artaud, Benjamin Peret, Ezra Pound y el epigramista Marcial, del cual publicó versiones hechas por él mismo, y también trabajó versiones de poetas chinos de la antigüedad clásica.

Por Margaret Randall conocí la obra primero, y luego en persona al poeta Allen Ginsberg, y también a los poetas del grupo “Black Mountain College”, así como a Robert Kelly, Jerome Rothenberg, Phillip Lamantia y muchos otros. Por sus amigos pintores conocí a los norteamericanos protagonistas del action painting, que también fueron publicados en la revista que tanto inspiró a Anaya… A principios de los años 60 algunos poetas beat llegaron a México…

 

 

https://issuu.com/lajornadazacatecas.com.mx/docs/la_gualdra_463

 

 

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ