Continúa sin ser denunciado el robo de cabezas de ganado en Fresnillo

Continúa sin ser denunciado el robo de cabezas de ganado en Fresnillo
El robo de los animales, además de ser un delito, representa una considerable pérdida económica para sus propietarios, pues cada animal tiene un valor de entre 12 a 15 mil pesos ■ FOTO: SUSANA ZACARÍAS

■ Sólo 20% de las víctimas de abigeato confían en las autoridades investigadoras: Guzmán

■ Afirman que este año las pérdidas son más grandes por la escasa venta de los ejemplares

■ Solicitan que se eleven las sanciones para las personas detenidas por la comisión del delito

 

Ante la difícil situación económica que se presenta en Fresnillo, y en mayor medida en las comunidades a consecuencia de la pandemia del Coronavirus, los ganaderos tienen que enfrentar un escenario complicado más: el robo de las cabezas de ganado que sigue sin ser denunciado ante las autoridades correspondientes por el desencanto a la impartición de justicia y los trámites burocráticos que se deben de seguir.

En los nueve meses que han transcurrido del año 2020, la Asociación Ganadera Local de Fresnillo cuenta con el registro de 72 sustracciones de cabezas de ganado, y las cifras son similares a las registradas en años anteriores, pero en este año las pérdidas son más significativas por la escasa venta de los ejemplares.

De la totalidad de los casos, sólo en 15 ocasiones los afectados acudieron ante la Fiscalía General de Justicia del Estado de Zacatecas para iniciar la carpeta de investigación con la esperanza de lograr recuperar sus ejemplares; es decir, sólo 20 por ciento de las víctimas de robo de ganado determinan confiar a las autoridades investigadoras la sustracción de sus hatos ganaderos.

“Sigue el problema latente de robo de ganado bajo la misma situación que años anteriores, ya los ganaderos lo ven de una manera normal aunque es una afectación grave y fuerte para las finanzas; los propietarios se sienten afortunados que el problema no se haya agravado durante la pandemia”, explicó Jorge Luis Guzmán Domínguez, presidente de la Asociación Ganadera Local de Fresnillo.

Reveló que de los 15 ganaderos que sí llevaron el proceso ante las instancias correspondientes, hubo buenos resultados, aunque fueron pocos pero reconoció que hay cosas positivas como la localización del ganado mediante el fierro de herrar; bajo ese tenor, el dirigente ganadero ha exhortado a los agremiados a presentar las denuncias aunque la respuesta de los afectados es que han perdido la confianza en las corporaciones.

EN LO QUE VA DE 2020, LA ASOCIACIÓN GANADERA LOCAL CUENTA CON EL REGISTRO DE 72 SUSTRACCIONES

La principal afectación de robo de ganado se ha registrado en las comunidades que colindan con el municipio de Valparaíso, zonas como Santa Bárbara, Santa Rosa, Guadalupe de Trujillo, La Soledad, San Pablo, Colonia Guanajuato y San José del Alamito son consideradas como foco rojo por el número de casos que desde hace varios meses se presenta en la región.

En estas comunidades, reveló Guzmán Domínguez, los delincuentes realizan la matanza o sacrificio del animal en áreas despobladas porque es más fácil trasladar la carne o la canal a comparación del animal vivo, mismo que por su fierro de herrar o arete de identificación, pueda ser detectado fácilmente como robado.

Los afectados han invitado a las autoridades municipales a que se realice una revisión a los establecimientos donde se comercializan los cárnicos y cuestionaron cómo es posible que el rastro de Fresnillo tenga poco número de sacrificios de cabezas de ganado y las carnicerías siempre estén en su máxima capacidad.

“Como representante de los ganaderos de Fresnillo, hemos determinado insistir para que nos escuchen en el problema que nos aqueja por el robo de los ejemplares, porque la ganadería es una de las fuentes que mayor derrama económica deja al municipio; somos más de 43 por ciento de los productores ganaderos de todo el estado y actualmente hemos sido afectados por los robos, necesitamos ser escuchados por las autoridades”, indicó.

Recientemente dentro de las asambleas que realizan, los ganaderos de las comunidades de Fresnillo manifestaron la exigencia de tener mayor atención a los casos de robo de cabezas de ganado. Entre las peticiones se solicitó que se eleven las sanciones para las personas que sean detenidas por la comisión del delito, ya que para los denunciantes perder su ganado provoca pérdidas económicas severas en su actividad comercial.

También reprocharon que al momento de detener a los presuntos autores de abigeato, sólo permanecen en prisión tiempos cortos, incluso menos de 24 horas; la autoridad ha justificado que en la mayoría de los casos no existe la denuncia que les permita detenerlos y por ello se ven obligados a dejar en libertad a los presuntos autores del delito.

Según estadísticas de la Asociación Ganadera Local de Fresnillo, durante los años 2018 y 2019, sus agremiados reportaron el robo de aproximadamente 90 cabezas de ganado en promedio. Uno de los acontecimientos más grave fue la pérdida de 30 animales, mismo que se registró en la zona conocida como Los Abrego. Las cifras no incluyen los demás casos de hurto de quienes no integran la agrupación de ganaderos.

Otro de los temas que se debatió fue el engorroso trámite para interponer la denuncia ante la desaparición de las cabezas de ganado, pues muchos de los delegados ganaderos explicaron que el procedimiento los ha obligado a callar la comisión del delito y en caso de establecer la querella es lento el avance de la investigación; ante ello, piden a las autoridades se comprometan a dar agilidad al proceso de investigación.

“Aparentemente desapareció la agencia especializada, pero en sí, se cuenta con un ministerio público que atiende de manera exclusiva los casos y cuando acudimos a interponer la denuncia se nos atiende y asesora para la integración de la carpeta de investigación”, explicó el líder ganadero de El Mineral, al referir que la falta de la agencia del MP especializada para atender el abigeato no ha sido limitante para el gremio que representa.

El robo de los animales, además de ser un delito, representa una considerable pérdida económica para sus propietarios debido a que cada animal tiene un valor estimado entre los 12 a 15 mil pesos según su peso, por lo tanto así sea una o varias cabezas de ganado, el daño es considerable en el patrimonio de los integrantes de la ganadera local; por el contrario estos animales son comercializados de manera ilegal con algunos introductores de ganado hasta por 3 mil pesos por semoviente.

A decir de los afectados, uno de los principales factores por los cuales se ha disparado los casos de robo es la falta de rondines y colocación de puestos de vigilancia por parte de las autoridades de seguridad, pues anteriormente elementos de la Policía Municipal vigilaban frecuentemente la mayoría de las comunidades, ahora ante la falta de policías y unidades motrices, la desaparición de las cabezas de ganado es más frecuente.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ