12.8 C
Zacatecas
miércoles, 27 octubre, 2021

Los perros en ’70 años no son nada’ [de José Esteban Martínez]

Más Leídas

La Gualdra 495 / Arte / Exposiciones

José Esteban Martínez es un artista zacatecano -fresnillense, para mayores señas- nacido en Cuernavaca por azares del destino y que hizo de esta tierra colorada su hogar desde que tenía 8 años de vida. La suya ha sido una labor de trabajo constante alrededor siempre de las artes; podríamos decir que sus estudios en artes visuales realizados en la UNAM fueron un detonador para explorar las múltiples posibilidades que, relacionadas con la imagen, se encuentran a cada paso en sus procesos creativos. Como diseñador profesional ha sido autor de diversos trabajos en el área editorial sobre todo enfocados a publicaciones para niños, de ello da cuenta su trabajo plasmado en aquella emblemática Enciclopedia Infantil Colibrí que tenía como objetivo primordial la promoción de la lectura; además de su labor como ilustrador, José Esteban ha incursionado en la producción de programas de televisión y en proyectos de divulgación científica y de cine; su capacidad de imaginar cómo las imágenes y los colores pueden influir en la construcción de historias es inagotable; muchos años han pasado ya desde aquella primera exposición que tuviera en la Galería Tierra Adentro de Bellas Artes, y con esta nueva muestra con la que celebra sus primeras 7 décadas de vida, efectivamente pareciera que el tiempo no pasa por él: sigue haciendo lo que le gusta, con un renovado y constante entusiasmo, con el gozo de encontrar en las formas y las pinceladas nuevas narrativas.

Pintar para él es tan vital como respirar; y en todo lo que hace su lenguaje está permeado de elementos lúdicos y de un profundo sentido crítico: nada en su obra es fortuito. Su agudo sentido del humor nos muestra que su obra es pensada no solo para despertar algarabía, sino para reflexionar sobre el sentido de las palabras generadoras de vida. No sé si lo hace, pero casi puedo imaginar que canta mientras pinta; en todo caso, sus lienzos tienen además esa otra característica: hay un ritmo perfectamente identificable, un ritmo José Esteban.

Su exposición 70 años no son nada, inaugurada el pasado 9 de septiembre en el Ex Templo de San Agustín es una muestra de su pasión por el color; en ella encontramos también una serie de elementos iconográficos muy interesantes. Además de sus ya tan reconocidos rostros, la presencia de figuras animales sigue siendo una constante; pero en esta ocasión, el protagonismo pareciera llevárselo la “actuación” de los perros. Hay una frase atribuida a Franz Kafka, que dice que “Todo el conocimiento, la totalidad de preguntas y respuestas se encuentran en el perro”, si esto es así, en la manera como estos animalitos están plasmados en la obra de José Esteban, seguramente el espectador encontrará varias razones para reflexionar y sonreír; y en estos tiempos, la risa resulta más que sanadora, indispensable; de ahí que seleccionamos algunas de sus pinturas en las que estos personajes aparecen: además de la obra de portada (Los perros buenos se van al cielo), Ciudad de perros, El baile del pingüino, El perro rojo, Nuestra señora de los santos conejos, un detalle de Santo cachondo, y dos piezas de la serie Insumisas Diabólicas, y que hoy compartimos en este espacio editorial para motivarlo a que asista a esta muestra que se encuentra actualmente en exhibición en la ciudad de Zacatecas. Felicidades, José Esteban.

https://issuu.com/lajornadazacatecas.com.mx/docs/la_gualdra_495

Artículo anteriorEl encanto del colibrí
Artículo siguienteUn paseo
- Publicidad -spot_img

Noticias Recomendadas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -spot_img

Últimas Noticias