8.1 C
Zacatecas
jueves, 2 febrero, 2023
spot_img

La armada invencible

Más Leídas

- Publicidad -

Por: ÓSCAR GARDUÑO NÁJERA •

Para nadie es un secreto en el panorama de la literatura mexicana actual: Antonio Ortuño es uno de los narradores mexicanos más representativos y más destacados. Tras de lo que acabo de señalar hay un montón de características no solo de su producción, la cual bastaría para darnos cuenta de lo valioso y trabajador que es (se ha ganado su lugar a pulso, con una constancia brava), sino de su calidad literaria: Antonio Ortuño tiene su propio sello narrativo, su voz auténtica, su estilo bien definido, y eso es suficiente para que sea un autor que ya no promete, porque sí era un autor que prometía hace algunos años, ahora ya lo ha hecho: ha cumplido las expectativas literarias a la que muchos apostamos, me incluyo.

- Publicidad -

Pasemos a la novela: “La Armada Invencible” (Seix Barral, 2022) se trata de una aventura heavymetalera bien narrada y con características que conviene señalar. De entrada tenemos a un personaje que a su vez hace de uno de los narradores principales (moverse en una primera persona tiene siempre sus ventajas narrativas): el famoso bajista Julián o Yulian Ortega. A mí, como lector, me habría encantado ser él, el Julián, Yulian y este es uno de los puntos más destacables de “La armada invencible”, te identificas con el narrador, lo comprendes, lo vives, lo sientes, independientemente de si te gusta la música heavy metal o no. 

Esto no es nada sencillo para un escritor: conseguir un narrador de tales dimensiones implica un conocimiento de la escritura, porque el Julián es un saco lleno de emociones encontradas, un auténtico loco que constantemente confronta su vida entre lo que tiene (realmente poco, se trata casi de un paria) a lo que realmente desea, ejercicio este que seguramente todos hemos hecho cuando tenemos un sueño o un deseo sin cumplir, o cuando se cumplió una parte de ese sueño o de ese deseo (en este caso relacionado directamente con el grupo “La Armada Invencible”), pero queda incompleto: aquí está una de las claves narrativas más importantes de la novela de Antonio Ortuño: cuando ese sueño o ese deseo cumple las expectativas para volverse realidad, dispara el “suspence” de la novela, pues a partir de que aparece un viejo amigo, el Barry, explota el detonante que lleva de la mano al lector a través de toda la novela. 

Pero no nos vamos a quedar aquí. Ortuño tiene una particular forma de narrar donde a simple vista parece poco compleja su escritura, sin embargo, cuando uno atiende a las voces narrativas y a sus expresiones y lenguajes de cada uno de sus deslumbrantes personajes, descubre que tras de cada palabra puesta existe el mismo tino que tiene el mejor de los francotiradores. 

Porque la novela está estructurada narrativamente de una forma que es efectiva; no obstante, también se debe atender, como lector, la parte decisiva del lenguaje: esa mezcla entre lo que parece sencillo en la escritura y lo que es realmente complejo, que Ortuño hace narrativamente de manera magistral: es agua que corre por el río y nadie la detiene. 

Ahora bien, decir que la novela se trata de la historia de “La Armada Invencible”, de unas cuantas canciones y de grupos representativos de Heavy Metal y de un reencuentro de amigos, me parece una de las lecturas más básicas. Tras del primer telón que nos presenta Antonio hay, a su vez, historias paralelas que se entrecruzan con el esqueleto principal de la novela. Por eso es importante el siguiente recurso narrativo de Ortuño: la entrevista. Y no solo porque la entrevista narrativamente permite muchos recursos, sino porque en “La Armada Invencible” transforma los tiempos de la novela para así abarcar presente y en algunos casos el futuro de los personajes desde distintas perspectivas: la entrevista es ese lente óptico que permite ver a los integrantes de “La Armada Invencible” desde fuera del espacio que ellos ocupan. Tal y como lo emplea Antonio Ortuño es un lenguaje más cercano a la narrativa cinematográfica porque los personajes se aprecian a sí mismos desde distintos puntos de vista, y porque son ellos mismos quienes narran a través de quien está entrevistando. 

Además, hay que señalarlo, la entrevista es uno de los textos que más se aprecian en la cultura heavymetalera, pues no hay manjar más exquisito que leer una entrevista de un metalero destacado donde te enteras cómo compuso tal canción o por qué dejó a tal grupo, etc.

Lo repito nuevamente: Antonio Ortuño es de lo más destacado de la narrativa mexicana, así que lléguenle a todos sus libros. Su narrativa es compleja desde lo simple y simple desde lo complejo. Parece una mala adivinanza o un juego de palabras. No lo es. Tendrían que acudir a las palabras de Ortuño para averiguar cómo demonios se consigue eso. Y les aseguro que no lo descubrirán, porque Antonio esconde muy bien sus secretos narrativos, no así sus gustos musicales, por lo que me parece que, dentro de toda su bibliografía, “La Armada Invencible” es uno de los trabajos más destacados y simbólicos de este autor de Guadalajara.  

- Publicidad -
- Publicidad -spot_img

Noticias Recomendadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias

- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img