31.4 C
Zacatecas
miércoles, 22 mayo, 2024
spot_img

■ Se han detectado muchas galaxias, gracias al tiempo y entusiasmo de personas alrededor del mundo

Resalta astrofísico la importancia de proyectos de ciencia ciudadana

Más Leídas

- Publicidad -

Por: ALEJANDRA CABRAL •

“La astrofísica es la ciencia que probablemente más se va a desarrollar en el siglo XXI”, señaló David Valls-Gabaud, astrofísico español miembro de la Asociación Astronómica Internacional (IAU), quien se encuentra en Zacatecas desarrollando, junto con la Unidad Académica de la Luz y la Materia (Lumat-BUAZ), un proyecto de recolección y caracterización de meteoritos.

- Publicidad -

La cuestión de si existen galaxias y satélites más allá de la Vía Láctea es un desafío científico y tecnológico importante para las teorías cosmológicas actuales, por lo que Valls-Gabaud explicó los esfuerzos en torno a la construcción de “un telescopio totalmente nuevo que va a ser sensible a esas hipotéticas galaxias”.

Este fue el tema de la conferencia que impartió en el Auditorio de Lumat-BUAZ, donde hizo hincapié en la importancia de los proyectos de ciencia ciudadana que son colaboraciones entre científicos y aficionados a la ciencia, mediante los que se han detectado e identificado muchas galaxias, gracias al tiempo y al entusiasmo de personas alrededor del mundo.

La página zooniverse.org es uno de los medios por los que las y los ciudadanos se pueden involucrar en distintos programas de ciencia ciudadana.

Para la identificación de galaxias existe una fase de entrenamiento en la que los ciudadanos aprenden a distinguir, por ejemplo, entre galaxias elípticas y galaxias espirales; se pueden cometer errores, sin embargo, debido a la ley estadística de los grandes números, las muchas observaciones de aficionados terminan por acertar en la distinción de la morfología de las galaxias.

Esta es la importancia de involucrar a más ciudadanos en los programas de investigación científica, subrayó Valls-Gabaud frente al cuerpo estudiantil y docente de la Unidad Académica de la Luz y la Materia con el que mantiene colaboraciones gracias a su estrecha relación de más de treinta años con Alejandro González Sánchez, astrofísico perteneciente a la BUAZ formado en la UNAM y en la Universidad de Sussex.

Proyecto de meteoritos

Respecto al método no destructivo para distinguir entre meteoritos y pedruscos, que han desarrollado Valls-Gabaud y González Sánchez, el español menciona que ya están terminando el artículo sobre este tema y se disponen ahora a entrar en la fase de recolección de meteoritos.

“Puedo predecir un éxito enorme a esta campaña aquí en Zacatecas”, añadió Valls-Gabaud, explicando que es algo que ya se ha hecho en Francia, Marruecos y Egipto, con excelentes resultados y un costo pequeño de inversión.

Para la formación de estudiantes de diversas disciplinas, este proyecto es especialmente beneficioso, describió Valls-Gabaud: “No solamente van a aprender a manejar estas cámaras de todo el cielo, a analizar esas imágenes con el software correspondiente, a calcular orbitas y luego a detectar los meteoritos en el campo. Después, pasarán a esta fase no destructiva de saber si hemos escogido algún meteorito o no en el que se pueden hacer análisis químicos sobre su composición”.

Importancia de hacer frente al cambio climático con métodos científicos 

Sobre la Sociedad Astronómica de Zacatecas, el científico español mencionó que realizan un destacado trabajo para concientizar a los ciudadanos zacatecanos de “donde estamos en el universo” y “lo frágil que es nuestro planeta”, por lo tanto, la importancia de no destruirlo.

Para Valls-Gabaud, la astrofísica es de tremenda importancia en el abordaje -a través del método científico- del inmenso desafío societal que implica el cambio climático, considerando que “Venus es nuestro laboratorio de comparación”, de lo que va a pasar en la Tierra con los gases de efecto invernadero. 

“Todos estos fenómenos que estamos ahora midiendo en la Tierra, ya los hemos detectado nosotros en otros planetas, aunque evidentemente cada planeta es distinto y no se puede extrapolar totalmente, pero tenemos grandes lecciones, modelos y observaciones”, explica el astrofísico.

Abonando a este tema, Valls-Gabaud expresó su deseo de que existan más estudiantes de ciencias físicas para hacer frente a estos grandes retos que tenemos como humanidad. El cielo se hizo (de) un azul denso profundo que no era negro, un azul que jamás haya visto con ninguna tonalidad de ningún artista”

Respecto al eclipse del pasado 8 de abril, David Valls-Gabaud expresó que fue para él una experiencia “maravillosa e impresionante” ver este fenómeno desde Durango, cerca de la centralidad, pues nunca antes había observado sin nubes, un eclipse total de sol.

“Y lo muy bonito de este eclipse fue ver la estructura de lo que llamamos la corona solar: una capa externa del sol que está a millones de grados de temperatura, muy muy tenue, muy poco denso, pero cerca del borde del sol; tiene unas estructuras producidas por la actividad del campo magnético, que yo pensaba que solamente se veían en imágenes de satélites o imágenes procesadas, y ahí las pude ver a simple vista”, detalló con emoción el astrofísico.

- Publicidad -

Noticias Recomendadas

Últimas Noticias

- Publicidad -
- Publicidad -