13.6 C
Zacatecas
jueves, 8 diciembre, 2022
spot_img

Empeoran las condiciones en los Ceresos de Zacatecas, de 2013 a 2014, según la CNDH

Más Leídas

- Publicidad -

Por: RAQUEL OLLAQUINDIA •

■ Situaciones “de gobernabilidad”, uno de los factores con retroceso más severo, informan

- Publicidad -

Las condiciones de estancia y seguridad al interior de los Centros Regionales de Reinserción Social (Ceresos) en Zacatecas empeoraron de 2013 a 2014, de acuerdo con la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH).

Este organismo publicó el miércoles el Diagnóstico Nacional de Supervisión Penitenciaria 2014 en el que analiza, en el territorio zacatecano, los Ceresos de Cieneguillas, tanto varonil como femenil, así como el de Fresnillo y la Cárcel Distrital de Ojocaliente. En todos hubo reducciones en su calificación, por lo que la media estatal también sufrió una caída al pasar de 6.47 a 6.04 puntos.

Cabe recordar que un año antes, de 2012 a 2013, se registró una mejora al aprobar la supervisión, pues se tenía un resultado de 5.70 y se alcanzó el de 6.47 referido. Sin embargo, un año después, esta calificación volvió a bajar, coincidiendo con la tendencia nacional en la que también se empeoró la puntuación.

Los índices referentes a los “aspectos que garantizan una estancia digna” de los internos, las “condiciones de gobernabilidad” y los “grupos de internos con requerimientos específicos” son los que presentan retrocesos más severos.

 

Suspenden 3 de 4 Ceresos en gobernabilidad

En el caso de la gobernabilidad, las situaciones más preocupantes están en el Cereso varonil de Cieneguillas y en el penal de Fresnillo, ambos con calificaciones por debajo de 5 puntos (4.76 y 4.86 respectivamente), aunque en Ojocaliente también se reprobó en este sentido. Destaca que, por el contrario, en el Cereso femenil hubo una mejora al pasar de 6.35 a una calificación de 7.18 puntos.

En el centro varonil de Cieneguillas y en el de Fresnillo, la CNDH apunta la existencia de prácticas de corrupción; en concreto, se habla de la “presencia de cobros” por parte de custodios e internos y también de “deficiencias en el ejercicio de las funciones de autoridad por parte de los servidores públicos del centro”.

Por otra parte, se advierte que en las dos instalaciones existen “áreas de privilegio, objetos y sustancias prohibidas, así como internos que ejercen violencia y control sobre el resto de la población”, lo que impacta igualmente de manera negativa en la gobernabilidad de los centros.

Por ello, estos dos espacios se incluyen en el diagnóstico en el listado de penales en los que la CNDH subraya que hay “una importante problemática (…), donde los internos realizan o participan en actividades propias de la autoridad”.

En cuanto a los otros indicadores, resalta que en relación a las condiciones dignas de estancia de los internos todos empeoraron su situación.

En este punto se advierten coincidencias entre los cuatro centros, como las fallas en las condiciones materiales y de higiene de las instalaciones y las “deficiencias en la calidad, cantidad y número de alimentos al día, así como inexistente consumo de alimentos y dietas especiales”.

En el caso de los “grupos de internos con requerimientos específicos” al interior de los centros penitenciarios, sólo hubo mejoras en Fresnillo; aun así, en este centro se detectó que una ausencia de alimentación para los hijos de las internas y deficiencias para la atención médica y acceso a los servicios del centro en igualdad de condiciones para las mujeres.

Otros de los señalamientos realizados a los demás centros por la CNDH son la inexistencia de atención médica, equipo de apoyo, talleres y dietas especiales para los adultos mayores y la falta de programas de desintoxicación voluntaria y para la prevención de adicciones en el Cereso varonil de Cieneguillas y en Ojocaliente.

 

Penal de Fresnillo, en 80 por ciento

En cuanto al número de internos que hay entre los cuatro centros, haciendo la sumatoria, se obtiene que la capacidad total de ellos es de mil 860 y que actualmente se encuentran presas mil 170 personas; es decir, en conjunto están a 63 por ciento de su capacidad.

El más poblado, de acuerdo a su capacidad y al número de reos que alberga, es el centro de Fresnillo que se encuentra en 80 por ciento, pues tiene disponibilidad para 332 personas y en estos momentos cuenta con 263 internos.

El Cereso varonil de Cieneguillas tiene 815 reos, lo que representa 64 por ciento de su capacidad total; mientras que el femenil, con 63 internas, está en 46 por ciento. La cárcel distrital de Ojocaliente es la menos poblada pues, con 29 personas albergadas en ella, se encuentra en 23 por ciento de su cupo máximo.

 

Zacatecas, entre los estados con más “desórdenes” en penales

Zacatecas, además, se encuentra entre los estados donde hay una mayor incidencia de lo que en el diagnóstico se denomina como “desórdenes” al interior de los penales.

La CNDH señala que, durante el periodo revisado, hubo 4 altercados en los Ceresos de la entidad; la misma cantidad que en San Luis Potosí y Sinaloa. Por encima se ubican las entidades de Sonora con 69, Nayarit con 19, Chiapas con 11 y, por debajo, Baja California Sur con 3.

Estos hechos, se precisa en el informe, suelen ocurrir entre las 12 y las 18 horas y el área en el que se dan las riñas con mayor frecuencia es la de dormitorios. También se expone que fue junio el mes con más casos de “desórdenes” reportados.

- Publicidad -
- Publicidad -spot_img

Noticias Recomendadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias

- Publicidad -spot_img