0.8 C
Zacatecas
miércoles, 30 noviembre, 2022
spot_img

Aclara López Obrador que no habrá alianzas con las cúpulas partidistas

Más Leídas

- Publicidad -

Por: REDACCIÓN •

■ Dirigentes “ya están echados a perder”: líder de Morena

- Publicidad -

Andrés Manuel López Obrador, líder moral del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), aclaró ayer en el mensaje con que se dirigió a los pobladores de Morelos, municipio donde hizo una de sus escalas en la gira que realizó por el estado de Zacatecas, -en que también visitó  Villa de Cos y Calera-, que “no vamos a hacer alianza con los partidos”.

Refrendó que los vínculos que pretende conformar rumbo al 2016 “van a ser de abajo, no –con- los dirigentes de los partidos…ya están echados a perder”.  Y precisó que será con los ciudadanos de cualquier identidad política partidista con quien pretende promover la unión para “salvar a la nación”.

Así dijo a quienes le escuchaban ayer en el auditorio ubicado en la cabecera municipal de la demarcación, no deberán de ver como enemigos a quienes militen en el PRI, el Verde, Nueva Alianza o el PRD, o los apartidistas, “tenemos que unirnos todos, todos juntos. Nos están aplastando a todos”.

Antes había expuesto el procedimiento para la elección de sus promotores de la Soberanía Nacional, en cuyo sustento expuso cinco preguntas que ha contestado y contestará en cada ocasión que deban elegirse, las bases de su partido.

Si se le conoce, si es honrado u honrada, si tiene “buenos sentimientos”, es sincero y auténtico o lo que busca es el cargo y “si votarías por él”, para al fin elegir, “el que conviene más al movimiento”.

Abundó casi al finalizar su discurso, que las puertas de Morena estarán abiertas para construir estas alianzas desde abajo “y no hay problema para ver quién nos va a representar porque ya hablé del método”.

Agregó casi para concluir, “solamente nos vamos a reservar el derecho de admisión para ciertos personajes, pero yo no creo que aquí en Morelos haya gente malvada, esa está allá arriba, insisto”.

El discurso de López Obrador volvió a centrarse en el tema de la corrupción. Mencionó además de la movilización que en Guatemala ha provocado ya el encarcelamiento del ex presidente del país centroamericano, los casos locales de la Casa Blanca y la de Malinalco, que involucraron al presidente Enrique Peña Nieto y su secretario de Hacienda y Crédito Público, Luis Videgaray.

Abundó en el vínculo de ambos personajes con el contratista Juan Armando Hinojosa, dueño de Grupo Higa, y como datos comparativos informó del costo de dos hospitales que construyó cuando fue jefe de Gobierno del Distrito Federal, uno en Iztapalapa y otro en Álvaro Obregón, cuyo costo osciló entre los 350 y los 375 millones de pesos, contra los 6 mil millones de pesos que otro nosocomio, -todos con capacidad de alrededor de 125 camas-, costó pero construido por Hinojosa para el gobierno de Peña Nieto cuando éste encabezaba la administración del Estado de México.

“Son muy corruptos, hay impunidad ¿Cuál es entonces el problema –de México-? La corrupción. Si acabamos con este problema va a resurgir el país”.

Observó luego de señalar que el presupuesto no es del gobierno ni los funcionarios sino de la nación, que si el próximo a ejercer, por 4 billones 600 mil millones se repartiera en partes iguales entre las 27 millones de familias existentes en el país, “alcanzaría para entregar 12 mil pesos mensuales”, pero eso no sucede, expuso.

Luego de señalar que estima que el robo de la clase política a las arcas nacionales asciende a por lo menos el 10 por ciento del presupuesto, esto es, 360 millones de pesos, ubicó la cantidad como 20 años del correspondiente a Zacatecas.

Las cifras disponibles para el ejercicio del gasto público fueron expuestas por el ex candidato a la presidencia de la República, como suficientes para impulsar el desarrollo del país.

Y concretamente hizo mención de los programas que Morena está implementando en los territorios que gobierna: cobertura de estudios para los jóvenes, precios de garantía para el campesinado, y pensiones para adultos mayores,  también mencionados como parte del plan para el estado propuesto por este partido a futuro.

Expuso también en breve entrevista posterior, respecto a cómo propone Morena acabar con la corrupción, el problema que ubica como el principal para el país, que su propuesta se sustenta básicamente en la “moralidad del gobernante”.

Dijo que primero hay que dar el ejemplo, “que el presidente no sea corrupto”, pues el actual es un régimen vertical “donde la corrupción se da de arriba para abajo”, desde la Presidencia de la República hasta las correspondientes de los municipios y pasando por los gobiernos de los estados.

López Obrador desdeñó la posibilidad de construir criterios de política pública y transparencia contra la corrupción, pues dijo, se ha hecho en 30 años, “¿Qué no están ya los organismos para la transparencia y no sé cuántos organismos más? Y hay más corrupción ahora que antes”.

“Ya las leyes están hechas”, expuso, y quizás se requerirán ajustes legales pero “eso no es lo fundamental” sino que haya la determinación de no permitir la corrupción, dijo, lo que asevera ocurrirá en Morena.

Las declaraciones patrimoniales, fiscales y de intereses para los candidatos, “todo eso se pide pero no es suficiente”, dijo.

Sobre el que Enrique Peña Nieto ha centrado ya su atención en el atacar al “populismo”, reviró con señalando que “ha fracasado y debería de renunciar, y él lo sabe. Entonces está buscando culpables de su fracaso. Lo cierto es que Peña es un presidente mediocre, ladrón y como lo acabo de decir ahorita, que debería de ser juzgado y destituido de la Presidencia”.

- Publicidad -
- Publicidad -spot_img

Noticias Recomendadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias

- Publicidad -spot_img