15.8 C
Zacatecas
jueves, 26 mayo, 2022
spot_img

La inflación

México Lindo y Podrido... y Zacatecas otro tanto

Más Leídas

- Publicidad -

Por: JOSE DE JESUS REYES RUIZ •

El día de hoy –  5 de mayo – cuando se conmemora la victoria más importante de MÉXICO, frente al entonces más poderoso ejército del mundo, el FRANCÉS, día que en lugares como en los ESTADOS UNIDOS se considera más importante que el 16 de septiembre, cuando conmemoramos el inicio de la gesta de independencia, los medios salen a anunciar – y la mayoría de ellos a cuestionar – el ACUERDO (QUE NO PACTO) con la INICIATIVA PRIVADA para contener los precios de 24 productos básicos y con ello intentar detener la inflación que está mermando las posibilidades de compra de los bolsillos de la mayoría de los mexicanos.

- Publicidad -

Al gobierno federal le cuelgan todos los pecados habidos y por haber como si fueran directamente ocasionados por las decisiones que toma y que no son vistas con buenos ojos por las cúpulas político-empresariales que dominaron a MÉXICO durante el triste periodo llamado NEOLIBERAL.

Pero la realidad es otra, en prácticamente todo el planeta la INFLACIÓN se ha disparado en gran medida, primero por la destrucción de la economía causada por los más de dos años de  PANDEMIA que aún da sus últimos – esperamos – coletazos, y recientemente agravada por la INVASIÓN de RUSIA a CRIMEA, una guerra que ya tiene dos meses, donde las defensas del país invadido han logrado subsistir gracias al enorme envío de armas, principalmente de los ESTADOS UNIDOS, primero de 40 mil toneladas de armamentos provenientes de todo el mundo, sobre todo de EU, paro también de ALEMANIA y POLONIA, entre otros, y claro la ayuda humanitaria de muchas otras naciones que sin querer involucrarse de lleno en el conflicto, entienden a un país invadido con una mortandad importante no sólo de los ejércitos agresores y de los agredidos, también involucra en forma importante a la POBLACIÓN CIVIL en lo que hasta el momento se calcula en alrededor de 3 mil muertes – de las llamadas colaterales – entre una población indefensa que sufre los estragos de la guerra en pleno SIGLO XXI.

Permítanme hacer un paréntesis y recordarle, a quien estas líneas lea, que existen conflictos bélicos en otros lados del mundo poco recordados o reconocidos por el mundo entero como en KENIA y en SUDÁN para poner solo un par de ejemplos, y que también es triste en extremo ver la facilidad con la que los migrantes procedentes de UCRANIA logran ingresar a los ESTADOS UNIDOS ante las lágrimas en los ojos de migrantes provenientes de otros países como el triángulo norte de Centroamérica (Honduras, Guatemala y El Salvador), así como cubanos y haitianos que huyen de la falta de recursos que les permita al menos comer en sus países de origen, pero claro los migrantes UCRANIANOS son blanquitos, mientras que los otros son de piel morena o de clara descendencia africana.

Pero regresemos al tema que nos ocupa, que es el de la INFLACIÓN, tendremos que estar de acuerdo que este es un problema del mundo entero por las razones antes mencionadas, y aquellos que critican con todo al residente de Palacio Nacional, se olvidan de este pequeño detalle y no toman en cuenta que nuestra economía está unida – para bien y para mal, principalmente para mal – con la economía de los ESTADOS UNIDOS, donde la inflación es un punto porcentual mayor que la nuestra, y en la tabla mundial MÉXICO se encuentra en la parte de abajo si apreciamos las cifras inflacionarias con mucho superiores de otros países.

Todos sabemos, el mismo gobierno de AMLO lo sabe, que el acuerdo para mantener los precios de 24 productos de la canasta básica es apenas un paliativo para detener la inflación, pero al menos es algo, hay muchas cosas más que se tienen que hacer, y ojalá que LÓPEZ OBRADOR se percate que en su gobierno, que ya tiene más de la mitad de «su tiempo» transcurrido, se ha puesto mucho énfasis – demasiado diría yo – en buscar LA SOBERANÍA en el consumo de combustibles, y que al inicio de su gobierno nuestra dependencia era mayor al 75% en gasolina solamente que era lo que se tenía que importar para cubrir las demandas nacionales. Pues bien, este porcentaje ha disminuido ya prácticamente a un 50% y se espera que con la nueva refinería LA OLMECA y la adquisición de la de DEAR PARK en TEXAS se continúe con la reducción de la dependencia externa hasta llegar a 0.

Lo que se le ha olvidado al presidente es que TAMBIÉN PROMETIÓ – aunque no con la misma enjundia – BUSCAR LA SOBERANÍA ALIMENTICIA y ahí es donde nos ha dejado a deber porque según cifras recientes 90% del arroz que consumimos procede de importaciones de fuera y cerca del 65% en el caso del TRIGO, y día a día compramos más MAÍZ al extranjero hablando de un producto que se originó aquí en nuestro entorno hace ya varios siglos, desde las épocas precolombinas.

Ya al menos le escuchamos decir en sus discursos mañaneros que se tiene que poner más énfasis en la PRODUCCIÓN LOCAL DE ALIMENTOS en búsqueda de la independencia en este aspecto en un futuro a no tan largo plazo, eso y la PRODUCTIVIDAD en muchos otros sectores es lo que realmente nos permitirá bajar la INFLACIÓN y olvidarnos de cuando fue de cifras de más de un 4 mil por ciento como en tiempos de MIGUEL DE LA MADRID cuando apenas ayer conmemoraron – los priistas principalmente – los 10 años de su fallecimiento.

La Inflación se encuentra por arriba de 7% y la idea es que antes que termine el mandato de ANDRÉS MANUEL baje a las cifras razonables y pronosticadas de alrededor de un 3 a un 4%  pero eso nos costará un — y la mitad del otro porque no solo el elevado costo para las arcas de la nación permite subsidios tan importantes en cuanto a la gasolina que consume el pueblo de México, muy por debajo de lugares como EUROPA, pero también en nuestros vecinos de los ESTADOS UNIDOS, donde los subsidios no existen y los precios de los combustibles se han disparado y en gran medida son los causantes de la inflación que en esos países se vive y, que es con mucho, más elevada que la nuestra.

Si los combustibles se hubieran incrementado por el costo de los precios del petróleo – alrededor de 100 dólares por barril – nuestra inflación fácilmente habría superado el 10% y estaríamos hundidos en una espiral inflacionaria que dañaría aún más nuestra de por si raquítica economía que no ve cómo subir por arriba del 2% que tenemos desde los tiempos del neoliberalismo y que ahora se ha mantenido con un gobierno de supuesta izquierda donde la IMPUNIDAD sigue reinando y la CORRUPCIÓN realmente no ha disminuido, pero que además se ha caracterizado por tener a personas poco preparadas supuestamente por su «honradez» y lealtad, lo cual está por verse porque ya salen la podredumbre bajo las piedras de por ejemplo la PROCURADURÍA DEL CONSUMIDOR a cargo de un PANISTA de larga data que logró infiltrarse entre el gabinete ampliado de LÓPEZ OBRADOR y que decir de GERTZ y tantos otros que siguen ahí tan campantes como si nada pasara.

Será todo un logro si a fines de año podemos ver que la inflación baja alrededor del 5% aunque tendríamos que aplaudir si al menos no sube porque todo queremos menos lo que los economistas llaman como un PROCESO PANINFLACIONARIO con inflación alta y crecimiento bajo.

DIOS NOS AGARRE CONFESADOS.

- Publicidad -
- Publicidad -spot_img

Noticias Recomendadas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -spot_img

Últimas Noticias