Urge impulsar una Reforma Fiscal que se fundamente en la equidad: Valerio

Urge impulsar una Reforma Fiscal que se fundamente en la equidad: Valerio
Juan Francisco Valerio Quintero, académico de la BUAZ ■ FOTO: LA JORNADA ZACATECAS

■ Afirma que esto permitiría incrementar 40% la cobertura y calidad de los servicios de salud

■ Explica que México recauda cuando más un 14 o 15% del PIB, es decir, de cada 100 pesos que el país produce, apenas 15 van a parar a las arcas del gobierno

 

En el contexto de la contingencia sanitaria por el Covid-19, los funcionarios públicos no solamente deben aportar parte de su percepción salarial, sino también impulsar una Reforma Fiscal que se fundamente en la equidad. Ello permitiría incrementar en 40 por ciento la cobertura y calidad de los servicios de salud, afirmó Juan Francisco Valerio Quintero, académico de la Benemérita Universidad Autónoma de Zacatecas (BUAZ).

“No hay que inventar el hilo negro en relación a la justificación de una Reforma Fiscal que atienda a la necesaria captación de recursos para que el Estado pueda atender las necesidades sociales, sin modificar nada, que es lo que a muchos sectores les mortifica”, indicó.

Explicó que en la Constitución se especifica la obligación de que cada mexicano debe contribuir de manera proporcional, para fortalecer las arcas públicas, pero esta proporcionalidad se ha perdido en el transcurso del tiempo.

Durante la administración de Enrique Peña Nieto, recordó, se otorgó la devolución de impuestos por miles de millones de pesos, a la vez que implementó políticas en perjuicio del pequeño y mediano empresario.

El motivo por el cual no es posible que se impulse una Reforma Fiscal, comentó, es por intereses de poder, pues “no se desconoce que los propietarios de la riqueza nacional tienen el poder económico en sus manos”.

Valerio Quintero expuso que, desde la toma de posesión de Andrés Manuel López Obrador, se comprometió a no promover una Reforma Fiscal, ello con el propósito de ganarse la confianza del sector empresarial.

En consecuencia, “las estadísticas no mienten: México recauda fiscalmente cuando más un 14 o 15 por ciento del Producto Interno Bruto. Es decir, de cada 100 pesos que el país produce, apenas 15 van a parar a las arcas del gobierno”, expresó.

Contrario a ello, en países como Finlandia, de cada 100 unidades de valor producidas, 33 van a parar, a manera de impuestos, al gobierno, lo que muestra que hay un sistema fiscal que atienden todas las necesidades públicas, entre ellas la salud.

En el otro extremo se refirió al caso de Estados Unidos, donde se prevé que haya entre 100 mil y 240 mil fallecimientos por el Coronavirus, donde el sistema de salud atiende solamente al que puede pagar por ella, a pesar que es el país con mayor riqueza.

Valerio Quintero señaló, entonces, que una reforma fiscal permitiría que haya recursos oportunos y suficientes en manos del Estado para atender necesidades públicas, aunque en este momento es necesario salvar la crisis y posteriormente pensar en las acciones que se han hecho incorrectamente a nivel individual y colectiva.

En este momento, consideró que es conveniente y recomendable que los funcionarios aporten parte de su percepción para crear un fondo de contingencia que permita atender necesidades que no estaban cubiertas anteriormente.

“No creo que debamos disculpar al sistema de salud de México de la situación en la que se encuentra, de la fata de previsión, pero hay que reconocer que estamos ante un descuido crónico, de décadas. No es nada nuevo el señalar que la cantidad de camas por habitante en México está por debajo del promedio entre los países con el mismo nivel socioeconómico”, dijo.

Consideró que esas medidas que han promovido algunos legisladores y gobernadores son bienvenidas, porque invitan a la sociedad en su conjunto que “en este barco vamos todos”, además que una de las enseñanzas de esta crisis es que erradique toda idea individualista.

Valerio Quintero manifestó que nadie puede atajar individualmente este problema y nadie se basta a sí mismo, y muestra de ello es que todos los que han exigido que el Estado saque las manos de la economía, ahora exigen su presencia para reactivarla, o bien para exentar o postergar impuestos a las empresas.

Es decir, quienes exigían la salida del Estado de la escena económica, ahora, ante la contingencia sanitaria, solicitan su presencia, lo que “habla de una forma de sociabilidad distinta”.

En ese contexto, dio que es favorable que los funcionarios públicos, quienes tienen una remuneración muy alta, por encima del promedio del resto de los trabajadores, aporten solidariamente algunos meses de su salario.

También dijo que la sociedad en su conjunto puede sumarse a esa iniciativa, porque durante mucho tiempo el ahorro en el país no ha quedado en manos de los funcionarios, sino de otros sectores.

“Por ejemplo, a mí me gustaría ver que el sistema bancario nacional, ampliamente favorecido durante décadas, hiciera un aporte equivalente a los beneficios extraordinarios que ha obtenido, para salvar la salud de su propia clientela, sin la cual los bancos no funcionarían”, concluyó Valerio Quintero.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ