12.8 C
Zacatecas
lunes, 20 mayo, 2024
spot_img

El gobierno actual no ha promovido el desarrollo y no ha revertido las privatizaciones

Más Leídas

- Publicidad -

Por: ARTURO HUERTA GONZÁLEZ •

El presidente de la República el viernes 22 de diciembre 2023, en Salina Cruz, Oaxaca, dijo que el desarrollo de un país debe promoverse desde el Estado y evitar las privatizaciones. Sin embargo, ello no ha acontecido durante su gobierno. La inversión privada continúa en Pemex y en la CFE. Por más que se dijo que el Litio sería de la nación, se invitaron a más de 60 embajadores a visitar los yacimientos de litio en Sinaloa a inicios de febrero 2023 para que sus inversionistas invirtieran ahí. Los recortes presupuestales a la salud y a la educación han llevado a que siga creciendo la privatización en estos rubros. La banca y la minería siguen controladas por el sector privado extranjero y nacional.

- Publicidad -

También el presidente dijo que el período neoliberal dio mayor espacio al sector privado y el Estado solo era visto como encargado de la seguridad pública. Y el problema es que esto sigue en el actual gobierno. Con su política de austeridad fiscal deja gran espacio al sector privado, dejando de lado la atención al sector agrícola e industrial para el impulso de la dinámica económica nacional y del empleo formal bien remunerado. Además, ha incrementado significativamente el presupuesto a las fuerzas armadas y a la Guardia Nacional tendiente a cumplir la misión de seguridad, de Estado policía y para frenar la migración de indocumentados nacionales y de otros países hacia Estados Unidos, 

El presidente señaló que el modelo neoliberal produjo la migración a Estados Unidos y reconoció el envío de remesas que ayudan a la economía nacional. Si las remesas han seguido aumentando es porque la emigración de mexicanos en el actual sexenio continúa creciendo, debido a que las políticas neoliberales de austeridad fiscal, alta tasa de interés, peso fuerte, apertura comercial, más mercado y menos Estado siguen estando presentes. 

El presidente dijo que su gobierno prioriza el financiamiento público para obras necesarias en el sureste del país “y espera que esa política continúe con quien lo releve en 2024”. Esperemos que no continúe dicha política, pues los recursos canalizados al sureste han sido a costa de no apoyar a las empresas y a los desempleados en la crisis de pandemia en el 2020, donde cerraron alrededor de 400 mil empresas, lo que afectó la capacidad productiva y además muchos murieron por la pandemia debido a que exponían su vida buscando trabajo que no encontraban por no tener apoyo gubernamental para sobrevivir. El apoyo al sureste se ha logrado al disminuir el presupuesto a otros rubros importantes, tales como la atención a la justicia, al medio ambiente, a las artes, a la ciencia y tecnología, a la educación, a la salud, a la infraestructura, al desarrollo industrial y agrícola, etc. acentuando la tendencia decreciente de la actividad económica y los servicios públicos necesarios para el mejor bienestar de la población.

El presidente también señaló que en este periodo de su gobierno se sentaron las bases de la transformación, confiando en que habrá continuidad con el cambio.  Al respecto hay que señalar que en lo económico no hubo cambio alguno. No hubo transformación. Ha continuado el poder del dinero dictando la política económica a su favor. Altas tasas de interés, apreciación de la moneda, austeridad fiscal (que reduce el tamaño del gobierno en la economía), tratados de libre comercio y libre movilidad de capitales que favorece a las empresas transnacionales, a las importaciones que desplazan a la producción nacional, como al capital financiero y que han conducido a la economía al estancamiento, con inflación y creciente desigualdad del ingreso y de la riqueza.

El gobierno debe ofrecer condiciones de crecimiento económico y empleo bien remunerado para mantenerse y no a través de políticas sociales electoreras que no atienden los problemas que han llevado a la economía al estancamiento, al subempleo, a la inflación y a la pobreza de muchos.

Al no satisfacer las demandas nacionales y al continuar con más de lo mismo, da lugar a que haya decepción por parte de los electores y de pauta a que se pronuncien por otros partidos que también instrumentan la misma política económica neoliberal causante de nuestros problemas y de ahí el pobre crecimiento de la economía nacional desde 1982 hasta la fecha.

- Publicidad -

Noticias Recomendadas

Últimas Noticias

- Publicidad -
- Publicidad -