26.8 C
Zacatecas
jueves, 26 mayo, 2022
spot_img

MIGRANTES DE primera, de segunda y hasta de tercera

México Lindo y Podrido… y Zacatecas otro tanto

Más Leídas

- Publicidad -

Por: JOSE DE JESUS REYES RUIZ •

El tema migrante tiene hoy en día una importancia fundamental para la evolución de la humanidad, la migración ha acompañado en todos los tiempos nuestra existencia y ha sido determinante en la conformación de los nuevos pueblos, nuevas culturas y civilizaciones.

- Publicidad -

No me canso de escribir y reescribir las palabras que escuché alguna vez, hace ya algunas décadas, en voz de una gran mujer, quien fuera presidenta de PAKISTÁN – con todo lo que esto significa siendo mujer – BENAZIR BHUTTO, que murió asesinada en su intento de regresar a su país de origen con la intención de volver a participar en las elecciones para un nuevo periodo presidencial.

En algún lugar de la Unión Americana del que no recuerdo con precisión cuál fue, tal vez SAN FRANCISCO, en uno de los dos congresos a los que anualmente asistía de mi especialidad la NEUROCIRUGÍA, como ya he mencionado en algunas ocasiones estos eventos tenían para nosotros la posibilidad de escuchar a personajes de talla mundial que nada tenían que ver con nuestra actividad médica, pero que desde el micrófono nos contaban sus experiencias, algunas de tipo político, otras veces de tipo artístico, ejecutivo o deportivo, que nos permitían entender mejor el mundo en donde habitamos.

Fue ahí donde escuché a grandes de la talla de GORBACHOV solo algunos años después de la desintegración de la UNIÓN SOVIÉTICA de la PERESTRIKA Y LA GLASNOT, de las cuales él fue el elemento central y quien con sus decisiones provocó el fin de la guerra fría que le dio equivocadamente a los ESTADOS UNIDOS la posibilidad de sentirse vencedores en la batalla económica entre el CAPITALISMO y el COMUNISMO – que no socialismo –.

Pues bien, esta inteligente mujer tocó el tema de LA MIGRACIÓN y no olvido sus palabras cuando habló de las migraciones de primera y aquellas consideradas de segunda o hasta de tercera, pero llamó a la mayoría del auditorio que la escuchaba – muchos de ellos pertenecientes a las élites económicas del país más capitalista del mundo, un país que se decía líder del mundo en los asuntos de la democracia y que para entonces se iniciaba en los terrenos hoy derrotados que conocemos como neoliberalismo – y que poco caso hacían de las palabras de esta gran mujer que abiertamente les dijo, SON USTEDES AFORTUNADOS EN RECIBIR A LOS MIGRANTES MEXICANOS en su país, porque son gente que además de traerles una mano de obra barata y eficaz en labores que ustedes no están dispuestos a realizar, les traen algo que no se ve dentro de sus maletas por la sencilla razón que lo traen en el interior de su alma, y se refería a toda una CULTURA, inmersa en VALORES que ponían por delante de todo a la unidad de la FAMILIA y muchas otras cosas más.

Recuerdo sus palabras como si hubieran sido pronunciadas apenas ayer, y sobre todo hoy que estamos frente a movimientos migratorios dentro de los cuales predomina la MIGRACIÓN DE UCRANIANOS hacia el oeste, muchos de ellos buscando asilo por la GUERRA DE INVASIÓN RUSA a países europeos donde su destino preferente es el de ALEMANIA o la GRAN BRETAÑA, mientras que algunos otros más osados buscan los caminos que los lleven al sueño de casi todos, es decir, el llegar a los ESTADOS UNIDOS.

No olvidemos que UCRANIA es un país con 40 millones de habitantes, y los expertos nos mencionan que posiblemente el 25% de la población aproveche el momento para migrar, es decir, piensas que alrededor de 10 millones de ucranianos, principalmente mujeres, jóvenes y niños, saldrán buscando otros lugares donde vivir, y si nos detenemos a pensar en las cifras resultan una movilización impresionante de gente que huye. Pero no estén tan seguros de que solamente huyen de una guerra, sino de algo que ya existía ahí antes de la invasión, es decir UCRANIA que en alguna forma se consideraba como un granero importante de EUROPA y otras partes del mundo, estaba sumida en una CRISIS ECONÓMICA sin precedentes que bloqueaba el futuro de su gente que anhelaba huir a lugares donde pudieran tener mejores condiciones de vida.

Todo esto lo podemos entender, lo que no podemos entender es que el mundo receptor de la migración les vea con una mejor cara que las migraciones provenientes de otras partes del mundo por circunstancias de tipo esencialmente RACIAL, porque ellos son de origen RUSO – que no nos quede duda – y los RUSOS derivaron de las invasiones de los vikingos provenientes de las regiones nórdicas, y por lo tanto estamos hablando de GÜERITOS que estéticamente son considerados como pertenecientes a una raza “superior” que por ello es bienvenida, las puertas les son abiertas no solo en LA EUROPA OCCIDENTAL sino también en los ESTADOS UNIDOS, hoy por hoy lo vemos cuando muchos de ellos llegan vía TIJUANA y se detienen en campamentos que ocupan RUSOS y UCRANIANOS, pero estos últimos tienen derecho de entrada automático, no así los RUSOS, pero también son – con más condicionantes – ingresados porque representan personas opuestas al régimen de PUTIN. Y mientras esto sucede, los enormes campamentos de migrantes provenientes de CENTROAMÉRICA, de HAITÍ, o de CUBA, los miran pasar ante una importante discriminación que nos deja claro que son migrantes no de primera, claro, ni siquiera de segunda, sino de tercera categoría.

Desde ahí podemos ver que hay seres humanos de primera, otros de segunda y la mayoría de tercera solo por el color de su piel o por su origen y por otras razones estéticas, NO PODEMOS OLVIDAR que así como actualmente existe el conflicto de LA INVASIÓN DE UCRANIA que impulsa a sus habitantes a buscar otros sitios más seguros y sobre todo más solventes donde vivir, recién se dio – hace uno a dos lustros – LA GUERRA CIVIL EN SIRIA que también provocó la huida de millones de sus habitantes, solo que ellos sin ser prietitos o chaparritos, no eran ni de lejos los ucranianos que huyen hoy en día, estos sirios provenientes de ORIENTE MEDIO buscaron alcanzar a una EUROPA que es su anhelo como los ESTADOS UNIDOS lo es para los mexicanos y centroamericanos, y ahora también para los haitianos como durante muchas décadas lo ha sido también para los CUBANOS. Solo que la migración siria fue detenida obligando a países como TURQUÍA parte del mundo europeo – más a fuerza que por gusto – a retenerlos en prácticamente campos de concentración rechazándolos simplemente por ser racialmente, pero también ideológicamente diferentes a los europeos, ellos – podríamos pensar – fueron considerados una migración de segunda.

Los migrantes de tercera somos nosotros, los “beanners” prietos y chaparros, para ellos estéticamente desagradables quienes hemos escuchado toda nuestra vida sobre el sueño americano, pero también los son los africanos de piel obscura que se arriesgan en el Mediterráneo para alcanzar la Europa de sus sueños y donde muchos de ellos perecen ahogados y engullidos por ese mar que separa al primer mundo del tercero, cuarto o quinto mundo africano que sigue – en gran medida por el colonialismo europeo de siglos pasados – sumido en la más profunda de las miserias.

Hace ya algunas décadas tuve la oportunidad de recorrer los caminos de SIRIA hacia el SUR DE JORDANIA para tomar un barco que me llevara a EGIPTO, eran los tiempos de la GUERRA – siempre la guerra – DE IRÁN en contra de IRAK, no me olvido que ya en Jordania el camino ya de noche estaba repleto de personajes IRAKIES que caminaban hacia el sur huyendo de la guerra pretendiendo viajar en búsqueda de TRABAJO hacia EGIPTO. Al llegar al PUERTO DE AKABA donde tomaría el barco, había lo que podríamos considerar un campo de concentración vigilado por los MARINES NORTEAMERICANOS – aliados de JORDANIA por aquellos tiempos como RUSIA lo era de SIRIA – en esos terrenos rodeados de una maya de alambre de púas, estaban cientos, posiblemente miles de IRAKIES que no podían ni sentarse por falta de espacio, ahí para descansar se ponían en cuclillas por las noches, sin alimentos ni sitios a dónde ir al baño y ya podemos imaginarnos una escena de este tipo a finales del siglo XX. Cuando hubo la posibilidad de subir a un barco con banderas de la entonces YUGOSLAVIA, los marines con látigos en mano les golpeaban para que salieran con algo de orden al barco que nos llevaría a EGIPTO, ya dentro del barco lo ocuparon todo y solo dos parejas, unos franceses y nosotros – que éramos los únicos ajenos a esta migración – tuvimos que recluirnos con los oficiales porque los iraquíes ya libres del maltrato norteamericano ocuparon todo el barco ante la mirada complaciente de los yugoeslavos que les dejaron ser.

LOS TIEMPOS NO CAMBIAN.

- Publicidad -
- Publicidad -spot_img

Noticias Recomendadas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -spot_img

Últimas Noticias