18.8 C
Zacatecas
sábado, 13 agosto, 2022
spot_img

Castillo de sal si puedes

Más Leídas

- Publicidad -

Por: Ester Cárdenas •

En los ochenta leía cuanta revista de cine caía en mi mano, alguien me obsequió en aquellos ayeres una suscripción de Cahiers du cinéma, ahí por primera vez leí una reseña de Las Alas del deseo de Win Wenders y tanto comenté sobre mi afán de ver esa cinta que un amigo me envió con alguien el video desde Tijuana, pero al llegar a mis manos había sido cambiada por una de Alejandro Jodorowsky, que por supuesto nunca vi. Gocé y sufrí con París, Texas; disfruté enormemente Historias de Lisboa; y finalmente ya en el siglo XXI pude ver Las alas del deseo: en el Berlín de la posguerra, dos ángeles observan con ternura y piedad el deambular de seres humanos muy diversos. Pocas veces el cine ha conseguido una manera tan original de filmar el alma y el cuerpo de una ciudad. El uso del blanco y negro y la episódica aparición del color son impresionantes. Bruno Ganz hace conmovedor su ángel enamorado de una trapecista, que interpreta la francesa Solveig Dommartin. La cinta es un alarde de creatividad en lo que se refiere a recursos narrativos, basta ver el inicio o la secuencia de la biblioteca. El director se basó en un relato del escritor Peter Handke y la película proporcionó a Wenders el premio al mejor director en el festival de Cannes, donde ya había ganado tres años antes con París, Texas, un hermoso y atípico drama. No he visto más películas de Wenders pero con estas tres me basta. Una voz excepcional, un extraordinario director.

- Publicidad -

 

- Publicidad -
- Publicidad -spot_img

Noticias Recomendadas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -spot_img

Últimas Noticias