11.8 C
Zacatecas
viernes, 9 diciembre, 2022
spot_img

El nuevo papel de Syriza en la Unión Europea

Más Leídas

- Publicidad -

Por: RAYMUNDO CÁRDENAS HERNÁNDEZ •

El partido izquierdista Syriza y su dirigente Alexis Tsipras, lograron ayer una clara victoria en las elecciones convocadas en Grecia después de la muy polémica firma del tercer rescate con los acreedores europeos que además provocó una ruptura de la organización. El partido que surgió como una fuerza gobernante a principios de este año, logró una votación de casi 36% consolidándose como la primera fuerza  política, lo que le permitirá una presencia en el parlamento de 145 curules de un total de 300 en virtud de las reglas de reparto que premian a la primera minoría, es muy probable que reeditará su coalición de Gobierno con la derecha nacionalista de Griegos Independientes (ANEL). La oposición será encabezada por los conservadores de Nueva Democracia que obtuvieron alrededor de 28% de los votos y 75 curules, mientras que la ultraderecha revalidó su tercer puesto con un leve aumento de apoyos; el socialdemócrata Pasok tendrá 17 parlamentarios, mientras que Unidad Popular, la escisión de Syriza tras la firma del rescate, quedó fuera del Parlamento.

- Publicidad -

En sus primeras palabras tras conocerse el resultado, Alexis Tsipras agradeció a los ciudadanos que le hayan dado un mandato claro “para cuatro años” y afirmó que las elecciones celebradas ayer lanzan el claro mensaje a Europa de que “Grecia es sinónimo de lucha y dignidad”. “Dimos una batalla difícil y estoy muy contento porque el pueblo nos dio un mandato claro para seguir luchando en el interior y el exterior”. Diversos analistas sostienen que el resultado es indudablemente una victoria personal de Tsipras, por sus llamados a mantener un dialogo crítico con Europa, y su ejercicio de honestidad al asumir errores durante estos meses. También podría interpretarse que los griegos prefieren un rescate aplicado por un izquierdista a su ejecución por la derecha. Syriza no sólo vuelve al poder, también recupera la confianza en su política, después del cisma vivido en sus filas tras el referéndum y la aprobación del tercer rescate, y se dispone a gobernar por segunda vez en un año, con un renovado y claro mandato. La victoria de Syriza es el segundo éxito importante de la izquierda alternativa europea en menos de 10 días, tras la elección de Jeremy Corbyn como líder del partido laborista británico, eventos que constituyen un mensaje importante para la izquierda social demócrata europea que enfrenta la emergencia de fuerzas claramente opuestas a su política de administrar el neoliberalismo en su fase depredadora.

Las elecciones legislativas españolas de finales de año serán el próximo gran escenario político en el que medirán fuerzas las distintas propuestas izquierdistas, en especial Podemos liderado por el carismático Pablo Iglesias, quien el pasado viernes interrumpió su participación en la campaña catalana para arropar en Atenas al líder de la coalición de la izquierda radical: “Los griegos están diciendo bien claro a quién quieren de primer ministro. Felicidades, Tsipras. Fuerza, amigo”, escribió Iglesias en Twitter. Errejón, el segundo hombre de Podemos resaltó el alcance del resultado. “El pueblo griego recompensa la valentía y el coraje democrático. Enhorabuena, Alexis Tsipras. Tercera victoria contra la troika. ¡Ya vamos!”, escribió en Twitter.

Es muy importante hacer notar que la victoria de Alexis Tsipras desmiente a muchos analistas que predijeron su derrumbe, y es una prueba de que ante las difíciles decisiones que debió asumir a mediados del año supo mantener la comunicación con el pueblo griego que mayoritariamente expresaba su deseo de mantener a su país en la Unión Europea y en la Zona Euro, con todo lo que ello significa. Su nuevo mandato es una oportunidad para que puedan desarrollar el gran debate necesario alrededor de la tesis que sostienen distinguidos economistas en el sentido de que los países menos desarrollados de esa región del mundo no tienen ninguna salida progresiva con las actuales reglas del juego impuestas por Alemania, el socio principal y acreedor de casi todos los demás.

El nuevo triunfo de la izquierda griega y la renuencia de los partidos de la Internacional Socialista a abandonar la estrategia adoptada en los tiempos en que brillaban las estrellas de Tony Blair en Gran Bretaña y de Felipe González en España, sin entender que la nueva fase del neoliberalismo significa mandar al basurero de la historia muchos derechos conquistados en esa época, harán posible que Grecia juegue un papel estimulante para el fortalecimiento de los movimientos de izquierda alternativa en los países de la región y para el debate sobre un proyecto alternativo al neoliberalismo. Los líderes griegos ya entendieron que su país no podrá lograr sus metas si no avanzan las fuerzas de izquierda alternativa en toda Europa.

- Publicidad -
- Publicidad -spot_img

Noticias Recomendadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias

- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img