El Lopezobradorismo latente

El Lopezobradorismo latente

Los mexicanos nos encontramos a escasas 24 horas para ser testigos de todo tipo de campañas políticas, así como una gran cantidad de las mismas, entre las cuales habremos de atestiguar la política tradicional tan arraigada entre nuestra clase política, pero también podremos observar propuestas interesantes cuyo eje central sea la transformación de la vida pública de los Estados, municipios y por ende del país.

El discurso de las propuestas de los principales partidos políticos tendrán poca credibilidad respecto del proyecto que representan, pues la designación de dichas propuestas fue realizada en un proceso en el que triunfó la imposición por parte de un grupo político al interior de nuestros partidos políticos, la designación de candidatos en los partidos políticos más grandes, poco tuvo que ver con un proceso democrático, sino que prevaleció la designación tomando en cuenta la afinidad hacia grupos políticos al interior de los mismos, el parentesco e incluso la cantidad d dinero que pudieran aportarle al proyecto de los candidatos a gobernador.

A pesar de los procesos de selección de candidatos, el respaldo a los principales proyectos continúa, por ejemplo, el respaldo al Presidente de la República continúa en porcentajes que sobrepasan a la mitad de los mexicanos, muy por encima de ciudadanos afiliados al proyecto político que lo llevó al triunfo, muestra de que más allá de partidos políticos, el Lopezobradorismo se conformó, no sólo como un movimiento político, sino que también se convirtió en una idea que millones de mexicanos comparten.

Derivado del proceso poco transparente en el partido político que llevó al triunfo al ahora Presidente, una gran cantidad de militantes y simpatizantes optarán por otras opciones políticas para dar continuidad al proyecto de transformación del país, toda vez que las opciones que les brindaron no son precisamente las que realmente están comprometidas con el proyecto de nación.

La pluralidad de partidos políticos existentes, traerá consigo una gran cantidad de políticos que buscarán un espacio de representación popular, lo que traerá consigo una gran cantidad de spots publicitarios, derroche de recursos (algunos incluso públicos), dádivas y campañas negras para desprestigiar al rival, poniendo al ciudadano a considerar demasiado el sentido de su sufragio, incluso para aquellos que militan en partidos políticos afines a la 4T, pues en sus institutos pocos son los que representan el proyecto, tendrán que analizar la ruta del obradorismo y optar por respaldar a quienes representen realmente los principios y al proyecto de nación.

El Lopezobradorismo estará, sin duda, latente en otras expresiones políticas.

El juego de estructuras
Algunos de los actores que aspiran a los diversos cargos de representación popular, se enfrentan entre sí mismos en un juego de estructuras que tiene por objetivo hacerse de “la estructura” de los otros, buscando así, el control o el respaldo de las figuras reconocidas como líderes de colonias, es decir, a aquellas personas que durante años han brindado votos a una clase política a través de la dádiva disfrazada de un “apoyo”.

El proceso que actualmente atravesamos, no es la excepción, actores de todos los partidos llevan meses “fortaleciendo” sus estructuras a través de dádivas y del derroche de dinero del que pronto podremos ser testigos, sin embargo, el proceso del 2018 dejó expuesto que la conciencia ciudadana va más allá de lo que se les pueda ofrecer momentáneamente, pues a pesar del derroche de dinero, el ciudadano votó de forma libre y consciente, eligiendo a quienes consideraron mejores opciones.

Este juego de estructuras que llevan a cabo los partidos y políticos tradicionales demuestra el poco interés que se tiene por transformar el quehacer político, no se diga de la vida pública en el país, mucho menos buscar impulsar grandes cambios, pues recurren a las mismas prácticas mediante las cuales manipularon durante años a los ciudadanos para obtener su respaldo en las urnas.

El proceso que está por comenzar, resulta una oportunidad de oro para que los mexicanos logremos expulsar de una vez por todas a esa clase política que acabamos de describir, la elección de gubernaturas, presidencias y congresos locales debe ser pensada en los principios que representan, no solamente los partidos políticos, sino en lo que cada uno de sus propuestas representa para el interés colectivo, así como el proyecto que ofrecerán a la ciudadanía. ■

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ