Los cierres de campañas o con cuál rola te complazco

Los cierres de campañas o con cuál rola te complazco

La concepción banal que de la política tienen muchos de los que se dedican a ella (aunque se nieguen a llamarse políticos) quedó manifiesta en esta contienda donde los cierres de campaña parecieron más eventos proselitistas de quien pretende ser la flor más bella del ejido o el más popular de la prepa, que alcalde de un municipio. Más ideas y propuestas puede hallarse en la competencia por ser consejeros universitarios que en los bailes organizados por los partidos políticos en los que pusieron a sus candidatos –a riesgo de rechiflas- de teloneros de cantantes que lo mismo cantan hoy para un partido que mañana para otro.

En ese terreno quiso jugar el Partido Verde Ecologista de México (PVEM) sorprendiendo con el anuncio de que para su cierre de campaña cantaría Joan Sebastian. Víctimas de las altas expectativas que ellos mismos generaron dejaron en la opinión pública una impresión de rotundo fracaso. El periódico Imagen del 30 de junio publicó que los cálculos de las corporaciones de seguridad respecto a la asistencia fueron de 2 mil 500 personas, 10 por ciento de los veinte mil, que según el mismo medio, habría anunciado Víctor Armas. Las cifras podrán discutirse, sin embargo el vídeo publicado en el Facebook Elecciones Zacatecas (de notoria simpatía priísta) evidencia el vacío de la Megavelaria cuando José Manuel Figueroa, mejor conocido como Joan Sebastian, interpretaba sus éxitos.

El PVEM dice en su defensa que no contrataron autobuses y que todos llegaron por su propio pie. No aclaran, sin embargo, si esto fue una decisión basado en una convicción contra acarreo o se debió a que gastaron todo su presupuesto en contratar al octavo cantante mexicano más caro por presentación: 2 millones 169 mil pesos (Nota de Rodrigo Fraga. Disponible en http://de10.com.mx/cine-musica/2013/10-cantantes-mexicanos-que-mas-cobran-por-presentacion-15849.html)
Por otro lado, resulta curioso que el PVEM elija para comunicar su mensaje político a un cantante acusado por comuneros de Guerrero de haberse apropiado de cien hectáreas a través de sobornos y corruptelas; a un hombre denunciado por pretender despojar de su agua y tierra a una comunidad que impulsaba un proyecto eco turístico. No es de sorprenderse, por algo el PVEM es repudiado por los partidos ecologistas en el mundo, por eso y quizá por su desfachatez, hasta para encabezar la contaminación visual del bulevar López Portillo.
El Partido Revolucionario Institucional (PRI) no quiso quedarse atrás, y lo logró trayendo a su cierre a Fidel Rueda, Banda Cuisillos, Banda El Terre, la Auténtica de Jerez, Chuy Lizárraga y la estrella del evento, obviamente no un candidato, sino Espinoza Paz, quien generó polémica por los dos millones 900 mil pesos que cobró a la alcaldía de Zapopan por una presentación hace dos años ¿cuánto cobrará hoy en día? Hemos de admitirlo, un cierre congruente para una campaña cuyo momento de mayor atención lo produjo una invitación a ver telenovelas con el candidato a la alcaldía de la capital.
Los demás candidatos (con y sin partido) tuvieron cierres más modestos y por tanto menos polémicos sin que podamos saber si se debió a la convicción o a la falta de presupuesto.

Probablemente el costo de ambos conciertos, el priísta y el ecologista serán tema de discusión en los tribunales electorales en los próximos meses, toda vez que se piensa que con ellos ambos partidos rebasaron sus topes de campaña. Pero quien hace la ley hace la trampa, y seguramente ya se preparan los argumentos leguleyos con evitarán o disminuirán la multa. Para ello la campaña de Peña Nieto servirá de manual de cómo prorratear y recalcular gastos hasta que las autoridades electorales no vean lo evidente.
Pero lo legal no es sinónimo siempre de lo ético, y la ciudadanía tendría que analizar que quien más le da en campaña más ha robado en el puesto anterior, roba en un lugar donde gobierna (su partido) o bien robará para pagar a quien ahora invierte en su campaña. Cuando la mayoría de los electores seamos conscientes de esto no habrá despensa ni vale ni bulto de cemento ni chamba ni base que alcance para comprar la dignidad. Ese día quizá entonces, la contienda electoral será de ideas, y no un duelo de canciones como las que organizan las estaciones de radio para elegir su programación.

Y mientras escribo estas líneas y Espinoza Paz canta en la Megavelaria, los músicos de la Orquesta Sinfónica Juvenil de la Universidad Autónoma de Zacatecas deshacen maletas por no haber conseguido los dos millones necesarios para presentarse en Bratislava a invitación. Sólo reunieron 400 mil pesos, la mitad de eso donada por la minera Peñasquito gracias a las gestiones de Gobierno del Estado que los convencieron de donar lo que se les había condonado de impuesto predial. ■

@luciamedinas

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ