6.8 C
Zacatecas
martes, 7 diciembre, 2021

Cambio climático: la política tiene poco tiempo

Más Leídas

- Publicidad -

Por: Carlos Eduardo Torres Muñoz •

Generalmente la toma de decisiones en un entorno democrático, es de lo más complejo. La propia dinámica de la democracia, presupone un equilibrio de intereses, argumentos, posturas y hasta fuerzas, que vuelven las deliberaciones, detenidas, lo que ha resultado una ventaja en la historia de las políticas públicas. Como bien señala Joan Subirats en su muy recomendable texto, escrito junto a Bruno Dente, Decisiones públicas: “decisiones públicas en entornos plurales y en sistemas democráticos. Y eso, hoy día, quiere decir complejidad, pluralidad de visiones, heterogeneidad de intereses y debate y deliberación pública para la búsqueda de soluciones posibles.” Sí así lo es al interior de los Estados nacionales, ese concepto político que sigue siendo vigente, imaginemos la complejidad que conlleva el debate en escala global. Sí a la política local, regional o nacional, se le agrega un conjunto de ingredientes que no son del todo claros para tomadores de decisiones, sujetos a los límites de una democracia popular cada vez más diversa, el pasaje parece imposible de sortear. Sin embargo, ello no hace sino exponer aún más la necesidad de consensos mínimos indispensables, que se encuentren más allá de toda competencia política o económica. Sin duda, la supervivencia misma de nuestra especie (y de muchas otras que nos acompañan en el presente y que no hemos, ya exterminado), debiera ser un tema, para el cual no hay mucho espacio para deliberar, incluso si hay que sacrificar beneficios, costumbres o ideas, por muy fijas que éstas sean.

- Publicidad -

El último informe publicado por el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el cambio climático, con fecha del 9 de agosto pasado, debiera dirigir hacia ese consenso mínimo indispensable, toda nuestra atención, de manera cada vez más urgente y emergente ¿Qué dice este informe? Según The New York Times, en la nota firmada por Brad Plumer y Henry Fountain, titulada Que el futuro será caluroso, es una certeza. Cuánto, depende de nosotros, los expertos encontraron lo siguiente: Incluso si los países comenzaran a reducir drásticamente sus emisiones hoy mismo, el calentamiento global total probablemente aumentaría alrededor de 1,5 grados Celsius en las próximas dos décadas, un futuro más caluroso que ya está prácticamente asegurado. (…) Los científicos encontraron que, con 1,5 grados de calentamiento, los peligros aumentan considerablemente. Casi 1000 millones de personas en todo el mundo podrían sufrir olas de calor más frecuentes que pondrían en peligro su vida. Cientos de millones más tendrían que luchar por el agua debido a las graves sequías. Algunas especies animales y vegetales que hoy en día viven, desaparecerán. Los arrecifes de coral, que sustentan la pesca en amplias zonas del planeta, sufrirán con mayor frecuencia muertes masivas.1”. Fin de la cita.

Pero, sí tan claro es el escenario ¿qué ha pasado, que nuestros líderes no han tomado las suficientes cartas en el asunto, como para, salir del atolladero y utilizar todo el conocimiento, que el propio progreso ha traído consigo? Quizá la mejor respuesta, esté en el mismo medio neoyorquino, en la opinión de su Comité Editorial, Finding the Will to Stave Off a Darker Future: ¿Qué hemos hecho con ese conocimiento? Muy poco, por muchas razones. Líderes tímidos, legislaturas irresponsables. Interminables discusiones entre naciones ricas y pobres sobre quién tiene la responsabilidad. Campañas de desinformación bien financiadas de grandes contaminadores como Exxon Mobil. En un nivel puramente humano, existe la renuencia de las personas que viven sin preocupaciones en el aquí y ahora a realizar las inversiones y los sacrificios necesarios para proteger a las generaciones futuras2. (Traducción de Google Traslate).

A la política, ese arte que nos ha permitido la civilización, el progreso y la vida en comunidad, sin la que cuál no seríamos posibles hoy, también se ha convertido, en este momento irónicamente, quizá en un obstáculo, que, flanqueada por intereses económicos y posturas ideológicas, no nos permite salvarnos a nosotros mismos, de lo que ya hemos provocado. La política, la humanidad y el planeta entero, ya no tienen tiempo.

@CarlosETorres_

1 La nota puede ser leída en español en: https://www.nytimes.com/es/2021/08/09/espanol/ipcc-reporte-cambio-climatico.html
2 El editorial se encuentra en: https://www.nytimes.com/2021/08/14/opinion/climate-change-summit.html

- Publicidad -
- Publicidad -

Noticias Recomendadas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -spot_img

Últimas Noticias