11.9 C
Zacatecas
sábado, 21 mayo, 2022
spot_img

Un mismo contexto: Jaime N, Benjamín N y Sandra N

Más Leídas

- Publicidad -

Por: JORGE ADÁN HERNÁNDEZ LÓPEZ •

Léase con Sarcasmo el título de la presente columna, pues ya todos y todas, sabemos a quienes nos referimos y los problemas que en los últimos días enfrentan con la justicia de nuestro país. Hace unos años, en la administración del sexenio pasado para no irnos tan lejos, sería muy difícil imaginarnos que se actuaría con todo el peso de la ley contra un político; era inimaginable que un exgobernador fuera detenido por desvió de recursos a una campaña política; era inimaginable que separaran del cargo a un alcalde o alcaldesa de una Delegación como la Cuauhtémoc, para someterle a una investigación. La aplicación de la ley no era contra la clase política, la impunidad y la corrupción estaban de por medio siempre que existía una acusación contra alguien medianamente reconocido dentro de la clase política y gobernante.

- Publicidad -

Mientras estuvo el viejo régimen político gobernaba nuestro país, el hecho de que se procesara o investigara a un personaje de la vida política y más aún, que esa investigación derivara en una sanción como una orden de aprensión, indicaba que se trataba de un ajuste de cuentas entre políticos, de una traición, de un “estate quieto”, de un incumplimiento del pacto no escrito de la política, referente “al dejar pasar”, al “dejar hacer”, al “robar, pero dejar que roben”. Hoy, el proceso de trasformación en el que se encuentra México, obliga a que las cosas sean distintas, sin importar el partido que gobierne en cada entidad, se debe entender que son otros tiempos y que, si un político la hace, la paga.

La denuncia que hace la Secretaria de la Función Pública del Estado de Zacatecas, en contra de Benjamín Medrano; La acusación que hace la fiscalía de la CDMX en contra de la Alcaldesa Sandra Cuevas y, por ende, la separación temporal de su cargo; así como la orden de aprensión en contra del exgobernador de Nuevo León, Jaime Rodríguez “El Bronco, tienen más en común de lo que podemos imaginar. Independientemente del derecho de presunción de inocencia del que gozan actualmente y del probable resultado del proceso penal que se lleve en contra de los anteriormente mencionados, debemos advertir, que comparten una circunstancia en común; todas las actuaciones y acusaciones que se hacen en contra de estos personajes de la vida política, se hacen en un contexto distinto al de hace algunos años, ahora, las 3 acusaciones a las que nos referimos, llevan la legitimidad que el proceso de transformación le da a todo acto que combate, investiga y castiga a la corrupción.

Si México no estuviera inmerso en un proceso de transformación como en el que se encuentra actualmente, en donde se reformulan los principios del actuar político, en donde se están innovando y fortaleciendo las instituciones, en donde una de las principales banderas del Gobierno de México es el combate a la corrupción, podrimos pensar que las actuaciones que se han hecho en contra de El Bronco, de Sandra Cuevas y Benjamín Medrano, son casos de venganza política o son una estrategia mediática; afortunadamente, gracias a la determinación del Gobierno Federal y a la Congruencia del Presidente, hoy podemos creernos que los esfuerzos que se realizan encaminados a la lucha contra la corrupción van más en serio que antes.

Un auténtico proceso de transformación y un combate a la corrupción decidido, involucra a todos los partidos, a todos los gobiernos y a todos los actores; por eso, es tan aplaudible la suspensión de funciones de Sandra Cuevas decretada por una jueza de la CDMX, como la orden de aprensión de El Bronco, girada por un Juez de Control del Estado de Nuevo León; los anteriores estados gobernados por partidos políticos distintos, incluso hasta opuestos en ideología. En el caso de la acusación de benjamín Medrano, también se cuenta con la legitimidad que la 4T le da al combate a la corrupción, solo que en este caso habría que esperar un poco más a ver cómo actúa la fiscalía.

Debemos insistir, en que todos los actores centrales de nuestra columna son inocentes hasta que se demuestre lo contrario. Las medidas que se han tomado hasta el momento, se tratan de medidas cautelares, es decir, son impuestas solamente para evitar la sustracción de la justicia de los imputados, así como lo ha hecho hasta el momento Ricardo Anaya, pero ese es otra historia. Anteriormente ni con el pétalo de una medida cautelar se le tocaba a un político de tal altura.

Con independencia del tipo de sentencias correspondientes a los casos aquí expuestos, seguramente, cada uno de los mexicanos que anhelamos un cambio profundo y un fin a la corrupción, deseamos que si todo delito cometido por los funcionarios públicos sea castigado. El combate a la corrupción, sin duda, no es un tema fácil, se trata de un proceso largo, pero que poco a poco se va avanzando en ello. CDMX y Nuevo León, están a la vista de muchos mexicanos y mexicanas que observamos el proceso de El Bronco y Sandra Cuevas, con atención.

- Publicidad -
- Publicidad -spot_img

Noticias Recomendadas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -spot_img

Últimas Noticias