28.8 C
Zacatecas
lunes, 17 junio, 2024
spot_img

Gobierno frente a los dueños del dinero

■ En Memoria a María Concepción Tavares

Más Leídas

- Publicidad -

Por: ARTURO HUERTA GONZÁLEZ •

Ante la mayoría electoral que Morena y los partidos de la coalición obtuvieron en las recientes elecciones, que les permitirá realizar cambios constitucionales en el Congreso, los mercados financieros han reaccionado especulando contra el peso mexicano y la Bolsa Mexicana de Valores (BMV). El viernes 31 de mayo del 2024 el tipo de cambio estaba 16.96 pesos por dólar, y el viernes 7 de junio pasó a estar en 18.39, lo que implicó una caída de 7.8% del peso frente al dólar y la BMV en la misma semana tuvo una caída de 3.1%. A partir del cambio del tipo de cambio hay voces señalando que se avecina inflación. Este movimiento del tipo de cambio no es relevante dado que el peso ha estado sobrevaluado en los últimos años. La paridad peso – dólar llegó a estar a 25 pesos por dólar en marzo del 2020. Si consideramos que la paridad cambiaria debería estar en 22 pesos por dólar, incorporando el diferencial de precios entre México y Estados Unidos, por lo que con la paridad del 7 de junio de 18.39 pesos por dólar continúa la apreciación con un nivel de 19.5%, respeto a la paridad de 22 pesos. Ello refleja que la economía sigue trabajando con un dólar barato que actúa en detrimento de la producción nacional, debido a que es desplazada por las importaciones baratas y de ahí el menor crecimiento de la economía nacional y el déficit de comercio exterior. 

- Publicidad -

La actitud del capital financiero de especular contra el peso y el mercado de capitales es una manifestación de presión contra el gobierno y el Congreso para que no vayan a legislar en la perspectiva de que se fortalezca el poder gubernamental y de la sociedad frente a los intereses de los dueños del dinero. El gran capital utiliza su poder económico, para subordinar al poder político (Gobierno y Congreso) para que sigan actuando conforme a sus intereses. Es una intromisión que atenta contra la soberanía nacional. El pueblo decidió en las urnas el 2 de junio sobre el destino del país, y el capital financiero tiene que respetar eso, a pesar de que ellos esperaban otros resultados. El actual secretario de Hacienda (que continuará en el próximo gobierno), el martes 3 de junio, para calmar a los mercados financieros anunció que el nuevo gobierno mantendrá la estabilidad macroeconómica, la disciplina fiscal, la reducción de la deuda pública y el respeto a la autonomía del Banco de México, evidenciando que se continuará gobernando para ellos. Pero a pesar de tal declaración, los dueños del dinero han seguido especulando en su deseo de que no se realicen cambios constitucionales en lo político, lo que refleja una clara violación a la autonomía y soberanía del país. El Congreso decidirá si los cambios propuestos por el presidente saliente se aceptan o no. La Reforma al Poder Judicial plantea que los miembros de la Suprema Corte de Justicia sean electos por la sociedad, para que estén al servicio de ésta, de hecho, yo añadiría que en el mismo tenor también deben ser electos por la sociedad los miembros de la Junta de Gobierno del Banco de México, pues han venido actuando a favor de los dueños del dinero con las altas tasas de interés que establecen, que frenan la actividad económica y afectan a las grandes mayorías de la sociedad. Se requieren miembros de la Junta de Gobierno del banco central que actúen en el cumplimiento de los propósitos nacionales de crecimiento y empleo bien remunerado, en condiciones de baja inflación. Esta propuesta sí que le dolaría al gran capital financiero, pues el banco central ya no les estaría favoreciendo como ha venido aconteciendo por décadas, pero Morena y el gobierno no les interesa avanzar en dicha dirección, pues están subordinados en lo económico al capital financiero, por lo que los intereses económicos de dicho capital desgraciadamente no serán tocados. Si especula el capital financiero a pesar de que Morena protege sus intereses, es porque van por más.

Las autoridades monetarias de Estados Unidos están preocupadas por el alza de empleos y de salarios en su país, que hará que más se tarde en bajar la inflación a su objetivo de 2% por lo que no bajarán la tasa de interés pronto y hasta hay planteamiento de incrementarla para evitar que siga aumentando el empleo y los salarios. Le expectativa de que no bajará la tasa de interés en EUA ha fortalecido al dólar y devaluado al resto de las monedas, en donde se ubica el peso. Lo mismo acontecerá en México. Banxico no bajará la tasa de interés ante las presiones que está teniendo el peso, como porque la inflación no cede, no logra su objetivo al 3%, ya que en mayo fue 4.69%.

Mientras sigamos dependiendo de la entrada de capitales y siga la libre movilidad de éstos y continúen presionando sobre el peso, la política económica seguirá actuando a favor del sector financiero, con altas tasas de interés y austeridad fiscal y no habrá condiciones de tener política económica a favor del sector productivo y del pleno empleo, ya que esto requiere de baja tasa de interés y expansión del gasto público, cosa que todo apunta que no acontecerá. Al no regularse el sector financiero a favor del sector productivo y del empleo, continuará el contexto de estancamiento con inflación y presiones sobre el tipo de cambio y la incapacidad de pago de la deuda por parte de empresas y familias, que comprometerá la estabilidad financiera deseada por el sector financiero, lo que evidencia las contradicciones que se derivan de las políticas que ellos impulsan.

- Publicidad -

Noticias Recomendadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias

- Publicidad -
- Publicidad -