18.5 C
Zacatecas
miércoles, 1 diciembre, 2021

Pilar Alba

Más Leídas

- Publicidad -

Por: PILAR ALBA* •

La Gualdra 469 / 8M2021 / Mujeres en la cultura

- Publicidad -

 

 

Las palabras me han acompañado desde siempre, el lenguaje que aprendí de mis padres y mis abuelos. Los dichos y refranes cotidianos que formaron parte de lo que sería posteriormente mi propio lenguaje. Gozaba escuchar a mis familiares hacer juegos de palabras. Mi abuela materna además de jugadora del lenguaje y mujer sabia de las cuestiones de la vida fue una de mis grandes influencias. De mi abuela paterna también heredé una palabra, una fuerte y fundamental: mi nombre. Mi madre, por el contrario, me enseñó el aprecio por el silencio; nunca ha sido de música ni canciones, más bien de oraciones y silencios, su mutismo también me enseñó que a veces callar es una mejor respuesta ante un adverso acontecimiento. También tengo que mencionar a mis tías, las paternas y maternas, de cada una de ellas aprendí algo desde la afición por el tabaco (que no duró mucho tiempo) hasta el valor de la espera por el ser amado; entre muchas otras que de mencionar aquí se llevarían bastante tiempo. Quise empezar con las mujeres que me han formado, porque vivo en un mundo donde ellas han sido dominantes pero empáticas con sus parejas, trabajando al parejo con ellas en un acompañamiento. Quise también empezar con las palabras porque es lo mejor que todas ellas me han enseñado, su gran legado; porque gracias a ellas quise reflexionar más sobre la vida, por eso estudié filosofía, por eso persistí hasta sacar un doctorado. Gracias a ellas y a las palabras he podido comunicarme con tantos jóvenes en las aulas, primero en secundaria, después en preparatoria y ahora en la licenciatura en artes. Gracias al amor por las palabras las puse a jugar por bastante tiempo arriba de un escenario. Gracias a ellas no me resisto y sigo obligando a mi cuerpo a bailar diariamente en una clase de danza. Estudio las palabras, el lenguaje y sus juegos a nivel de la academia, pero, sobre todo: escribo. Escribo para que esa tradición de mis mujeres no se pierda para poder, como ellas, seguir construyendo historias.

 

https://issuu.com/lajornadazacatecas.com.mx/docs/la_gualdra_469

- Publicidad -
Artículo anteriorMariana Terán / Del arte de escribir mi nombre
Artículo siguiente8M2021
- Publicidad -

Noticias Recomendadas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -spot_img

Últimas Noticias