26.8 C
Zacatecas
domingo, 26 mayo, 2024
spot_img

■ Washington demuestra que desea atender el flagelo

AMLO: gran giro, reconocer que es un problema bilateral

■ Manifestó su extrañeza por el intento del gobernador de Texas, Greg Abbott, de ser vicepresidente

Más Leídas

- Publicidad -

Por: La Jornada •

Ciudad de México. El reconocimiento del embajador de Estados Unidos, Ken Salazar, de que 70 por ciento de las armas que entran ilegalmente a México provienen de su país es importantísimo y representa un acto de sinceridad que refleja un deseo de que se atienda esta problemática, expresó el presidente Andrés Manuel López Obrador. Destacó que su gobierno seguirá colaborando con el vecino del norte para detener el flagelo de la violencia y combatir el tráfico de drogas.

- Publicidad -

En su conferencia matutina, el mandatario manifestó su extrañeza por la pretensión del gobernador de Texas, Greg Abbott, por buscar la candidatura republicana a la vicepresidencia. “¿Cómo van a votar los hispanos pueden hacerlo, desde luego por una persona que es antinmigrante, cuando Texas, se debe a la migración?”

Se pronunció en torno al proceso electoral en Estados Unidos y el voto latino. “¿Por quién se vota?, necesitamos saber quiénes van a garantizar: uno, la regularización de los mexicanos que llevan años trabajando honradamente allá; ¿quién va a atender el fenómeno migratorio procurando la justicia en los pueblos de América Latina y del Caribe?, ¿quién no va a seguir con la política de militarización y de construcción de muro en la frontera?

“O, ¿quién nos va a garantizar que habrá control para que no entren armas de Estados Unidos a México? ¿Quién va a trabajar conjuntamente con el gobierno de México para evitar que haya tráfico de drogas y se impida que se siga consumiendo fentanilo en Estados Unidos por razones de legalidad, por razones de justicia y por razones de humanismo? ¿O sea, un programa?

Por otro lado, desestimó la polémica en torno al ingreso a México de 11 militares aduciendo que se trata de un intercambio regular entre los ejércitos de ambos países, como parte de la colaboración intensa que hay en cuestiones castrenses, seguridad, comercio, finanzas. Con una frontera de 3 mil kilómetros; la presencia de 40 millones de trabajadores mexicanos en ese país y el envío de remesas por 65 mil millones de dólares se explica la intensidad en estos niveles de colaboración.

Al abundar sobre el tráfico ilegal de armas a México, comentó que esto es favorecido por la falta de control en la venta que prevalece en Estados Unidos, aunque destacó la actitud de Salazar porque esto refleja que hay un trabajo conjunto en esta materia. Comparó esta postura con los términos del acuerdo para la operación Rápido y Furioso, en la que ambos gobiernos consintieron la introducción de armas a México.

Se planeó entonces colocar sensores para ubicar a las bandas del crimen organizado, pero cuando ingresaron las armas, éstas ya sabían que tenían esos dispositivos, porque en ese periodo, la presidencia de Felipe Calderón, “en México había un narco gobierno y claro que llegaron las armas, nada más que les quitaron los sensores y, lo peor, las usaron para asesinar mexicanos”.

Salazar estuvo ayer en Palacio Nacional, aunque no visitó a López Obrador, sino que se reunió con otros funcionarios que no identificó.

- Publicidad -

Noticias Recomendadas

Últimas Noticias

- Publicidad -
- Publicidad -