11.9 C
Zacatecas
sábado, 21 mayo, 2022
spot_img

■ Punto & Aparte

Más Leídas

- Publicidad -

Por: FERNANDO SANTACRUZ MORENO • admin-zenda • Admin •

A Genaro Godina Guzmán,

- Publicidad -

líder campesino zacatecano.

Eran aquellos años de incertidumbre en la seguridad y en la tenencia de la tierra y Genaro Godina  Guzmán, desde los 70 ya estaba ahí, con los campesinos en la búsqueda de soluciones para trabajar con mayor eficacia la tierra y hacerla producir más y mejor, estaba el originario de San Antonio del Ciprés al frente de aquella organización que a nivel nacional dirigía el eterno Alfonzo Garzón Santibañez, la Central Campesina Independiente. Desde la calle Ventura Salazar primero, luego en la Morelos y posteriormente allá a espaldas de Guadalupito, despachaba y atendía Genarito a los hombres del campo que acudían en busca de apoyos, de orientación o asesoría para llegar a las oficinas de las dependencias del sector agropecuario.

Sus 70 años, la mayor parte de ellos los dedicó a lo que le gustaba, la atención a los hombres del campo y a divulgar los conocimientos adquiridos en alguna nación europea, Genaro Godina fue siempre un hombre leal, honesto, trabajador y buen amigo, trabajó siempre, o casi siempre, en esa organización llamada central campesina independiente, misma que al paso de los años le dio vida al Movimiento Agrarista Zacatecana MAZ, que no tuvo los efectos que se esperaban. Genarito ya dejó de existir, quedan solo sus recuerdos y anécdotas, desde los tiempos del General Fernando Pámanes Escobedo, José Guadalupe Cervantes y los que siguieron. Su vida activa siguió hasta sus últimos días porque aún en su hogar, en sus días  de enfermedad que al final lo consumió y lo llevó hasta la tumba, siempre estuvo “en línea con Macario, con Cuauhtémoc, en busca de información o bien, emitiendo sus puntos de vista sobre algún o algunos acontecimientos que afectaban a la clase campesina. Descase en paz el amigo, El Chaparrito, El Tigrazo Genaro Godina Guzmán.

Y ahora que ya se está en el arrancadero para elegir a la presidente del municipio de Zacatecas, tal parece indicar que la lucha no será tan cerrada porque Judit, derrotada en la primera, en la “de a de veras”, llega un tanto disminuida y Lupita Medina Padilla, tendrá que sacar las uñas para derrotar a sus adversarios, empresa que no será del todo Fácil, porque no se debe de descuidar que sus mismos correligionarios, empezando por Arturito López por instrucciones de Chabelo, le pueden correr el caballo al revés, desprenderse de dos o tres que le ayudaron y que más que ayudarle le estorbaron, le podrá dar mejores resultados y ganar la elección del 4 de diciembre. Movimiento de Regeneración Nacional no irá porque no tiene caso ir de nuevo a una elección que Morena ganó y le fue arrebatado el triunfo ante temores claros. Carlos Peña Badillo dejó un cochinero, del que está dando cuenta el Concejo Municipal interino y, en el dado caso que a la presidencia llegara la Guerrero, como priísta que lo es, se vería en la penosísima de encubrir el trabajo que mal hizo el de Río Grande al frente de un municipio que no era el de él, de tal manera que así las cosas, los que habitamos en esta ciudad capital y sus comunidades, estaremos en esa incertidumbre de no saber con qué tantos recursos contará el municipio ni qué tipo de obras habrá de realizar. No será fácil para quien gane, eso es seguro y el que gobierna seguirá en sus discursos vacuos sin definir si está con melón o con sandía, porque ya usted se ha dado cuenta que no sabe de qué lado masca la iguana y eso es grave, sino pregúntenle a los taxistas.

Del equipo de trabajo hay mucho qué decir, pero eso es tema para nuestra próxima entrega, ahora lo preocupante es el asunto recurrente del precio de los productos del campo, específicamente del frijol. Las hectáreas que se cultivaban de ese grano ya han disminuido considerablemente, la cosecha para este ciclo agrícola no llegará a las 250 mil toneladas y el precio no rebasará los 12 pesos, aunque haya ilusos que ya han dicho que el precio del frijol anda por los 18 pesos, que bárbaro el tan pedrito. No se cubrirán las necesidades de la demanda nacional, se tendrá que importar frijol, como todos los años, para que haya “ganancias” para los funcionarios de los gobiernos federal y estatal, para los campesinos, como siempre, no habrá chorrito, por eso deberían de dejarles esas plantas beneficiadoras que no han servido para maldita la cosa, simples elefantes blancos.

Y ahora que los dineros son escasos, en la Universidad Autónoma de Zacatecas no se alcanza a ver aún el final del túnel, sigue la bola de incertidumbre creciendo y los maestros a la espera de respuestas; ya se habla de una posible huelga, movimiento que pudiera estallar en el mes de febrero del próximo año, habrá que esperar a ver qué dicen las estrellas. Crescenciano con su Mutualista y José Luis con sus trabajadores, tienen que dar la cara por esa generosa institución que tanto les ha dado: a los maestros universitarios y a los trabajadores.

¿Recuerdan aquél problema que surgió con el director de la Escuela Normal Manuel Ávila Camacho?, tal parece que ya se resolvió, la llegada de Felipe Ramírez así lo indica, ojalá que logre limpiar esa imagen de una histórica institución, en la que no se venden títulos ni doctorados, como en Durango, en donde por cierto, se sabe de algunos que hasta puestos de buen nivel han ocupado, fueron y se hicieron de papelitos con los que luego llegaron a Zacatecas a presumir hasta doctorados.

Hasta aquí mi comentario, nos veremos en la próxima entrega… ■

 

[email protected]

- Publicidad -
- Publicidad -spot_img

Noticias Recomendadas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -spot_img

Últimas Noticias