19.2 C
Zacatecas
martes, 6 diciembre, 2022
spot_img

Los monumentos de memoria en algunas películas: Maixabel, La traversée de Paris, Juarez y Estatuas

Más Leídas

- Publicidad -

Por: CARLOS BELMONTE GREY •

La Gualdra 549 / Cine / Desayuno en Tiffany’s, mon ku

- Publicidad -

Hace una semana comentamos la película Maixabel de la directora Icíar Bollaín: Una historia sobre el asesinato de Juan María Jáuregui por el grupo terrorista ETA en julio del 2000 y el posterior proceso de perdón por los asesinos arrepentidos y la viuda Maixabel. La película tiene algunas secuencias en uno de los Memoriales del país vasco cuya función es la conmemoración contra el terrorismo y la memoria de las víctimas y familiares. Los diferentes Memoriales en el país vasco cobran sentido tras el fin del grupo ETA y, por supuesto, las celebraciones con el fin del grupo terrorista en mayo 2018.

Hace casi 70 años, el director francés Claude Autant-Lara dirigió La traversée de Paris (1956) estelarizada por Jean Gabin y Bourvil. Una comedia negra para contar la violencia de la ocupación alemana en París y la Segunda Guerra Mundial, a tan solo una década tras el final de la guerra. En ese momento en Francia se construyeron una gran cantidad de memoriales para homenajear a los caídos, a los resistentes y a los judíos enviados a los campos de concentración. Cada año aún se hacen homenajes frente a estos memoriales para celebrar la paz y recordar, los familiares, a sus víctimas. Monumentos que tienen una función primera, la de recordar y agradecer.

Ahora en México. En 1939 el director alemán radicado en Estados Unidos huyendo del nacismo hizo la primera película sobre Benito Juárez, Juarez: el presidente mexicano era el personaje principal de la historia y no solo una sombra. Durante toda la película Juárez lleva un retrato del presidente Benjamin Franklin como ícono de democracia y defensa de América. William Dieterle, además, encuadra a Juárez recordando la postura y el cuadro que se ha vuelto icónico en más de un despacho político en México. Cada año, en marzo, México celebra al Benemérito de las Américas en las escuelas y en una multitud de esculturas; una fecha en el panteón de los héroes nacionalistas cuya función tuvo sus principios durante la organización de las identidades oficiales.

Unos años más tarde, Roberto Fiesco dirigió el cortometraje Estatuas (2013). Una historia de una madre y su hijo que viven en las afueras marginales de la Ciudad de México. Fiesco nos lleva a la emoción de un solo día en el que el hijo tiene que ir al homenaje a Zapata, frente al monumento, para formar parte de los niños que tendrán el honor de estar en el estrado junto a los importantes políticos. Zapata, uno de los dos grandes héroes oficiales de la revolución mexicana ha sido motivo de un gran número de estatuas, libros, películas (por ejemplo, las versiones de Antonio Aguilar) y otras manifestaciones artísticas. Los monumentos de Zapata construidos todos después de su asesinato y de 10 años de debates, en la década de 1920, para calificar su posición en la revolución y sus méritos para entrar al panteón oficial de héroes, tiene una vez más, esa misión de recordar y hasta educar.

Todas estas películas que tienen monumentos de memoria y de héroes o víctimas utilizan y se permiten contar historias de lo ya pasado. De cierta manera para eso sirven los lugares de memoria, para recordar y evitar el olvido. Matices que en Zacatecas están, quizás, olvidados.

https://issuu.com/lajornadazacatecas.com.mx/docs/la_gualdra_549

 

- Publicidad -
- Publicidad -spot_img

Noticias Recomendadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias

- Publicidad -spot_img