17.5 C
Zacatecas
jueves, 26 mayo, 2022
spot_img

Traidores a la patria (discurso de odio)

Comentarios Libres

Más Leídas

- Publicidad -

Por: SOCORRO MARTÍNEZ ORTIZ •

La división de poderes fue una de las conquistas revolucionarias de Francia a finales del siglo XVIII en su lucha contra el absolutismo. La concentración de la autoridad en manos de un pequeño círculo gobernante, fue una características de los gobiernos de regímenes anteriores. Ahí no había nada parecido a la división de poderes. El rey y sus allegados legislaban, se trataba de un poder centralizado y absorbente.

- Publicidad -

     En su obra “Del espíritu de las leyes”, Montesquieu señala que la teoría de la división de poderes es el resultado de un plan racional para asegurar los derechos individuales. Su propósito principal es garantizar la libertad de los ciudadanos, frente a la acción del poder público, ya que si en la misma persona, o en el mismo cuerpo de magistrados, el poder ejecutivo se reúne con el poder legislativo, no hay absoluta libertad, porque puede temerse que el monarca o el senado, haga leyes tiránicas para ejecutarlas tiránicamente. Tampoco habrá libertad, si el poder de juzgar estuviera unido al poder legislativo, en razón de que el poder de decidir la vida y la libertad de los ciudadanos, será arbitrario porque el juez, sería al mismo tiempo legislador. Si estuviera unido al ejecutivo, el juez tendría en su mano la fuerza de un opresor. Todo estaría perdido si el mismo hombre, o el mismo cuerpo de principales, ejercieran estos tres poderes: el de hacer leyes; el de ejecutar las resoluciones públicas y el de juzgar los crímenes o las diferencias entre los particulares.

    También indica, que el enemigo nato de la libertad es el poder político, ya que es una experiencia que todo hombre que tiene poder, tiende al abuso. Pero como el poder es necesario, sólo existe un medio para asegurar la vigencia de la libertad: disponer de las cosas del Estado en tal forma que el poder, detenga al poder, y aleje la posibilidad de tiranía.

     Hago referencia a este marco teórico, debido a la polémica que causó el rechazo a la iniciativa de reforma constitucional en materia eléctrica, presentada por el presidente Andrés Manuel López Obrador, votada en la Cámara de Diputados del Congreso de la Unión el Domingo de Resurrección, 17 de abril del año actual, y que tenía por objeto entre otras cosas, revertir la que llevó a cabo Enrique Peña Nieto en 2012.

     En la sesión del Pleno, el día señalado se contó con una asistencia de 498 diputados federales. De ellos, 275 votaron en favor; 223 en contra; cero abstenciones y no asistieron dos. Al tratarse de una reforma constitucional, no se contó con el voto de las dos terceras partes de los diputados presentes que para el caso deberían ser de 332, en los términos que dispone el artículo 135 de la CPEUM, razón por la que tal iniciativa fue rechazada.

     Mario Delgado, dirigente nacional de ese partido señaló que, el voto en contra de la reforma eléctrica es un acto de traición a la soberanía nacional, y que colgarán en todo el país, fotos de esos diputados para que la ciudadanía conozca el rostro de los traidores. Además, anunció que pondrán tendederos en las plazas públicas del país, en los que aparezcan el nombre, fotos y el partido político al que pertenecen los diputados que votaron en contra de tal reforma. “Queremos que la gente vea los rostros y nombres de los traidores, para que no olvidemos nunca, quién le dio la espalda al pueblo. Que sepan que si se hubiera aprobado la reforma energética, ya estaría establecido un esquema de tarifas más barato para las familias, las empresas y los ayuntamientos en el alumbrado público”.

     A su vez, el presidente Andrés Manuel López Obrador, respaldó la amenaza. El jueves 21 del presente mes, afirmó que quienes han traicionado a la patria, por rechazar la reforma eléctrica y beneficiar a las empresas extranjeras, deberán ser nombrados por su nombre, y que el pueblo conozca las razones que los llevaron a entregar los recursos naturales de México. Y reconoció, que ese concepto está tipificado en el Código Penal, con 40 años de cárcel.

     El domingo de la que semana que termina, desde las diez y media de la mañana, en la Alameda Central de la Capital del País, Mario Delgado acompañado de líderes, militantes y simpatizantes de MORENA, encabezó un evento denominado “Festival de la Soberanía”, amenizado con trovadores y bandas musicales, discursos, pancartas y un mural con las fotos de los diputados que ellos llaman traidores a la patria.

     Por su parte el coordinador de MORENA en la Cámara de Diputados, Ignacio Mier Velasco, pidió que opositores sean fusilados pacíficamente, esto tras haber votado en contra de la reforma del presidente Andrés Manuel López Obrador.

     Traidores a la patria es un discurso fuerte. Se pretende denunciar ante la FGR a los 223 diputados…

   ¿Qué sucederá si “el pueblo bueno; el pueblo sabio” enardecido con este discurso de odio, y en defensa del presidente López Obrador, arremete en contra de los traidores? No ignoremos el clima de violencia generalizada de nuestro país…

- Publicidad -
- Publicidad -spot_img

Noticias Recomendadas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -spot_img

Últimas Noticias