9.2 C
Zacatecas
domingo, 5 febrero, 2023
spot_img

2022 año de Ricardo Flores Magón

Más Leídas

- Publicidad -

Por: Xol Hernandez •

La Gualdra 552 / Historia

- Publicidad -

Por: EMILIA RECÉNDEZ GUERRERO

Nos acercamos al fin del año de Ricardo Flores Magón, y poca alusión se ha hecho al precursor de la Revolución Mexicana, quien muriera el 21 de noviembre de 1922 en la prisión de Leavenworth, en Kansas, Estados Unidos. El gobierno mexicano de la 4T se ha caracterizado por hacer visibles a algunos líderes revolucionarios no tan conocidos, como Felipe Ángeles y Ricardo Flores Magón. Quizá en ese intento del actual gobierno de querer diferenciarse y deslindarse de los anteriores (aunque su origen primigenio sea el mismo) busca la identificación con los líderes menos conocidos y más apegados al pueblo. Sin embargo, la difusión sobre la vida y obra del luchador social, Ricardo Flores Magón y sus hermanos Jesús y Enrique, ha sido mínima. Ellos, desde jóvenes y haciendo uso del medio de comunicación más importante de aquellos tiempos “los periódicos” dieron la gran batalla al entonces dictador Porfirio Díaz.

Ante dichas ausencias, es pertinente escribir unas cuantas líneas sobre los Flores Magón, esperando despertar la curiosidad de las y los lectores y que puedan hacer una investigación más amplia sobre el tema. Descendientes de indios mixtecos de Oaxaca, de la mano de su madre, Margarita Magón, llegaron a la Ciudad de México; ella, después de ver las injusticias que pasaban los indígenas de la sierra de Oaxaca al ser despojados de sus tierras, decidió que sus hijos estudiaran derecho, serían abogados y defenderían a los desprotegidos buscando la justicia. Su esposo Teodoro Flores, se encontraba en la Ciudad de México, como “tata o principal” del pueblo de Eloxchitla, junto con otros indígenas habían ido en busca del presidente de la República para delatar las injusticias, pero no lograron su cometido; Margarita aprovechando que él se encontraba allá, fue con sus hijos.

Se quedaron en la Ciudad de México instalándose en la vecindad que había sido el convento de San Antonio Abad (donde se hacinaban múltiples familias). Teodoro, con un sueldo miserable de cobrador de rentas, intentaba sostener a su familia; así que, Jesús, Ricardo y Enrique, pronto empezaron a trabajar como boleros, vendedores de periódicos y cuanto oficio era necesario para costear sus estudios. El padre inculcó en sus hijos que la culpa de aquella miseria e ignorancia en que vivían el 80% de los mexicanos, era por la avaricia que despertaba la propiedad privada, por lo cual había que acabar con ella, de ahí se fue despertando en los jóvenes el deseo de justicia, el principio de igualdad, que se reafirmó cuando en la Universidad leyeron sobre el anarquismo y sus propuestas, convirtiéndose en líderes de grupos de estudiantes y mediante diversos periódicos difundieron sus ideas y sus estrategias de lucha. La actividad que desplegaron con obreros, estudiantes y otros sectores desprotegidos fue amplia, los periódicos El Ahuitoze, El Hijo de Ahuizote y Regeneración fueron los medios para hacer crítica del régimen dictatorial de Díaz.

Fueron encarcelados en varias ocasiones y Ricardo, el más perseverante en la lucha contra el capitalismo, se exilió en Estados Unidos, donde continuó sus actividades y por ello fue hecho prisionero, condenado a 20 años de prisión y asesinado en ella el 21 de noviembre de 1922 [Más información en Fernando Benítez, Lázaro Cárdenas y la Revolución Mexicana t.1].

 

https://issuu.com/lajornadazacatecas.com.mx/docs/lagualdra552

- Publicidad -
- Publicidad -spot_img

Noticias Recomendadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias

- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img