9.2 C
Zacatecas
domingo, 5 febrero, 2023
spot_img

Don Chuy

Más Leídas

- Publicidad -

Por: Xol Hernandez •

La Gualdra 553 / Río de palabras

- Publicidad -

Por: PILAR ALBA

Por fin pudo descansar tranquilo toda la noche completa. Amaneció con la cama seca y sin revolver. Habían sido ya más de nueve noches en las que la hora de irse a dormir era un martirio. Apenas cerraba los ojos se le venía a la mente la imagen de aquel hombre. Apenas apagaba la televisión o el ruido del celular, en su cabeza volvía a escuchar el estruendo, los gritos y después el absoluto silencio. Apenas quería conseguir el sueño y venían a su mente pesadillas: los colores, el bullicio, los hombres que corrían después de haber descargado su furia contra aquel hombre. Don Chuy, quien en vida así se llamaba, no era malo; nunca lo escuchó siquiera decir alguna mala palabra. Un hombre de ley, cabal, de los que ya no existen, decía su papá a los amigos y conocidos que le preguntaban por el suceso. Así era como empezaba su mal sueño: don Chuy barriendo afuera de su casa, él yendo camino a la tienda. Don Chuy levantando la tierra con el recogedor, él apurándose para no saludarlo, a pesar de que sus padres le dijeran que saludar era de gente buena, de buenos vecinos. Don Chuy diciéndole Buenos días, Juanito, él contestando, apurando el paso para que no le sacara plática. Don Chuy viendo cómo se dirigía a la esquina, él viendo cómo de un carro se bajaban unos hombres. Don Chuy tratando de correr asustado, él tapándose los ojos para no ver cuando los hombres le soltaron los disparos. Don Chuy cayendo mientras emitía un grito callado, él paralizado sin saber qué hacer, si escapar o correr a levantarlo… los hombres huir corriendo en el carro… él despertando otra vez mojado. El carro era rojo, les dijo a los hombres que le preguntaron; no, no supo si eran tres o dos los que le dispararon. Él regresó corriendo a su casa. Estuvo encerrado todo el novenario, aunque no le gusta estuvo los nueve días rezando. Su tía llegó con un huevo, agua bendita, con eso lo curaron. Don Chuy descansa en gracia de Dios. Él tendrá que seguir viviendo sin pensar en lo que le ha pasado.

 

https://issuu.com/lajornadazacatecas.com.mx/docs/la_gualdra_553

- Publicidad -
- Publicidad -spot_img

Noticias Recomendadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias

- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img