17.7 C
Zacatecas
martes, 23 abril, 2024
spot_img

■ El Péndulo

La coyuntura política exige mucha responsabilidad

Más Leídas

- Publicidad -

Por: RAYMUNDO CÁRDENAS HERNÁNDEZ •

En las dos últimas semanas, para regocijo de la oposición, el New York Times (NYT) publicó dos reportajes con contenidos calumniosos contra el presidente AMLO y sus hijos, el primero afirma que en una investigación del gobierno norteaméricano encontraron indicios de que el Cartel de Sinaloa había entregado 2 mdd para su campaña del 2006, el cual fue descalificado por AMLO por no contener prueba alguna y ser, evidentemente, un intento de intervenir en la actual campaña electoral, la contundencia de la respuesta obligó a la Casa Blanca de los Estados Unidos a informar de inmediato que en ese país no existe ninguna investigación en contra del presidente López Obrador. De cualquier modo, la derecha mexicana apoyada en ese reportaje operó una andanada de millones de mensajes en la red X contra el presidente, la cual ya se demostró que no emitieron mexicanos de carne y hueso. Quedó de manifiesto el dicho de que “la calumnia, cuando no mancha tizna”. 

- Publicidad -

En ese escenario, la corresponsal del NYT en México envió un comunicado al vocero del gobierno de México, informando que estaba en preparación un segundo reportaje y solicitaban la opinión del presidente sobre otros elementos calumniosos presentados como preguntas, texto que AMLO hizo público al día siguiente en su conferencia matutina, en la que calificó como calumnias los nuevos elementos y subrayó la falta de pruebas, ahora referidos a supuestas entregas de dinero para la campaña de 2018, y a la afirmación mentirosa de que una de sus giras como presidente a Sinaloa había sido planeada para que él se reuniera con la mama del Chapo Guzman, con el objetivo de recibir dinero. Lo cierto es que durante un evento público realizado como parte de la supervisión de la construcción de una carretera que comunica a una región de esa entidad con el estado de Chihuahua, se presentó la mama del narcotráficante con la intensión de entregarle la solicitud de que realizara una gestión para que el gobierno de E. U. permitiera que una de sus hijas visitara al Chapo en la prisión donde se encuentra. A la vista de todos, AMLO se acercó al vehiculo de la señora y en pocos minutos se saludaron y recibió la solicitud. Videos de ese hecho se hicieron públicos ese mismo día.

Ante la evidente falta de pruebas que sustenten las acusaciones, durante los últimos dias ya nadie defiende el contenido de los reportajes del NYT, sino que ahora los opositores han centrado sus baterias en denunciar que al publicarse el texto integro de la periodista, también se hizo público su número telefónico privado, violando la confidencialidad de sus datos personales, aunque en el debate intenso que se dio en las redes sociales, ya se aclaró que tal número pertenece a la empresa. Todo resultó un fiasco.

 

Quedó en evidencia que la intromisión del diario mencionado fue el primer resultado tangible de la visita que realizó a E. U. la candidata a presidenta del PRIAN, a donde solicitó la intervención de distintos actores conservadores para ayudarla a impulsar una campaña que, hasta ahora, no parece capaz de incrementar su competitividad. Sin embargo, lo que quedó claro es que distintos segmentos de la derecha internacional están decididos a participar en el empeño de descarrilar la marcha de la candidata de la cuarta transformación, y de que intentarán distintas modalidades de golpes blandos que han sido aplicados en distintos paises, especialmente latinoamericanos, donde han sido bautizados como Lawfare, en el que juegan un papel fundamental los poderes judiciales respectivos. La conclusión pertinente que debemos sacar de este episodio, es que la derecha ya se convenció de que si explicita su verdadero programa para México 

está condenada a perder por amplio margen, por lo que intentarán crear las condiciones para lograr, cuando menos, que la elección federal se anule.

Un elemento muy pertinente que debe valorar la dirección de la campaña nacional de Morena, es que la aparente decisión de entregar todas las candidaturas federales en Zacatecas a la expresión comandada por la familia Monreal, está generando en los equipos y aspirantes excluidos muchas dudas sobre el sentido que deben darle a su votación, lo que peligrosamente puede sumarse al voto de castigo que propicia el desgaste normal de los grupos políticos hegemónicos. Creo que todavía es tiempo de hacer política de la buena, disponiendose a dialogar entre todos los equipos para lograr las mejores condiciones y candidaturas, y de esa manera estar en condiciones de responder los retos que supondrá una campaña extraordinariamente provocadora de la oposición. Esos retos exijen mucha responsabilidad de todos.  Sería muy lamentable que, por soberbia, los equipos políticos existentes en el territorio zacatecano, especialmente los de mayor peso político, sean incapaces de conducir el dialogo y de alcanzar los acuerdos necesarios y suficientes para que nuestra entidad aporte los votos que exije la circunstancia política nacional, y que requieren las reformas constitucionales que México necesita con urgencia.  

- Publicidad -

Noticias Recomendadas

Últimas Noticias

- Publicidad -
- Publicidad -