26.4 C
Zacatecas
lunes, 22 abril, 2024
spot_img

Daniel Centeno: “Todo tiene que ver con la muerte” [Reseña de Rara vez elegimos morir]

Más Leídas

- Publicidad -

Por: BEATRIZ PÉREZ PEREDA •

La Gualdra 610 / Libros

- Publicidad -

 

 

En Suspense, Patricia Highsmith dice que: «una acción sensacional y una prosa inteligente no consiguen ocultar la falta de inventiva por parte del autor. También escribir lo obvio, que en realidad no entretiene, proviene de una especie de pereza”; para Daniel Centeno (Los Mochis, Sinaloa, 1990) esto no supone un problema ni él es una víctima de la pereza, el universo de sus cuentos se compone de premisas originales, casi únicas, que lo hace contrastante entre los libros de cuentos que habitualmente ocupan las mesas de novedades editoriales.

Además, el autor escribe un género (o un subgénero, si lo incluimos dentro del cuento fantástico y de ciencia ficción), que denomina Death fiction, “un tipo de ficción donde la muerte es protagonista”, dicho por él mismo, y quizá la verdadera protagonista de sus historias ya que “resulta ser la esencia del material literario que hay.”

Por esto no me extraña que en el nuevo libro de cuentos de Daniel Centeno, Rara vez elegimos morir (2024), publicado por la editorial chilena Trazos de aves, el tema de la muerte sea recurrente y relevante, pero también la amistad y cierta imposibilidad de los personajes para mostrarse al otro, a los otros, totalmente y al mismo tiempo seguir siendo leales a sí mismos, y así ser aceptados, amados. En los siete cuentos que componen el libro, Centeno ensaya una y otra vez sobre la muerte y la amistad (que tal vez debería decir amor), esa rareza que a veces ocurre entre dos personas y que acaso sea el único hechizo sobre la certeza y la sombra continúa de la muerte.

Aunque sabemos que no es un tema nuevo ni indiferente entre escritores y lectores, Daniel busca darle una vuelta, ir un poco más allá, porque a pesar que los humanos siempre estemos pensando en la muerte por estar rodeados de ella, lo cierto es que Rara vez decidimos morir, y eso es evidente en estas páginas donde la muerte se pasea como una protagonista luminosa y omnipresente junto a jóvenes telépatas; una niña que prefiere una muerte por helicópteros; personajes que ven los fantasmas de nuestras muertes y escuchan la música que nos hace irrepetibles pero que también anuncia el final; ecocidio y acoso escolar o un rostro tan común, que en un giro del destino, nos hace llegar justo a donde pertenecemos, y esto es sólo un intento por sintetizar premisas e historias mucho más complejas y emotivas.

Una literatura obsesiva pero leal con esa decisión y una imaginación en las antípodas de la pereza, de la que estoy segura aún nos dará más e incluso mejores frutos, es la apuesta de Daniel Centeno, dejémonos sorprender por un universo distinto y otra forma de mirar a la muerte.

 

https://issuu.com/lajornadazacatecas.com.mx/docs/lagualdra610

- Publicidad -

Noticias Recomendadas

Últimas Noticias

- Publicidad -
- Publicidad -