22.5 C
Zacatecas
miércoles, 29 junio, 2022
spot_img

Gobiernos progresistas están repitiendo mantra neoliberalista: académico argentino

■ Le han apostado a la inversión en minería en zonas áridas en todo el planeta: Castro

■ Hay países que consideran que la tecnología es la solución y usan, en el campo, semillas transgénicas, y eso conducirá a una situación crítica, opina el investigador

■ El desarrollo no se relaciona con procesos de democratización, sino que ha vuelto a ser reducido a un tema de crecimiento económico, afirma el sociólogo argentino

■ Sobre conflictos por el agua, aseguró que en México han cambiado poco, porque la gente sigue enfermando o muriendo por falta de este recurso

Más Leídas

- Publicidad -

Por: ALEJANDRO ORTEGA NERI •

El momento que vive América Latina con el ascenso al poder de presidentes progresistas, es importante para reflexionar en torno a temas de agua, desarrollo y los conflictos socio ecológicos en la región, no obstante, el gran obstáculo es que estos gobiernos están repitiendo el mantra neoliberalista, el determinismo tecnocéntrico e implementado proyectos basados en estas ideas, lo que significa un grave problema y una situación crítica, aseguró el sociólogo de la Universidad de Buenos Aires (UBA), José Esteban Castro.
En su conferencia magistral titulada “Agua, desarrollo y conflictos socio ecológicos. Obstáculos y oportunidades que enfrentan los Procesos de democratización de la Política y la gestión del agua en regiones semiáridas”, desarrollada en el marco de las Actividades virtuales de la IX (Novena) Reunión de la Red WATERLAT-GOBACIT, 2022 “Agua, Territorio y Democracia Substantiva: construyendo proyectos políticos en defensa de la vida”, el especialista argentino consideró que la Sociología es una de las disciplinas sociales que se han atrasado en acercarse al tema de la conflictividad social por temas ambientales y temas del agua, por lo que dijo estar convencido que es el momento para que la Academia aporte sobre todo en beneficio de las mayorías que son las que padecen problemáticas en torno a estos temas, como es la falta de agua.
El investigador expuso que en dos informes de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) sobre regiones áridas, uno de 1962 y otro de 2011, si bien se planteaba la necesidad de que la ciencia fuera puesta al servicio de las necesidades humanas, se apuntó por otra parte, dos panoramas que han resultado erróneos y nocivos: el primero señala que las regiones semiáridas, las cuales están en países menos desarrollados, serían en el futuro la fuente del resurgimiento de los países desarrollados en crisis, es decir, una especie de nuevo descubrimiento; mientras que el segundo refería que en las regiones semiáridas está la riqueza del planeta, es decir, “desiertos de inversión” para ser explotados y es lo que sucedió a partir de la década de 1990 con las políticas neoliberales.
Por ello, incluso en los países con gobiernos progresistas, dijo, se tiene un problema, ya que el desarrollo no se relaciona con procesos de democratización, sino que ha vuelto a ser reducido a un tema de crecimiento económico y esto, aseveró, es grave, porque le han apostado a la inversión en minería en los zonas áridas en todo el planeta y eso deja en claro lo que está ocurriendo: repiten el “mantra neoliberalista”, el “determinismo tecnocéntrico”, pensando que la tecnología es la solución y usan, en el campo, semillas transgénicas, y eso conducirá a una situación crítica, advirtió.
En ese sentido, reiteró que es importante aprovechar el momento que se vive, con el ascenso de gobiernos progresistas en el continente, para discutir estos temas y transformar las políticas en el caso de México, Argentina, Chile, Bolivia, Colombia y posiblemente en Brasil, porque si no, se continuará presos de lo que José Esteban Castro llama “las fuerzas inerciales” y “condicionantes sistémicos” impuestos por las reformas neoliberales y que han hecho muy difícil la transformación de la realidad.
En este sentido, el resto es para los sectores progresistas que llegan a los gobiernos, sobre todo aquellos que si tienen alguna esperanza de transformar la realidad, sobre todo esa en la que falta desarrollo, entendiendo este concepto como la mejora de las condiciones de vida para las grandes mayorías y no meramente como crecimiento económico que beneficie a las minorías. “Realmente tenemos que transformar la mentalidad y la práctica de las clases progresistas que llegan al poder, porque si no terminamos con situaciones críticas”, dijo el estudioso.
No obstante, reconoció que es complicado transformar el statu quo, que dejaron los gobiernos neoliberales, porque no basta con ser progresista y tener el apoyo popular, por eso, destacó la importancia que tienen también las universidades a quienes les adjudicó una gran responsabilidad, ya que muchas de ellas son las que forman a estos líderes que llegan al poder y son también, las que reproducen los determinismos y reduccionismos que pasan a ser parte de los mantras en las prácticas del poder.
En lo que respecta a los conflictos por el agua, el sociólogo argentino aseguró que en México han cambiado poco, pues la gente sigue muriendo por falta de agua o por enfermedades derivadas de la falta de la misma, y en muchos casos la situación ha empeorado en vez de mejorar porque se ha permitido la privatización de los servicios de agua con la idea de que iban a mejorar y no lo han hecho. Estos son dilemas de las políticas progresistas que parecen no tener respuesta y una posición diferente sobre estos temas, puntualizó.
Aun así, José Esteban Castro consideró que México, comparado con las dos últimas décadas, ha recuperado el lugar que en América Latina siempre tuvo y que lo había entregado a partir del Tratado de Libre Comercio (TLCAN) con Estados Unidos y Canadá, y en el plano universal, concluyó, “tiene chance de recuperarse”.

- Publicidad -
- Publicidad -spot_img

Noticias Recomendadas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -spot_img

Últimas Noticias