8.8 C
Zacatecas
domingo, 4 diciembre, 2022
spot_img

Tortas japonesas

Más Leídas

- Publicidad -

Por: HERÓN EDUARDO DOMÍNGUEZ •

Amén de una generalizada consternación, el asesinato de varios connacionales a manos de efectivos de las fuerzas armadas de la República Arabe de Egipto desató la justa indignación del gobierno de México, que no puede concebir que un ejército profesional ejecute a civiles desarmados; empero según fuentes regularmente bien informadas el sector donde por distintas razones prendió más la irritación fue justamente el castrense, pues de una parte consideran, los mílites aztecas, la masacre de civiles desarmados de su propio país es de uso exclusivo del Ejército Mexicano, y se quejan además de falta de reciprocidad, habida cuenta los mexicanos en territorio egipcio devienen extranjeros, y aun cuando en la hechura de bajas mortales a base de civiles de su propia nacionalidad -mujeres y niños incluidos- si no ostentan el record de Guinness resultan un temible competidor, no han, a lo largo de sus casi cien años de historia, abatido a un solo extranjero.

- Publicidad -

***

Reafirmada por su autoabsolución al respecto de la “casa blanca”, y algo similar concerniente al espinoso caso de Ayotzinapa, y su tristemente célebre “verdad histórica”, existe, aun entre las filas oficialistas, una generalizada percepción de que el gobierno del lic. Peña va de fracaso en fracaso. De sus propósitos como candidato –se  suele decir- transcurrido más de medio sexenio no se ha concretado uno solo: El crecimiento económico ha sido menor a un tercio de lo ofrecido; prevalece la inseguridad en prácticamente todo territorio nacional; la llamada reforma educativa no ha mejorado un ápice la calidad de la enseñanza; y un etcétera que da para horas de conversación.

Discrepo radicalmente de tales pareceres, asentados sobre base tan endeble como las promesas de campaña de un ex-gobernador del Estado de México, bajo cuyo mandato escaló tal estado los primeros lugares en giros tan sañudamente competidos como corrupción e inseguridad, destacando particularmente en las especialidades de infanticidio y feminicidio, muy notable asimismo por su prodigalidad con los diputados, quienes por unanimidad o casi aprobaron cada una de sus cuentas; estilo gubernativo que no sólo no obstó para el ascenso a la presidencia, sino fue su factor fundamental.

Tomando en cuenta lo anterior es posible ver con claridad no sólo ha cumplido el señor Peña todos y cada uno de sus propósitos reales, mismos que durante su campaña no fueron otra cosa que secretos de estado, sino en tiempo record, y pese un entorno bastante más difícil del esperado, lo ha hecho con creces.■

- Publicidad -
- Publicidad -spot_img

Noticias Recomendadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias

- Publicidad -spot_img