El cazador de historias, de Eduardo Galeano

El cazador de historias, de Eduardo Galeano

La Gualdra 487 / Libros

 

 

El cazador de historias, de Eduardo Galeano, es un libro de relatos que sigue la secuencia de algunos de los grandes temas de su obra. Narra con humor, ironía y ternura pasajes de su vida, de sus viajes y de las personas que lo marcaron; habla sobre su vocación literaria y ofrece anécdotas sobre su quehacer literario.

Galeano es considerado como uno de los pensadores más vigorosos y destacados de la literatura latinoamericana. Nos muestra el mundo en que vivimos, desnudando ciertas realidades que no siempre percibimos, o bien, con las que podemos identificarnos.

Del mismo modo, nos ofrece un puñado de historias que sorprenden porque ofrecen pistas de su biografía como sus años de infancia y juventud, sus primeros viajes por América Latina, de las personas que marcaron su vida y su escritura, y porque expresan sus ideas sobre el amor, la vida y la muerte.

Galeano se enfrentó con su pluma a la muerte, que tan cerca lo acechaba en esos momentos, y a la que miraba con curiosidad y sin grandes alharacas; era muy consciente de que iba a ser su último libro. Según su editor dejó preparados los textos, los dibujos y hasta la portada del volumen, en la que aparece el llamado monstruo de Buenos Aires, un guiño irónico a la mirada exagerada que el mundo eurocéntrico dirigía a los pueblos originarios de Latinoamérica.

Junto con las historias muy personales, el autor rescata en sus relatos las grandes constantes de su obra: la reivindicación de la dignidad, la naturaleza, el desprecio colonialista europeo, el valor de la mujer y, también, el futbol, una de sus grandes aficiones.

Este libro se puede leer de corrido, de principio a fin. Sugiero llevarlo a todas partes: es ideal para esperar la llegada del camión urbano, para hacer antesala y muy útil en alguna de las muchas filas de espera que tenemos que hacer; en lugar del celular se pude abrir este libro al azar, en cualquier página y lo que alcancemos a leer, invariablemente nos proporcionará sorprendentes cápsulas y breves relatos, desde los más inverosímiles hasta los más inimaginables. A continuación algunos ejemplos:

Primera juventud. Va por la calle y ve a una mujer recibiendo golpes por su pareja sentimental, los brazos abiertos, la espalda contra la pared. Intervino a su favor. Acto seguido entre los dos le ponen una tunda y lo dejaron tirado. Aprendió la lección (p. 176).

El taxista. Estocolmo. Hacía mucho frío. El taxista bajó del coche, amablemente le abrió la puerta, le cobró el viaje, con toda cortesía le devolvió el cambio y se despidió con breve reverencia. El taxista por ley estaba obligado a proceder de esta forma porque le servía de gimnasia. Estos breves pasos favorecían la circulación de la sangre, movían los músculos y ejercitaban los pulmones. Los enfermedades profesionales habían disminuido radicalmente (p. 194).

Samuel Ruiz nació dos veces. Don Samuel dedicó los primeros tiempos de obispado a predicar resignación cristiana a los indios condenados a la obediencia esclava. Al cabo de medio siglo se convirtió en el brazo religioso de la insurrección zapatista (p. 49).

El condenado. Fray Luis de León pasó cinco años de su vida encerrado en un calabozo de Valladolid. La Santa Inquisición lo había condenado por traducir al castellano el Cantar de los Cantares, el libro de la Biblia que celebra el derecho humano y la humana pasión (p.149).

Magos. En 2014, El Fondo Monetario Internacional propuso una fórmula infalible para la salvación universal contra la crisis económica: reducir el salario mínimo (p. 113).

Este libro pone punto final a una de las obras más relevantes de América Latina.

 

* * *

Eduardo Galeano, El cazador de historias, XXI siglo veintiuno editores, México, 2016.

 

 

 

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ