Revisan ASE y ASF cuenta pública del Ejercicio Fiscal 2017 de El Mineral

Revisan ASE y ASF cuenta pública del Ejercicio Fiscal 2017 de El Mineral
El contralor municipal, José Edmundo Guerrero Hernández ■ foto: susana zacarías

■ Emiten 96 observaciones, en 16 expedientes, que involucran a 23 ex servidores públicos

■ Deberán responder por mal uso de los recursos, cuya cifra asciende a 6 millones de pesos

■ Trasciende la omisión de pagos de préstamos y la asignación de partidas extraordinarias

■ Los señalados tendrán 10 días hábiles para hacer la contestación que a su derecho convenga

 

Derivado de la revisión de la cuenta pública del ejercicio fiscal 2017, ejecutada por la Auditoría Superior del Estado (ASE), se ordenó iniciar con el fincamiento de responsabilidades contra ex funcionarios municipales y anteriores integrantes del cabildo, quienes deberán de responder por el mal uso de los recursos públicos, cuya cifra asciende a 6 millones de pesos.

De igual manera, la Auditoría Superior de la Federación (ASF) emitió una única observación contra tres ex servidores públicos a consecuencia de la falta de reintegrar un fondo federal; la instancia de vigilancia ordenó resarcir la cantidad de 138 mil pesos.

El contralor municipal, José Edmundo Guerrero Hernández, explicó que derivado de las observaciones, se ha iniciado el procedimiento para notificar a los ex servidores públicos que se han señalado en el cotejo de observaciones para el inicio de fincamiento de responsabilidades por el daño a las finanzas municipales.

El concentrado informativo que emitió la ASE, correspondiente al ejercicio fiscal 2017, comprende 96 observaciones dentro de 16 expedientes que involucra a 23 ex servidores públicos, donde trasciende la omisión de pagos de préstamos personales y la asignación de partidas presupuestales extraordinarias para los ediles de la anterior administración.

Algunas de las observaciones tienen su origen porque los ex funcionarios no presentaron en tiempo y forma la comprobación o no justificaron lo que devengaron en recurso público ejercido antes del 31 de diciembre de 2017, debido a que ahora la ley de fiscalización prevé ese escenario y en caso de omisión ya se emite como daño al erario municipal.

Guerrero Hernández reveló que otro de los escenarios detectados dentro del cúmulo de observaciones fue la falta de normativa de aplicar el sello de operado al no haber comprobado en tiempo y no haber presentado los informes financieros de obras durante ese año, además de los concentrados financieros contables que tampoco fueron presentados en tiempo real.

Los señalamientos de la ASE también se dirigieron a los integrantes de cabildo de la administración anterior, particularmente los regidores fueron notificados, aunque algunos de los aspectos observados no fueron parte de las responsabilidades que ellos tenían dentro del cuerpo edilicio, explicó el contralor.

“Hay una cantidad por más de 6 millones de pesos que no comprobaron que eran préstamos personales y gastos que no fueron justificados y también lo está notificando con algunos ex servidores públicos por su probable participación y responsabilidad”, señaló el contralor tras haber recibido el concentrado de observaciones tanto de la instancia estatal y federal.

En caso de que los ex funcionarios acudan al área de contraloría y presenten los elementos que justifiquen que no tenían responsabilidad, la instancia tiene la facultad de exonerarlos, sin embargo, el contralor agregó que habrá casos donde sí se tenga que dar seguimiento tras el proceso de investigación.

En caso de que se obtengan los elementos suficientes derivado del proceso de investigación, y se revele que la falta administrativa que emitió la ASE o la ASF fue considerada como no grave, la contraloría también está facultada para poder reclasificar la observación y considerarla como una falta administrativa grave y con ello sustanciarlo y canalizarla incluso a la Fiscalía General de Justicia del Estado.

Esta situación se podrá aplicar en las observaciones que señalan que ex funcionarios recibieron préstamos personales que no pagaron o aquellos quienes no comprobaron gastos, porque explicó el contralor que a criterio simple se considera grave al no haber presentado la documentación comprobatoria de cerca de 6 millones de pesos.

Cuestionado en torno al nombre de los ex funcionarios señalados al ser beneficiados con préstamos personales, Guerrero Hernández precisó que al llevarse a cabo la investigación no se pueden revelar y de la partida financiera utilizada para beneficios personales no fue especificada por la ASE y sólo mencionó en conjunto la cantidad general.

“Hay ocasiones que cuando un servidor público pide dinero para la realización de algún evento o para algún viático, el monto es depositado en su tarjeta de nómina y él tiene que hacer la comprobación total, el dinero que no alcance a comprobar se registra como un préstamo personal o un gasto por comprobar, pero es facultad de la tesorería el poder haber cobrado ese dinero para no haber generado los saldos tan elevados”, explicó el funcionario municipal.

Agregó que ya fueron notificados la gran mayoría de los personajes que la auditoria señaló dentro de las 96 observaciones y ahora tendrán 10 días hábiles para hacer la contestación que a su derecho convenga para la valoración de prueba y se emite un acuerdo por cada ex servidor público que acude y se determina si se admite para iniciar procedimiento o si se desecha porque no hay falta qué perseguir.

Cabe hacer mención que de los 23 ex servidores públicos que fueron requeridos, únicamente dos ex regidores ya dieron contestación a las observaciones y ahora el departamento valora las pruebas presentadas; será la próxima semana cuando vence el plazo de aporte de pruebas y son 3 ex funcionarios quienes no han sido localizados para informarles del procedimiento que inició la ASE en su contra.

Dentro de los señalados por la ASE, se encuentran ex funcionarios de todos los niveles como presidente municipal, síndico y tesorero, quienes son los más afectados; algunos jefes y directores de algunos departamentos también aparecen y la totalidad de los regidores de la administración anterior al haber votado a favor algunos puntos que tuvieron injerencia en el ámbito financiero.

Puntualizó que dentro de la revisión de la cuenta pública del ejercicio fiscal 2017, no fueron requeridos los ex servidores públicos de menor jerarquía ante su probable participación en los hechos de daño al erario municipal, pero para la siguiente revisión de 2018 ya habrá observaciones para ellos y en ese tenor el contralor hizo la invitación para actuar con transparencia y responsabilidad.

Aunque este 2020 apenas se está llevando a cabo la revisión de la cuenta pública 2017, el contralor precisó que la prescripción de siete años ante una probable responsabilidad garantiza que no ocurrirá lo mismo que en ejercicios anteriores cuando el delito prescribía en un periodo breve de tiempo y ahora se tiene el tiempo necesario de resolver los ejercicios anteriores.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ