17.8 C
Zacatecas
jueves, 1 diciembre, 2022
spot_img

De la revelación al camino a casa

Más Leídas

- Publicidad -

Por: MIGUEL ÁNGEL AGUILAR •

  • Historia y Poder

En el bien siempre de su destino y en sus mutaciones forzadas, el pueblo zacatecano ha tenido mensajes y señales que lo proclaman como uno singular en el vasto territorio nacional y mundial, dándole valor a sus principios y su afán por el trabajo y la fiesta y el desfile. Disgustos y contrariedades en la parte afectiva, finezas fingidas a su alrededor, eso nunca faltó.

- Publicidad -

1.-A principios de 1980 en una de las galeras del Archivo Histórico de San Luis Potosí, descubrí una nota en un añejo periódico que me dejó anonadado: el periódico El Estandarte que dirigía el erudito historiador don Primo Feliciano Velázquez y el poeta Manuel José Othón, daban la noticia de que en Zacatecas se habían visto “naves extrañas en el cielo”, el periódico databa de 1883 y realmente quedé impresionado.

2.-35 años después encontré la noticia en el Archivo Histórico de nuestra ciudad: en 1883, el astrónomo José Bonilla, del observatorio mexicano de Zacatecas, tuvo la excepcional oportunidad de contemplar el paso de más de 140 objetos no identificados por delante de su telescopio. Aquel 12 de agosto, Bonilla se encontraba observando el Sol, cuando un desfile de objetos circulares interrumpió bruscamente su observación. La sorpresa, no obstante, no le impidió tomar su cámara fotográfica -uno de los primeros modelos existentes- que, tras acoplar a su propio telescopio, le sirvió para fotografiar esos extraños objetos. Inmediatamente después se puso en contacto con colegas suyos de otros centros astronómicos para comprobar si ellos también habían contemplado el prodigio, constatando que sólo él fue testigo de ello. De este dato, Bonilla dedujo que los objetos volaban a no más de 80 millas de altura, dentro de nuestra propia atmósfera, tratándose de un fenómeno local.

3.-Numerosos son los testimonios en donde el zacatecano más inocentón u ordinario daba la sorpresa, tal es el caso del  famoso  Alfonso Busson Lodoza por ser actor en la película Santa, precursora del cine nacional. Era además, excelente y controversial pianista, muy alegre y dicharachero. Murió a los 39 años en 1929.

4.- La noche del 14 de noviembre de 1789 causó gran espanto entre la población que se apareciera en los cielos una aurora boreal, causando gran pánico y sin saber que sucedía por tan extraño fenómeno.

5.- En abril de 1811 el temible verdugo de los insurgentes independentistas, el español-potosino Félix María Calleja del Rey, al ver que el insurgente Víctor Rosales dejaba la ciudad, mandó fusilar a 13 insurgentes,  a la horca a otras 12 personas sin ninguna piedad y para el 16 de mayo de ese mismo año, se retiraba de la ciudad para alivio de muchos habitantes que temían al “amo Félix”.

6.- En el año de 1804, Zacatecas fue pionera a nivel continental al darse por vez primera la vacuna contra la viruela, instalándose la Casa Pública de Vacunación, lo que mitigó en algo la mortandad por ese mal.

7.-Tal fue la hazaña, que numerosos niños zacatecanos acudieron a las lejanas islas de Filipinas en el año de 1807 a que “brazo a brazo” se pudiera trasmitir la buena nueva y es así que niños de Fresnillo, sombrerete y la ciudad de Zacatecas acompañados de un tal “Señor Belmis” acudieron a trasmitir el virus curativo. Regresaron sólo unos pocos dos años después.

8.-El legado de los caudillos y caciques zacatecanos en la vida pública de nuestra entidad ha sido un constante dolor de cabeza en donde dispusieron de la vida y los bienes patrimoniales de los ciudadanos a la usanza feudal y engañando de la manera más artera de un falso progreso y una democracia cooptada por el dinero y alineada a los caprichos de la demencia y a la locura de las armas que aún circulan desaforadamente.

9.-Felix Bañuelos fue 33 veces gobernador de nuestra entidad, Don Jesús Gonzalez Ortega en 6 ocasiones, Eduardo G. Pankhurst en 5 y así una larga lista en donde el desequilibro y la inestabilidad política fue la constante y como signo de dominación y de una ciudadanía pulverizada y desorganizada que le daba pie a que hicieran lo que les venía en gana.

10.- Aun hacia 1900 perduraba una vieja sentencia de censura. Terminantemente prohibido  los libros que tratan cuentan y enseñan cosas de propósito lascivas de amores u otras cualesquiera como dañosas a las buenas costumbres de la Iglesia Cristiana aunque no se mezclen con herejías… y eran castigados severamente por los inquisidores.

11.-Tambien en esa época había ya en nuestra ciudad una sociedad protectora de animales y otra protectora de los árboles y las áreas verdes, ante las constantes talas inmoderadas y rapaces de las zonas boscosas en bien de la energía eléctrica y del Ferrocarril. La depredación fue enorme.

  1. Francisco Permantin, ciudadano francés, fue citado por el santo oficio de la inquisición de Zacatecas por haber traído a la ciudad el libro El Retablo de Paris, de Voltaire y cuya edición fue revisada por los seglares, aunque estuviese escrita en el idioma francés, se dedujo que dicho libro alababa a las rameras y prostitutas como gente honorable y se atacaba a las mujeres allegadas hipócritamente a la Iglesia.

13.-Se le acusó de impío, hereje, escandaloso y obsceno, atentando contra la moral de la Iglesia y contra el celibato de los sacerdotes y monjas. El adujo que  dicho libro se le había perdido en algún punto de la ciudad y que se lo habían regalado en Veracruz en 1794. El comisario zacatecano de la Inquisición requisó el libro e hizo jurar a Permantin de nunca más leer ni traer a la ciudad libros tan peligrosos y vulgares. Cosa que no cumplió.

14.-Curioso que en 1892 la segunda ciudad más poblada e importante de Zacatecas era  Jerez, luego Tlaltenango, seguida de Villanueva y luego Fresnillo. Éramos la friolera de 503 mil 643 vecinos. Jerez era la gran admiración por su estilo refinado y el gran valor de sus propiedades.

15.-Mucho se le debía a ese municipio hermano de Jerez  por la gran producción de frutas y hortalizas, maderas finas, carbón y ganado en grandes proporciones, y el mercado zacatecano se veía constantemente bendecido por la gran variedad de sus pródigas tierras y bien que lo sabía el poeta Ramón López Velarde, nacido en ese lugar y que fue motivo que su poesía fuera relevante, directa y talentosa.

16.-Muy famoso y con amplias simpatías era el acaudalado talabartero Jacinto Carlos, vecino del rancho los Perones, de Tepetongo, era accionista además en negociaciones mineras y era representante de Simon Weil Destiladora y de la compañía de Fósforos y Droguería del Refugio. Puso su fortuna para la causa de la revolución indígena de 1910.

17.-Elias Amador en su magna obra sobre la historia de nuestro Estado, relata que cuando fueron sitiados y asesinados miles de indígenas caxcanes por los fieros españoles, “de entre las montañas e inexplicablemente se escuchó cantos celestiales” y eso siempre también me ha llamado la atención, pues se de otros casos en donde, de la nada, se escucha música muy bella, así como la ejecución de instrumentos y sin que se vea a nadie ni nada. También tengo apuntadas historias de personas fallecidas que regresan a cantarles a sus seres queridos, aquí en la ciudad de Zacatecas.

18.- En julio de 1798 para el día de paga de los operarios había mucha fiesta en donde emergían pelea de gallos, danzas populares, representaciones de maromeros y saltimbanquis, carreras de caballos, carnavales, máscaras y comparsas, siendo del atractivo de la población pero también motivo de apañones por parte de las autoridades que detenían a embriagados y mujeres alcoholizadas. La población negra tenía prohibido beber o portar joyas o “ropas de castilla”, so pena de arrebatárselas, darles azotes o meterlas a presidio.

19.-Quiero dar a conocer a detalle de la famosa Unión de inquilinos de Zacatecas y que en 1919 causó sensación y alboroto en la ciudad por la huelga de pagos, su solidaridad con las huelgas triunfantes de panaderos y nixtamaleros y su apoyo fraterno a los albañiles en paros de labores. Sus dirigentes fueron acusados de ser conductores de “chusmas comunistas”.

20.- El zacatecano Justino Chávez formó parte del pelotón de fusilamiento que ejecutó al fallido emperador Maximiliano de Habsburgo en el Cerro de las Campanas, el 19 de junio de 1867. Poco antes de lanzar su fusilería, el mismo Maximiliano le dio una moneda de oro de buen valor para que no le disparara al rostro y así sus familiares en el viejo mundo lo pudieran reconocer.■

- Publicidad -
- Publicidad -spot_img

Noticias Recomendadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias

- Publicidad -spot_img