18.1 C
Zacatecas
lunes, 22 julio, 2024
spot_img

Docentes zacatecanos realizan megamarcha en la capital contra la Reforma Educativa

Más Leídas

- Publicidad -

Por: MARTÍN CATALÁN LERMA •

■ Además el magisterio realiza un paro cívico de 48 horas en todo el estado: disidencia

- Publicidad -

■ Para mejorar la enseñanza se requiere una mayor inversión y aumentar la cobertura, señalan

Con el objetivo de sumarse a la movilización nacional contra la Reforma Educativa, más de 10 mil maestros provenientes de todo el estado, equivalentes a 40 por ciento del total de los docentes que integran el sistema educativo en Zacatecas, realizaron este jueves la marcha con mayor convocatoria en los últimos cinco años.

Sin embargo, Carlos Ignacio Ortiz Sánchez, dirigente de la disidencia magisterial en la sección 58 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), informó que 80 por ciento de los maestros en el estado se sumó a la manifestación, ya sea participando en la marcha o parando total y parcialmente las labores en sus escuelas.

En solidaridad, participaron en la marcha integrantes del Frente Social por la Soberanía Popular, el Frente Popular de Lucha de Zacatecas, estudiantes de la Universidad Autónoma de Zacatecas (UAZ) y de la Normal Rural General Matías Ramos Santos, de San Marcos, maestros de telesecundaria, e integrantes de sindicatos del Colegio de Bachilleres del Estado de Zacatecas y de la Universidad Tecnológica del Estado de Zacatecas.

Asimismo, paró labores la Normal Experimental Salvador Varela Reséndiz, ubicada en Juchipila, mientras que maestros y estudiantes normalistas tomaron la caseta de cobro ubicada en el municipio de Calera.

La marcha inició alrededor de las 11 horas en dos puntos: el monumento a Benito Juárez, cercano a la presidencia municipal de Zacatecas, y de la explanada de la Unidad Académica de Ingeniería de la UAZ.

Al iniciar la marcha, Alejandro Aparicio, integrante del Comité Democrático de la sección 34 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), informó que además de la marcha, el magisterio realiza un paro cívico de 48 horas en todo el estado, en rechazo a la Reforma Educativa.

Manifestó que la disidencia magisterial está a favor de elevar la calidad de la educación y de someterse a evaluaciones, pero la reforma implica afectaciones a los derechos laborales y a la propia educación pública.

Para mejorar la calidad, agregó, se requiere una mayor inversión, aumentar la cobertura, mejorar las condiciones, pero por el contrario, la reforma condiciona la permanencia de los maestros al resultado de las evaluaciones.

En caso de tener acercamiento con las autoridades educativas o de Gobierno del Estado, Aparicio indicó que otro de los puntos a tratar, además de la Reforma Educativa, sería la retención del salario a los maestros que han participado en las movilizaciones, puesto que “no permitiremos ninguna afectación salarial o administrativa”.

Después de iniciar la manifestación, ambos contingentes avanzaron por el bulevar Adolfo López Mateos hasta converger en Plaza Bicentenario. Ahí permanecieron unos instantes para reorganizarse y después continuaron con la marcha hacia el Centro Histórico, hasta concluir en Plaza de Armas.

Ortiz Sánchez informó que prácticamente la mitad del magisterio zacatecano se trasladó a la capital del estado para participar en la marcha y protestar contra la Reforma Educativa, mientras que el resto paró labores en la mayoría de las escuelas de la entidad.

Ante ese nivel de participación, “yo puedo decir que 80 por ciento de los maestros en el estado estamos siguiendo la convocatoria de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación. Tenemos el reporte que pararon labores completamente 600 escuelas y muchas otras trabajaron parcialmente hasta las 11 de la mañana”.
Después de realizar un mitin, un contingente de maestros se trasladó al Congreso del Estado, donde mantienen congelada una iniciativa ciudadana de Ley de Educación, mientras que otro contingente acudió a la casa del gobernador, donde aparentemente fueron recibidos.

Movilización de profesores, por falta de información: secciones 34 y 58 del SNTE

Dirigentes de las secciones 34 y 58 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), acompañados por representantes del Comité Ejecutivo Nacional, afirmaron que la movilización magisterial en todo el país contra la reforma al artículo tercero Constitucional se debe a la falta de información sobre los “verdaderos” propósitos de la reforma.

En ese sentido, Omar Pereyra Pérez, dirigente de la sección 34, comentó que el SNTE no pretende a convencer a nadie respecto a la Reforma Educativa, sino solamente informar su interpretación sobre el contenido de las leyes secundarias, especialmente la Ley del Servicio Profesional Docente.

Explicó que la reforma no pone en riesgo la permanencia del maestro en su plaza laboral, el cual es uno de los principales cuestionamientos de los maestros, puesto que en el artículo octavo transitorio se explica que todos los trabajadores de la educación que ostentan un nombramiento de docente, supervisor o directivo, tendrán hasta tres oportunidades para aprobar una evaluación.

“No se trata del típico examen que nos han diseñado premeditadamente y no se concreta al simple resultado de una prueba escrita, sino que será un mecanismo que contextualizará el trabajo del maestro”, indicó.

Además, dijo que esa evaluación pretende incluir la participación de los alumnos, los padres de familia y los propios docentes en los procesos educativos en cada una de las escuelas.

Pereyra Pérez aseguró que ningún maestro tendrá la necesidad de acudir a las tres evaluaciones para mantener su plaza, ya que las pruebas no son ajenas a los maestros.
En caso que algún docente tuviera un resultado adverso, la Ley del Instituto Nacional de Evaluación Educativa establece que ese organismo deberá emitir un dictamen personalizado y a partir de ello enfocar la capacitación para una segunda oportunidad para mantenerse en el sistema educativo.

Por su parte, Ramón García Pedroza, secretario general de la sección 58 del SNTE, expuso que la Reforma Educativa tiene el objetivo de mejorar la calidad de la enseñanza y por tal motivo es necesario llevar a cabo un sindicalismo “responsable y maduro”.

“Las nuevas normas regulatorias en materia educativa, nos llevan a los trabajadores de la educación a realizar un examen de conciencia y un ejercicio autocrítico para trazar con claridad los retos de nuestra lucha laboral, profesional, educativa y sindical, por lo cual somos respetuosos del pacto constitucional y de las instituciones”, expresó.

Por último, Leticia Gutiérrez, en representación del Comité Ejecutivo Nacional del SNTE, dijo que toda reforma reclama el apoyo de todos aquellos organismos que faciliten ese proceso de transformación, y por ello “el SNTE está comprometido con sacar adelante una reforma que es buena para México”.

- Publicidad -

Noticias Recomendadas

Últimas Noticias

- Publicidad -
- Publicidad -