6.8 C
Zacatecas
domingo, 25 septiembre, 2022
spot_img

Fiestas de enero y de la danza a San Sebastián

Más Leídas

- Publicidad -

Por: MARTÍN LETECHIPIA ALVARADO* •

Muchos de los ritos y fiestas comunitarias están relacionadas con la creencia en seres o fuerzas místicas, así como la idea de que existen actos que propician la benevolencia de dichas entidades; asimismo, son procesos que implican un esfuerzo de adaptación a un mundo regido por tales fuerzas. Víctor Turner anotó en torno al tema: “son fases específicas de los procesos sociales por las que los grupos llegan a ajustarse a sus cambios internos y adaptarse a su medio ambiente”. Las fiestas comunitarias o patronales son un conjunto de rituales que mezclan lo católico con actos profanos.

- Publicidad -

La fiesta religiosa es un fenómeno social al que llevan esperanzas, gratitudes y deseos de congratularse con lo divino, al tiempo que las intenciones de ganar o fortalecer la confianza de la comunidad.

México es un país de fiestas, a contracorriente de sus problemas, el pueblo celebra, tal vez como una defensa en contra la tristeza y la muerte. En nuestro estado las fiestas inician a la par del calendario litúrgico; el primero de enero se recuerda la circuncisión de Jesús, el día 6 la fiesta de los reyes magos o la epifanía, en torno a esta celebración hay que recordar que la tradición de la rosca de los Reyes vino a México desde la época colonial, la cual se degustaba, desde aquel entonces, acompañada del mexicanísimo chocolate, los familiares celebraban una merienda en la que compartían una rosca circular o un gran bizcocho. Al principio se introducía en la rosca una confitura o un haba, quien encontraba estos objetos, tenía la obligación de presentar  al niño dios del nacimiento de la casa que ofrecía la rosca, en la iglesia del barrio el Día de la Candelaria; con el tiempo se cambió la costumbre de la confitura y el haba por la de introducir un niño dios de porcelana, en algunas religiones de México aún se introducen además del niño, un anillo y un dedal, quien encuentre el anillo, de acuerdo con la creencia tendrá matrimonio próximo y en caso contrario tendrá soltería el que encuentre el dedal.

En Zacatecas, la tradición de partir la rosca de reyes, sigue siendo muy animada y  fuerte, los niños de porcelana se han cambiado por los de plástico y quien los encuentre tiene la obligación de ofrecer una tamalada el Día de la Candelaria, o sea el 2 de febrero.

Otra tradición antigua de enero es la bendición de los animales, el día de San Antonio Abad, uno de los principales fundadores de la vida monástica.

San Antonio nació en Egipto y cuentan de éste, que era su costumbre bendecir a los animales y a las plantas, por ello al morir fue adoptado como patrono de los agricultores y después como patrono de los carniceros.

En nuestro país, desde la época colonial, los franciscanos, introducen la tradición de bendecir a los animales el 17 de enero, el día de San Antonio de Abad.

En Zacatecas, territorio de muchas fiestas, se realiza también en enero la feria regional de Juchipila. Municipio de origen caxcan en donde se celebra también la antigua fiesta a  Xochipilli, o sea la fiesta del Súchil, municipio, en donde se baila la danza de los tastuanes y en donde se pude saborear el pan de garbanzate, la gallina rellena acompañada de un trago de mezcal.

En enero, se realiza también en región caxcana, la fiesta de San Sebastián; en Nochistlán esta celebración es una mezcla de ritos caxcanes con otros precedentes del culto católico; la danza dedicada al santo mártir se puede apreciar del 12 al 20 de enero, pero con mucha anterioridad a la fiesta se presenta el martes que antecede al jueves de corpus, cuando se traslada en la romería a la virgen de Toyahua a Nochistlán.

En este rito participan 25 danzantes que visten camisa blanca con listones rojos en los brazos, pantalón negro, capa roja bordada con lentejuelas y comanches, que son una especie de penachos ricamente adornados con plumas, collares y listones.

En la mano derecha lleva una sonaja y en la izquierda una manilla o pluma. El moreno de la danza lleva un látigo y puede disfrazarse indistintamente de diablo o viejo.

El monarca es el jefe de la danza y porta una fina máscara de madera, la cual porta a la derecha del rostro; esta mascara es ritual y tiene un gran parecido a las usadas por los Huehues del carnaval de Tlaxcala. Esta danza requiere mucha fortaleza y sacrificio ya que se baila durante muchas horas a lo largo de dos kilómetros.

Así pues, nuevamente le recordamos que no deje de disfrutar nuestras fiestas, espacios de alegría y conveniencia en donde usted aprenderá seguramente mucho de nuestra rica cultura popular.

Nómada. ■

 

*Espacio patrocinado por la Secretaria de Turismo del Estado de Zacatecas

 

- Publicidad -
- Publicidad -spot_img

Noticias Recomendadas

Últimas Noticias