3.8 C
Zacatecas
sábado, 1 octubre, 2022
spot_img

La mitad del mundo: filmar en Zacatecas

Más Leídas

- Publicidad -

Por: JÁNEA ESTRADA LAZARÍN •

Editorial Gualdreño 543

- Publicidad -

Prendo la TV: en pantalla están unas señoras sentadas en un sillón, como esperando algo, pero no se sabe qué. Hay una cortina roja que las separa de los preparativos de una especie de banquete. Una mujer es ayudada por un joven a poner la mesa; él intenta comerse una manzana y la mujer se la quita para ponerla en el frutero. Cambia la escena. Una adolescente -casi una niña- camina rumbo a su casa y una camioneta la encuentra al paso, es su padrino, quien le ofrece llevarla; ella se resiste un poco, pero accede a subirse; ya en la camioneta él le hace un regalo, una medalla que le pone en el cuello… algo parece no estar bien, ella parece asustada. La camioneta arranca.

¿Es Vetagrande? Me pregunto cuando en otro cambio de imagen se ve un poco de la calle en donde la película ha sido filmada… no alcanzo a contestarme porque la escena de las mujeres en la sala continúa. La mujer que estaba poniendo la mesa aparece en la reunión de señoras, algo dicen, no recuerdo qué porque en eso Juan Carlos pregunta “¿Es Julia Robles? Se parece…”, me pongo los lentes para ver mejor lo que pasa; la mujer que parece ser la dueña de la casa les da la bienvenida a las demás, abre la cortina que separa la sala del comedor y ahí está, en la mesa, el joven que anteriormente se había querido comer la manzana, desnudo, acostado, rodeado de frutas y de manjares apetitosos. “A falta de hombres, lo que sea es bueno”, dice una de las señoras que se transforman al ver a Mingo -interpretado por Hansel Ramírez-, así se llama el que está a punto de ser “degustado”… las señoras lo frotan con algo, se comen las uvas que le cubren el sexo.

Cambia la escena, la camioneta continúa su camino, a lo lejos se ve un templo (¿Es el templo del Calvario? Entonces sí es Vetagrande…) que cada vez se ve más lejos porque Zenón -Fernando Becerril-, el padrino de Cata -Paulina Gaitán-, ha desviado el rumbo mientras le dice que su papá tiene una deuda con él y procede a cobrarse con ella. Aparece el letrero en la TV, estamos viendo la película La mitad del mundo, la Opera Prima de Jaime Ruiz Ibáñez, que efectivamente fue filmada en el año 2008 en locaciones zacatecanas, en Vetagrande -primordialmente-, en Morelos y en San Jerónimo; y presentada en 2009 en esta ciudad en aquel Festival de Cine en Zacatecas “Fronteras migrantes” organizado por Gobierno del Estado cuando José Esteban Martínez colaboraba en el equipo de Amalia García.

El reparto es buenísimo, actúan Luisa Huertas, Lumi Cavazos, Iazua Larios, Hansel Ramírez, Susana Salazar, Fernando Becerril, Paulina Gaitán, Ana Karina Guevara, Raúl Adalil y Eugenio Martínez en los papeles principales; pero también pude ver ahí a Indalecio -con una antorcha encendida a punto de quemar a un inocente- y a Noé Germán, entre el pueblo enardecido que estaba a punto de asesinar a Mingo; porque como seguro imaginará, fue culpado de haber violado a Cata y el hombre poderoso del pueblo, Zenón, orquesta el castigo. Entonces sí era Julia una de las señoras que aparecen en la escena de la sala. Me quedo a ver el final de la película -que puede ver completa en FilminLatino- y es ahí en donde me percato que más zacatecanos participaron en esta filmación que obtuvo cuatro nominaciones al Ariel en 2011. Érika Ávila -quien está nominada también por su participación en dos películas en los Arieles de este año- es la productora.

Terminé de ver La mitad del mundo y por supuesto que siguió la reflexión en torno a por qué dejamos de promover las locaciones zacatecanas para que se haga buen cine aquí. No lo comprendo; tenemos escenarios naturales maravillosos como para que los directores de cine opten por Zacatecas para hacer aquí su trabajo. Jalisco sí lo está haciendo y “Jalisco es México” es un programa que está funcionando para atraer a cineastas no solo nacionales, sino del extranjero; la inseguridad no ha sido pretexto para que en el vecino Estado continúen trabajando en este sentido. Ojalá que se retomara esa iniciativa que promovía José Esteban Martínez, ojalá que pudieran retomarse todas aquellas que demostraron funcionar, para bien de Zacatecas y de los zacatecanos. Vea la película, mientras tanto.

Que disfrute su lectura.

Jánea Estrada Lazarín

[email protected]

https://issuu.com/lajornadazacatecas.com.mx/docs/la_gualdra_543

La mitad del mundo, película filamada en Zacatecas
- Publicidad -
- Publicidad -spot_img

Noticias Recomendadas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Últimas Noticias