6.8 C
Zacatecas
martes, 7 diciembre, 2021

Tolstoi

(Im)posibilidad de una cultura para la paz

Más Leídas

- Publicidad -

Por: ÁLVARO LUIS LÓPEZ LIMÓN* •

La Gualdra 503 / Cultura para la paz

- Publicidad -

“Algo horrible, 

nuevo y tan importante como jamás le había sucedido, 

se estaba realizando dentro de su ser. 

Y él era el único que lo sabía; 

los que lo rodeaban no lo comprendían 

o no querían comprenderlo, 

y pensaban que todo seguía igual que siempre”.

León Tolstoi

El enfermo –descrito en La Muerte de Iván Ilich– estaba cada vez más irritable, le parecía imposible engañarse sobre la gravedad de sus males. Para el enfermo –como en el caso de nosotros– es absurdo seguir ocultando el malestar siniestro que la guerra y sus formas de violencia provocan en la conciencia colectiva y en nuestras vidas.

El propósito de explorar el pensamiento de León Tolstoi nos conduce a expresar un par de elementos: primero, consideramos que las aportaciones más originales del pensamiento ruso residen no solamente en la filosofía de corte académico, también anidan en su literatura, consideramos que sería inadmisible no conocer a Pushkin, Gogol, Dostoievski, Tolstoi y Chejov; segundo, el auge y punto culmen en la novela Rusa del Siglo XIX son Tolstoi y Dostoievski. Apoyándonos en Georges Steiner decimos que: “Este florecimiento […] representa uno de los tres momentos de triunfo en la historia de la literatura occidental; los otros dos corresponden a los tiempos de la tragedia griega y Platón, y a la época de Shakespeare. En los tres, el pensamiento occidental saltó hacia delante desde las tinieblas mediante la intuición poética; en ellos se reunió mucha de la luz que poseemos sobre la naturaleza del hombre”.

Hoy afirmamos que León Tolstoi analiza con precisión la naturaleza humana y apuesta por la construcción de un nuevo modelo de ciudadano, que hunda las raíces de su crecimiento en el amor social, la solidaridad, la redistribución social de la riqueza, la igualdad para todos los seres humanos, la vida en comunidad y la educación; ¿es posible pensar en una cultura para la paz?

A partir de Guerra y Paz (1869) Tolstoi explora la naturaleza humana en situaciones de guerra y las condiciones de vida deplorables, así como la ausencia de paz durante las batallas de Napoleón en su desmedido afán por extender su imperio; muestra el ego y las vicisitudes de familias aristocráticas envueltas entre en la vorágine de las guerras napoleónicas, los contrastes sociales de bailes y celebraciones, frente a un gran número de vidas de trabajo y sacrificio. En su búsqueda por encontrar el sentido de la historia, la naturaleza del poder y la paz, edifica un tratado sobre la guerra, la acción humana, el carácter trágico de la historia y la vanidad de las guerras. Tolstoi va construyendo –a lo largo de su obra– un dispositivo que le asigna sentido a sus acciones, la educación. Para él como para nosotros, con la educación pueden transformarse conciencias y construirse los cimientos de una cultura para la paz, transformar las estructuras sociales y los vínculos entre los individuos y sus formas de vida. 

* * *

Tolstoi, León. Obras selectas. Tomo III, Aguilar, México 1991.

Steiner, Georges. Tolstoi o Dostoievski. Siruela, Madrid 2002.

* UAEH / UAZ.

https://issuu.com/lajornadazacatecas.com.mx/docs/la-gualdra-503

- Publicidad -
- Publicidad -

Noticias Recomendadas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -spot_img

Últimas Noticias