20.8 C
Zacatecas
sábado, 24 septiembre, 2022
spot_img

El FONE y las cajas chicas

Más Leídas

- Publicidad -

Por: LEONEL CONTRERAS BETANCOURT •

Con la entrada en operación del FONE se regresa la centralización en el pago de la nómina del magisterio. El FONE es una abreviatura mal abreviada que no corresponde a su nomenclatura. Significa en su nominación completa: Fondo de Aportaciones para la nómina Educativa y Gasto Operativo. El nombre mismo del fondo nos da a entender que todo los recursos, sueldos en primer término, que se hagan para la educación pública, sobre todo la básica serán competencia de ese organismo derivado de la nueva partida, creada para sustituir al anterior Fondo de Aportaciones para la Educación Básica (FAEB). Con el nuevo modelo de pago, tal y como se había anunciado, el pago a los trabajadores de la Educación básica y Normal a partir de este primero de enero, lo han realizado las secretarías de Hacienda y la SEP vía los bancos para su distribución bancaria en los estados. Para eso se levantó el censo educativo. Se buscaba con este instrumento tener un control del gasto educativo más estricto y hacer un uso racional del mismo. También que los virreyes de los estados dejaran de hacer un uso discrecional de los recursos haciendo de sus presupuestos sus cajas chicas. Aunque de todos los ramos, como se sabe, el de educación es el más grande. Según el Acuerdo Nacional para la Modernización de la Educación Básica (ANMEB) de 1992, la educación esta descentralizada y los gobiernos de los estados son los patrones y responsables de la marcha de los establecimientos educativos y de quienes en ellos laboran. Han dejado de ser ventanilla de pagos en una vuelta al pasado que esperamos no sea también una vuelta de tuerca, el pago de los salarios pasa a manos de la Federación. Los pagos llegaron pero sin los tradicionales talones de cheques para saber que pagan y que descuentan. Las autoridades estatales comenzando por los gobernadores y sus subordinados los institutos o secretarías de educación, asumirán las funciones de meros capataces. Como antes pero ahora, estarán vigilantes de ver quién cumple y quién falta a sus deberes para hacer los reportes y descuentos subsecuentes, discrecionalidad de por medio no exenta.

- Publicidad -

El nuevo modelo centralizado de pago comienza a regir desde el inicio de este 2015 para todos los estados, menos uno: Oaxaca. Las movilizaciones y bloqueos a carreteras, gasolineras y aeropuerto del estado emprendidos por los aguerridos maestros oaxaqueños, al parecer dieron frutos. Resultado de la movilización y las presiones, tras la negociación con Gobernación se reconoce a ese estado el número de 7 mil docentes más registrados en su nómina en relación con los que contabiliza la Federación (véase al respecto, “Impone la CNTE nómina a la SEP”, en Reforma, 15-enero-2015).

El magisterio agrupado en la sección 22 de Oaxaca, no olvidar que hay dos, es hegemónico en el sector educativo de ese estado. Juez y parte, entre su mismo extenso núcleo de más de 80 mil sujetos, lo mismo son patrones que trabajadores. El organismo educativo local, el Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca (IEEPO), del director hasta el último cargo con cientos de comisionados dependientes, pues son muchas las regiones y los aparatos de la administración educativa que existen, tienen el control pleno. Ese control no sólo es con la presión que ejercen entre las bases que espartana y estoicamente deben acatar los acuerdos sobre las movilizaciones y acciones de lucha. De no hacerlo son marginados en los ascensos y promociones y muy probablemente con descuentos a los rebeldes e insumisos. La hegemonía sin embargo al haber sanciones y represión así sea administrativa o laboral, no es una hegemonía moral en los términos en que Gramsci la concebía, entendida como la aceptación del discurso y las prácticas de los representados hacía los representantes o líderes. Una aceptación consensuada entre las partes con pleno uso de razón, en plena libertad y sin coerciones. Al parecer no son estas las premisas en las que descansa el modelo magisterial oaxaqueño.

Sin embargo, con la centralización de la nómina educativa, los gobiernos seguirán haciendo un uso discrecional de recursos, si bien ahora serán menos, pues sólo los que se acumulen con los “ahorros”, las famosas economías, derivadas de interinatos sin pago de prestaciones a sus usufructuarios, plazas vacantes pero con techo financiero y otros gastos que no se ejerzan por grupos sin maestro o ascensos y promociones que no se paguen. Aunque ya no dispondrán de los caudales de antes, los gobiernos de los estados seguirán contando con sus cajas chicas. ■

- Publicidad -
- Publicidad -spot_img

Noticias Recomendadas

Últimas Noticias