8.8 C
Zacatecas
jueves, 22 febrero, 2024
spot_img

El Santo Cristo de Zacatecas y los peligros del mundo nuevo

Más Leídas

- Publicidad -

Por: MIGUEL ÁNGEL AGUILAR •

  • Historia y Poder

En enero de 1836 el explorador Carlos Nebel en su muy interesante viaje pintoresco y arqueológico sobre la parte más interesante de la República Mexicana, dibujó el interior de la plaza mayor de Zacatecas y en donde destaca la portada sur de la catedral de nuestra ciudad y en donde también se ven centenas de feligreses que peregrinan pidiéndole al santo cristo de Zacatecas alivio a sus múltiples dolores por las guerras, las invasiones armadas escandalosas de los estadounidenses, el malabarismo rampante y de baja estofa de una burguesía cobarde para defenderse y del dolor de haber sido los más pobres de un país indolente con los saqueos y maltratos a su gente.

- Publicidad -

El santo Cristo De Zacatecas ha sido pues el refugio incesante para un pueblo católico que con devoción y respeto se plegó a sus plegarias pidiendo consuelo y justicia divina para sus pesares.

En muchas ocasiones le hizo caso, coadyuvando a la autodefensa legitima de los mineros en huelga contra el esquirolaje y triunfando en sus demandas pese a encarcelados, desterrados o asesinados por la mano dura de una oligarquía minera negada a dar concesiones o aumento de salarios, ayudó el Santo Cristo de Zacatecas a destensar los dolores de las jornadas, los horrores de las masacres, las heridas de las guerras civiles y sus porquerías.

Durante la guerra de guerrillas de la Independencia la hermosa catedral zacatecana fue refugio también de los sacerdotes que apoyaron la causa ofrendando su vida y su prestigio, siendo conmocionante sus arteros asesinatos  en público y en ejecuciones sumarias, avaladas también por el famoso cura chicharronero el tal Alvarez que se ganó así tristemente ese mote por quemar vivos a los rebeldes y sus adeptos hasta que olieran a chicharrón y sus cenizas luego fueran tiradas a las porquerizas.

Pero la historia nada olvida, todo lo apunta, todo lo recoge con profundo amor y devoción ante un pueblo lleno de fe y alegría por seguir viviendo.

La catedral Zacatecana es orgullo nacional y mundial, pira de oraciones y devociones creadoras que le dieron y le dan a nuestra ciudad y estado motivo de albricias y respeto, pero también un recordatorio incesante de que es una ofrenda al trabajo, el anhelo de paz y libertad que tanto le ha costado a este pueblo trabajador y honrado.

Ya hemos escrito de una larga lista de los sacerdotes que disimulaban ser ejemplares y en su vida privada tenían pederastia, violaciones en plenos confesionarios, sodomía y bestialismo y hasta esclavos a su servicio.

Pero fueron la excepción y no la regla, y fueron duramente castigados o duramente perdonados y hoy la Iglesia Zacatecana es atosigada por el crimen dizque organizado. El ex Obispo de Zacatecas, el potosino Carlos Cabrero Romero, me dijo: tenia a mi cargo 202 sacerdotes y casi todos estaban o están amenazados por los criminales, luego acotó que Zacatecas está “inundada de cementerios clandestinos” y fosas donde abundan los mártires e inocentes.

Santo Cristo de Zacatecas, en oración y en devoción creadora. ■

- Publicidad -

Noticias Recomendadas

Últimas Noticias

- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img