25.8 C
Zacatecas
jueves, 26 mayo, 2022
spot_img

Insiste Banxico en llevarnos a una crisis

Más Leídas

- Publicidad -

Por: ARTURO HUERTA GONZÁLEZ •

A pesar que Banxico reconoce que la inflación es resultado de desequilibrios entre oferta y demanda derivados de cuellos de botella en la producción (escasez de productos, problemas en las cadenas de suministro) y por los elevados precios de alimentos y energéticos, decidió aumentar 50 puntos base la tasa de interés y llevarla al 6%, siendo que ello encarece y restringe la inversión y la producción, por lo que seguirán los cuellos de botella, como la escasez de productos y alimentos y nuestra dependencia de importaciones al no ser autosuficientes en granos básicos y en energéticos, lo cual seguirá presionando sobre precios

- Publicidad -

Algunos miembros de la Junta de Gobierno de Banxico reconocen que la política monetaria no es muy efectiva para contener choques que se originaron en el exterior, especialmente en la oferta y aún así proceden en aumentar la tasa de interés. Ello evidencia que tal decisión es a favor del capital financiero, para que no salga y siga fluyendo al país para mantener la estabilidad del tipo de cambio y evitar mayores alzas de los precios de los productos importados. La banca seguirá con sus altas ganancias a pesar de que no aumente la disponibilidad crediticia y sea disfuncional al crecimiento económico.

El alza de la tasa de interés aumentará las presiones financieras de los sectores endeudados (público y privado) y tendrán que transferir mayores recursos a la banca por el encarecimiento de su deuda, lo que reducirá su capacidad de gasto e inversión, lo cual contraerá más la actividad económica, aumentará el desempleo y seguirán los cuellos de botella de escasez de productos y presiones sobre precios.

La inflación no es por que haya alto empleo y consumo como piensan los monetaristas neoliberales, por lo que no se justifica aumentar la tasa de interés para contraer la economía, reducir el empleo y el nivel de vida de la población para bajar las presiones de demanda sobre precios. La gobernadora de Banxico en una entrevista radiofónica el jueves 10 de febrero, dijo que la estabilidad de precios es necesaria para el desarrollo económico del país. Es la misma afirmación que todos los gobernadores neoliberales de Banxico y secretarios de Hacienda han venido pronunciando desde la década de los años noventa y esa estabilidad de precios no se ha traducido en desarrollo económico alguno. El conseguir bajar la inflación aumentando la tasa de interés para disminuir empleo y la demanda, no propicia el crecimiento económico. Para que la baja inflación impulse el crecimiento, tiene que ser lograda aumentando la oferta (producción) y el alza de la tasa de interés atenta sobre ello, y de ahí que la baja inflación ha ido acompañada de bajo crecimiento, alto desempleo, mayor miseria, crisis económicas frecuentes y creciente desigualdad del ingreso.

Banxico trata de bajar la inflación contrayendo más demanda para que esté por debajo de la escasa oferta (producción), lo que profundizará la contracción económica.

No enfrenamos una burbuja inflacionaria que vaya a desaparecer disminuyendo demanda. Son problemas estructurales de rezagos productivos, de escasez de productos, de altos coeficientes de importaciones, lo que está detrás de las presiones inflacionarias que enfrentamos, que no se resolverán con el alza de la tasa de interés y la austeridad fiscal, sino al contrario, los problemas de oferta (producción) se acentuarán.

En su comunicado del jueves 10 de febrero del 2022, Banxico señala que “entre los riesgos globales destacan los asociados a la pandemia, las presiones inflacionarias, tensiones geopolíticas y ajustes a las condiciones monetarias y financieras”. Para nada incorpora entre los riesgos de la economía nacional, el hecho que la actividad económica de fines del 2021 es similar a la del 2016, evidenciando que la política monetaria y fiscal han disminuido el crecimiento potencial de la economía y su capacidad para satisfacer la escasa demanda existente. El desafío de dicha institución debe ser bajar la inflación sin seguir comprometiendo el crecimiento económico, lo que no pasa por la cabeza de ellos. Tampoco incorporan entre los riesgos, la alta vulnerabilidad que presenta la economía al depender de la entrada de capitales y del comportamiento de las variables externas, ni tampoco les preocupa los altos niveles de desempleo, subempleo y miseria existentes en el país, derivados de la política monetaria y fiscal predominantes, que serán detonadores de problemas económicos, políticos y sociales.

Así como le preocupa a Banxico que “las presiones inflacionarias han sido de magnitud y duración mayor a la anticipada”, para nada realiza un análisis autocrítico de la responsabilidad que tienen ellos en la magnitud de la inflación nacional. Sus altas tasas de interés no han bajado la inflación y han pasado a ser causa, junto a la austeridad fiscal, de la caída de la inversión productiva que ha acentuado la escasez de productos agrícolas, energéticos, de todo tipo, que están presionando sobre precios y nos han llevado a depender de importaciones y con ellas importamos la inflación mundial. Las importaciones se encarecerán más por la devaluación del peso que no será evitada por el alza de la tasa de interés interna. El contexto recesivo e inflacionario que se está configurando, aumentará la cartera vencida y la inestabilidad bancaria, que propiciará menor entrada de capitales y salida de éstos, con la consecuente devaluación de nuestra moneda.

- Publicidad -
- Publicidad -spot_img

Noticias Recomendadas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -spot_img

Últimas Noticias