17.5 C
Zacatecas
jueves, 26 mayo, 2022
spot_img

¿Quién habla en nombre de la paz? 

Más Leídas

- Publicidad -

Por: Jorge Martínez •

La Gualdra 526 /  Humanidades

- Publicidad -

El conflicto ruso-ucraniano se ha convertido en el tema de moda, aunque ha dejado de ser la noticia explosiva que acapara los titulares y las redes sociales para volverse un asunto latente sin resolver.

Como premisa, debo aclarar que estoy en contra de la guerra y de todas las calamidades materiales y humanas que acarrea —por desgracia, la mayoría de los conflictos bélicos ignoran las valoraciones de orden ético y moral— pero también lo estoy del uso maniqueo que la prensa occidental hace sobre los actores implicados en la confrontación al crear héroes y villanos a voluntad.

  ¿Y quiénes son los protagonistas? La OTAN, integrada por los Estados Unidos y los gobiernos de la Comunidad Europea que utilizan como ariete a Ucrania en contra de la Federación de Rusia. En el medio, la ONU incapaz para establecer mesas de diálogo a fin de acabar con las hostilidades. 

¿Es esta conflagración una secuela de la guerra fría, que sigue siendo guerra, pero ya no tan fría? Temo que la respuesta sea afirmativa. Parece que, a pesar de la muerte del socialismo soviético, los gobiernos de Washington no logran disipar de su cabeza los fantasmas del comunismo, a tal grado que continúan viendo a Rusia como el enemigo ancestral.

Recordemos que la OTAN nació para contener el avance del socialismo en Europa, pero una vez extinto, dicha organización perdió su razón de ser y de existir, a menos que nunca haya dejado de dudar y de temer al Kremlin, lo cual parece ser el caso.

Las guerras no solo se luchan en el campo de batalla sino en muchos otros, como el político, económico, cultural, ideológico, mediático, etc. Es así como, de este lado de la frontera, se ha estigmatizado y satanizado al enemigo a partir de una rusofobia sin precedentes y santificado la intervención de esa Alianza Atlántica para legitimar el “apoyo” que los gobiernos occidentales han dado y están dando al gobierno ucraniano. 

¿Pero quién habla en nombre del orden mundial, de la ley y la justicia? Nada menos que los Estados Unidos y la Comunidad Europea. Acerca del primero es bien sabida su trayectoria; para conformar su actual territorio, los Estados Unidos invadieron y se anexaron la mitad de lo que entonces era México. Desde ese momento no han cesado de tener injerencia e invasiones en todo el orbe. Solo por citar algunas relevantes: China, Filipinas, Corea del Sur (1945), Vietnam (1950), Camboya (1955), Indonesia (1957), Afganistán (1979), Panamá (1989) Irak (1990), Yugoslavia (1999), Libia (2011)… y la lista apenas comienza.

De Europa sobra decir que, aparte de haber conquistado toda América y una enorme porción del planeta, brilla por sus últimas intervenciones democráticas cuando los eurodiputados apoyaron en 2019 a los autoproclamados presidentes interinos golpistas de Venezuela, Juan Guaidó y Jeanine Áñez, de Bolivia.

Por tal motivo afirmamos que, en tiempos de guerra, no cualquier país puede hablar de justicia ni de paz sino solo las naciones no imperialistas, como México y similares, que históricamente han proclamado su vocación pacifista en el mundo y al seno de la ONU.

* Universidad Autónoma de Zacatecas. Unidad Académica de Estudios de las Humanidades.

https://issuu.com/lajornadazacatecas.com.mx/docs/la-gualdra-526

- Publicidad -
- Publicidad -spot_img

Noticias Recomendadas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -spot_img

Últimas Noticias