15.3 C
Zacatecas
viernes, 3 diciembre, 2021

La migración forzada: la obligación del norte con el sur

Más Leídas

- Publicidad -

Por: La Jornada Zacatecas •

Por qué una persona que tiene su esposa(o) y sus hijos, algunos de ellos pequeños, sale de su casa para migrar? Se aventura a la incierta travesía de miles de kilómetros que, como selva acechante está llena de peligros: no suben a camiones de pasajeros sino que suben al techo de un tren, poca comida, decenas de grupos criminales detrás de ellos para extorsionarlos, violar a las mujeres y esclavizar a los niños. Un horror. Pues nadie hace esos viajes si no ve que es más riesgoso quedarse en su tierra que salir de ella y atravesar un país infernal para lograr llegar al lugar donde hay trabajo: Estado Unidos. Los migrantes centroamericanos son víctimas de la conocida ‘migración forzosa’: se ven forzados a salir de su casa y país, porque de lo contrario, la amenaza de las maras o el hambre pueden acabar con su familia. La expectativa de huir y llegar a la tierra donde hay empleo es la esperanza que los lanza a la travesía del peligro.

- Publicidad -

Por ello, es incongruente que un gobierno que dice defender los principios de equidad use a la Guardia Nacional contra estos migrantes y deporte a cantidades masivas de estos. Si los migrantes de Honduras o El Salvador salen huyendo de las ‘Maras’ y son regresados a su lugar de origen, es como ser llevados al matadero. Es algo muy serio y delicado: ningún gobierno medianamente decente puede hacer esto. Se argumentó, durante el gobierno de Trump, que el gobierno mexicano lo hacía porque era presionado por el personaje naranja mediante amenazas comerciales. Hipótesis que hace agua por todos lados. Sin embargo, ahora que el gobierno norteamericano ha cambiado de color ideológico (afortunadamente) se abre la posibilidad de plantear medidas más efectivas y cercanas a la realidad y los derechos humanos.

La fuerza de la asimetría salarial y de oportunidades laborales empuja el flujo de trabajo de sur a norte, no sólo en nuestro continente, también en Europa y Asia. ¿Cómo el sur puede disminuir su flujo hacia el norte? Porque la respuesta es muy clara: disminuyendo la asimetría salarial y de oportunidades. Y esto, ¿cómo se hace? Pues haciendo que haya más empleo, oportunidades educativas y menos delincuencia en el sur. ¿Y quién tiene la responsabilidad de promover eso?, pues evidentemente los propios gobiernos del sur y la solidaridad (obligada) del norte. El norte debe hacer algo para generar procesos de desarrollo en el sur: las ganancias que han obtenido del trabajo y las ventadas absolutas por las relaciones asimétricas con ellos; obliga al norte a colaborar con el desarrollo de sur, que a fin de cuentas es lo que puede aminorar el flujo migratorio que tanto criminalizan. Así las cosas, México y EEUU pueden colaborar para detener la migración forzosa atendiendo sus causas. Falta pensar (también) en la propia migración mexicana.

- Publicidad -
- Publicidad -

Noticias Recomendadas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -spot_img

Últimas Noticias