11.8 C
Zacatecas
lunes, 8 agosto, 2022
spot_img

Dinero y campañas electorales en México y en Estados Unidos

Más Leídas

- Publicidad -

Por: RAYMUNDO CÁRDENAS HERNÁNDEZ •

Una de las propuestas que integran la llamada revolución política de Bernie Sanders, aspirante socialista a la candidatura demócrata a la presidencia de Estados Unidos, es una reforma constitucional para eliminar la influencia del “gran dinero”, o de “Wall Street” en la política norteamericana. El senador Sanders no se detiene para señalar que el gran capital utiliza el financiamiento de la clase política para imponer sus intereses particulares, tanto en el capitolio, Poder Legislativo, como en la Casa Blanca, Poder Ejecutivo. Su convocatoria ha calado hondo entre la juventud norteamericana y sectores medios que han impuesto records en cuanto al número de aportaciones de pequeñas cantidades de dinero, que sumadas han alcanzado montos considerables, suficientes hasta ahora para mantener la competitividad de su campaña. Nunca como ahora un tema ético había logrado calar hondo en la política de nuestro vecino, y había quedado tan claro para millones la presencia de grandes cantidades de dinero en las elecciones transformó  la democracia en corporatocracia, o poder de las corporaciones, especialmente las financieras.

- Publicidad -

Al mismo tiempo, en nuestro país han resonado muy fuerte las palabras de la señora Rosa Isela Guzmán Ortiz, hija mayor de Joaquín El Chapo Guzmán, quien  asegura que su padre fue traicionado, pese a que apoyó “campañas” y compró protección. El periódico británico The Guardian publicó el  viernes anterior la entrevista realizada por los periodistas José Luis Montenegro y Rory Carroll, en algún punto no revelado de California, Estados Unidos.

“Mi papá no es un criminal. El gobierno es el culpable”, afirmó. “Todo lo que sé es que mi papá le dijo a su abogado que le entregara unos cheques al equipo de campaña (de un político) y exigió a cambio que lo respetaran”, reveló. “Había un pacto, no lo respetaron. Ahora cuando lo capturaron, dicen que es un criminal, un asesino. Pero no dijeron lo mismo cuando pidieron dinero para sus campañas. Son unos hipócritas”, acusó en la primera ocasión en que habla para un medio de comunicación.

El delicado asunto denunciado por la señora Guzmán Ortiz sólo actualiza un hecho denunciado una y otra vez en nuestro país: en las campañas electorales mexicanas circula demasiado dinero ilegal, originado en las arcas públicas, en corporaciones privadas como en Estados Unidos, y en el crimen organizado. Grandes cantidades de dinero abren puertas y ventanas en los grandes medios de comunicación, permiten corromper los cimientos de la democracia al transformar el voto auténtico en mercancía que se compra y se vende, y fijar, pintar o hacer circular una gran cantidad de medios de propaganda de todo tipo para imponer percepciones favorables para distintos candidatos.

Parece evidente que ese pernicioso fenómeno no desaparecerá por arte de magia ni por iniciativa de sus beneficiarios, sino cuando se convierta en bandera de millones como está ocurriendo en la campaña de Sanders. Lamentablemente, en México no han aparecido partidos y/o candidatos que en los hechos asuman una conducta ética y dejen de competir en el terreno del uso y abuso de dinero en las campañas electorales. A poco menos de un mes de que inicien las campañas electorales ya vemos ejemplos de la misma competencia abusiva por las bardas y los espectaculares, lo que permite suponer que tampoco tendremos nuevas conductas en el mercado de compra-venta de votos.

Lo que está por verse es si los electores asumen, por primera vez, que los partidos y candidatos que abusan del dinero en las campañas deben ser castigados negándoles el voto, pues ya está super comprobado que cada peso que utilizan en sus campañas lo recuperan con creces si son electos para un cargo público, y que esa conducta delictiva abre las puertas para que la administración pública sea capturada por quienes aportaron el financiamiento de esas campañas ostentosas. Así es como México se ha convertido en el reino de los “moches” y en el paraíso del crimen organizado. Es evidente que la salvación de nuestra democracia y de nuestra vida en sociedad no está en otra parte más que en la voluntad de cada uno de nosotros. Mantener la misma conducta tolerante sólo profundizará los problemas que padecemos. Hay que expresar nuestro repudio a partidos y candidatos que abusen del dinero en la campaña.

Ojalá que la difusión amplia que está recibiendo en las redes sociales la campaña de Bernie Sanders convenza a algún candidato zacatecano a asumir en los hechos una nueva ética política y, en ese caso, ojalá que la sociedad zacatecana sea lo suficientemente sensible para premiar y estimular esa nueva conducta. Debemos asumir que existe el riesgo de que la desesperanza y la desconfianza en los políticos puede conducirnos a no valorar conductas positivas y a que el escepticismo generalizado se convierta en el mayor obstáculo de los cambios que requerimos con urgencia.

- Publicidad -
- Publicidad -spot_img

Noticias Recomendadas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -spot_img

Últimas Noticias